PRIORIDADES PARA LA REUNIÓN SOLICITADA

Madrid exigirá a Sánchez desbloquear ya la estación de Chamartín y el acceso al Wanda

El ayuntamiento prepara una lista de prioridades para trasladar al presidente si se celebra el encuentro solicitado. Entienden que la "inacción presupuestaria" está perjudicando a la ciudad

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicelacaldesa, Begoña Villacís. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicelacaldesa, Begoña Villacís. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid tiene en el punto de mira al Gobierno central. José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís esperan reunirse con Pedro Sánchez próximamente, al entender que “la ciudad se está viendo perjudicada por la inacción presupuestaria y la falta de inversión”, según explican desde el consistorio a este diario. El ayuntamiento considera que el Ejecutivo nacional no puede continuar paralizando infraestructuras de primer orden y ya tiene preparada una lista de peticiones que presentará en la reunión si esta termina por confirmarse. La pidieron este jueves.

“Son inversiones absolutamente imprescindibles y necesarias”, llegó a decir el alcalde después de la primera junta de gobierno con la que estrenaron el curso político. La prioridad de la nueva Concejalía de Desarrollo Urbano que dirige Mariano Fuentes (Ciudadanos) es desbloquear cuanto antes operaciones que llevan tiempo esperando en un cajón y que dependen sí o sí de un acuerdo con el Gobierno nacional. De ahí las prisas que muestran los máximos dirigentes de la ciudad en que se fije ya un primer encuentro.

El primer asunto encima de la mesa es la remodelación de la estación de Chamartín —cuyas obras dependen del Ministerio de Fomento— y que se ha establecido como el verdadero eje de la operación Madrid Nuevo Norte, además de la futura sede de Adif. El consistorio aprobó el pasado mes de julio el proyecto urbanístico en el pleno municipal por unanimidad, superando un bloqueo que ya acumulaba 26 años. Contempla la construcción de 10.500 viviendas y un nuevo distrito financiero en el norte de la capital, además de la reforma de la estación ferroviaria. Este último punto, sin embargo, es competencia de la cartera que actualmente ostenta el socialista José Luis Ábalos y supone un punto central para que el resto de la operación siga prosperando.

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, junto al ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE)
El presidente en funciones, Pedro Sánchez, junto al ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE)

Entre el resto de actuaciones que el ayuntamiento tilda de “prioridades” se encuentran los accesos al Wanda Metropolitano. En concreto, la incorporación del tronco central a la parte norte y la mejora de la vía de servicio sentido norte en la M-40. La urgencia, insisten desde el consistorio, recae en las necesidades de los usuarios del estadio y, sobre todo, de los vecinos de la zona, que exigen que todos los accesos queden resueltos lo antes posible para que la afectación dentro del barrio sea la menor posible.

Por otro lado, recuerdan fuentes consistoriales, está el soterramiento de las vías de Cercanías (y también de mercancías) que cortan el distrito de Arganzuela, desde la estación de Delicias hasta Atocha. Un asunto que desapareció de los últimos Presupuestos Generales del Gobierno de Sánchez (que no salieron adelante), a pesar de que se encontraba ya aprobado en el anterior ejercicio (aún bajo la administración central del PP) y estaba listo para ser ejecutado.

De hecho, la comisión de Presupuestos del Congreso aprobó el pasado año una enmienda del grupo municipal de Ciudadanos por valor de 10 millones de euros para desarrollar el soterramiento. La partida desapareció de las cuentas socialistas y el Ejecutivo optó por dividirla en las previsiones de 2021 (un millón) y 2022 (los nueve restantes).

Por último, el nuevo consistorio insistirá al Gobierno central en los carriles bus-VAO de la A-2, que también contaban con un proyecto redactado, aunque nunca se llegó a presupuestar la obra. Es un caso llamativo, porque la creación de estas variantes ya aparecía en el plan A de calidad del aire del anterior Ejecutivo municipal, que preveía infraestructuras reservadas para el transporte público y la necesidad de "establecer un marco de colaboración y coordinación con el resto de administraciones", teniendo en cuenta que las vías radiales de acceso y salida a Madrid son competencia del Estado. Sin embargo, continúan sin avances.

Entre las peticiones de Almeida y Villacís, estará también un nuevo acceso de la M-40 a Villaverde, que ya salió a colación en el mes de abril bajo la batuta del Gobierno de Manuela Carmena. El exdelegado de Urbanismo defendió este nuevo acceso para que los vecinos dejaran de rechazar la nueva plataforma logística de 52.000 metros cuadrados que la constructora Pavasal levanta en la zona, mientras que Fuentes —actual concejal— ya dejó claro esta semana a los vecinos que no se pondrá en marcha hasta que la movilidad esté garantizada en la zona.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios