ÁNGEL GARRIDO SERÁ CONSEJERO

Ayuso 'venderá' la bajada de impuestos a la espera de que la oposición reviva su pasado

Ayuso inicia este martes la última etapa del camino a la presidencia. Su discurso se centrará en 10 ejes de su programa, sabedora de que la izquierda la acorralará con Púnica y Avalmadrid

Foto: La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Isabel Díaz Ayuso inicia este martes la última etapa del camino que la llevará a la presidencia de la Comunidad de Madrid. A las 12 de la mañana subirá a la tribuna de la Asamblea para defender su candidatura, avalada por los votos de Ciudadanos y Vox. Ayuso presentará un discurso estructurado en 10 ejes, en el que la reforma fiscal y la bajada de impuestos tendrán un peso importante. La futura presidenta (la séptima con las siglas del PP desde 1995) quiere hablar de programa, proyectos y futuro, sabedora de que el miércoles, en el turno de réplica, la oposición la acorralará con su pasado. Es decir, con Avalmadrid y con Púnica.

Ayuso 'venderá' la bajada de impuestos a la espera de que la oposición reviva su pasado

Tras casi dos meses y medio de negociaciones, tiras y aflojas e investiduras fallidas, Ayuso inicia este martes la recta final. En un discurso, que no llegará a la hora y media, la candidata popular desgranará lo que quiere para la región en estos cuatro años que 'a priori' se antojan complicados. Por primera vez el Gobierno regional se sustentará en un Ejecutivo de coalición (formado por dos partidos), que además necesita los votos de un tercero para sacar adelante leyes y presupuestos. Un experimento que con toda seguridad tendrá sus momentos de crisis.

Por todo ello, el discurso de este martes quiere intentar sentar las bases de un proyecto sólido. La Comunidad de Madrid se convertirá así en el "laboratorio liberal" del PP. No habrá grandes novedades, pero sí un resumen del programa con el que el PP se presentó a las elecciones, del acuerdo de 155 puntos alcanzado con Ciudadanos, y del acuerdo paralelo que a su vez han cerrado PP y Vox (con el beneplácito de Ciudadanos). Es decir, un cóctel de los pactos firmados con sus dos socios, que tendrán su reconocimiento en las palabras de Ayuso. La futura presidenta estructurá su discurso en 10 ejes, con la reforma fiscal y la bajada de impuestos como puntos importantes.

También hablará de empleo, transporte, sanidad, libertad educativa, familias y de "la importancia de la vertebración de la región", señalan fuentes de su equipo. Es decir, medidas para evitar el despoblamiento de los pueblos más pequeños de la comunidad, centradas en nuevas líneas de subvenciones y ayudas a la vivienda. El reglamento de la Asamblea le permite tener tiempo ilimitado en su exposición. Este martes solo intervendrá ella.

Pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE)
Pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE)

Las mismas fuentes destacan que no está previsto que Ayuso mencione en su discurso las diversas polémicas que se han publicado en las últimas semanas en los medios de comunicación: el préstamo de Avalmadrid y el posible alzamiento de bienes, los impagos del IBI, sus presuntos vínculos con Púnica o su salario en el ente semipúblico Madrid Network mientras era asesora del PP de Madrid. Ayuso quiere hablar de futuro y no de pasado, sabedora de que la oposición sacará todos estos temas el miércoles, en la segunda sesión de investidura, en sus turnos de réplica.

El miércoles, a las 10:00, se reanudará el pleno y podrá intervenir un portavoz de cada grupo parlamentario, de menor a mayor, que lo solicite durante 30 minutos. Está previsto que lo hagan todos: Podemos, Vox, Más Madrid, Ciudadanos y PSOE. Díaz Ayuso les podrá contestar individualmente o de forma conjunta y sin limitación de tiempo. Luego los grupos parlamentarios tendrán derecho a una réplica de 15 minutos cada uno y la intervención de la candidata, nuevamente sin limitación de tiempo, cerrará el debate.

Desde el PP, dan por descontado que Podemos, Más Madrid y PSOE centrarán sus intervenciones en el pasado de Ayuso. Y que los ataques serán constantes. Ciudadanos y Vox mantendrán un perfil bajo en este tema, aunque la formación naranja ya ha recordado de nuevo este lunes que durante estos cuatro años de legislatura se tendrán que apartar del Gobierno todas aquellas personas que sean imputadas judicialmente en un caso de corrupción. Por último, se producirá la votación. Si Ayuso consigue el voto favorable de la mayoría absoluta de la Cámara (67 diputados), lo que está previsto, obtendrá la confianza de la Asamblea y podrá tomar posesión del cargo la próxima semana.

El acuerdo ya firmado con Ciudadanos conlleva que el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid pasará de las nueve consejerías actuales a 13. Era lo previsible, ya que al ser un Ejecutivo de coalición, ambas partes negociaron un aumento de la estructura para que hubiera un mayor reparto de las funciones. De las 13 consejerías, siete son para los populares y seis para los naranjas. Las siete consejerías del PP tendrán las siguientes competencias: Presidencia, Interior, Emergencias y Desarrollo Local; Hacienda y Función Pública; Sanidad; Educación y Juventud; Justicia; Ordenación del Territorio y Vivienda; Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad. Es decir, la sanidad, la educación, el urbanismo, la vivienda y Justicia recaen en los populares.

Las consejerías de Ciudadanos recogerán así las siguientes competencias: Portavocía del Gobierno, Deporte y Transparencia; Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo; Universidades e Innovación; Asuntos Sociales y Familia; Transportes e Infraestructuras, y Cultura y Turismo. Los de Ignacio Aguado gestionarán también en solitario los transportes madrileños y con toda seguridad tendrán la dirección del metro. Este acuerdo tiene matices. Aguado pactó con Ayuso que su formación también tenga representantes en dos de las consejerías más sensibles: la de Hacienda y la de Sanidad.

Díaz Ayuso (de pie), junto al portavoz de Cs, Ignacio Aguado, y la líder de Vox, Rocío Monasterio (detrás).
Díaz Ayuso (de pie), junto al portavoz de Cs, Ignacio Aguado, y la líder de Vox, Rocío Monasterio (detrás).

La primera es la que organiza la caja del Ejecutivo regional. La que hace cada año los presupuestos regionales y dice en qué se puede gastar y en qué no. Unos presupuestos que en 2019 han alcanzado los 20.072 millones de euros, la cifra más alta de la historia de la Administración regional. La segunda es la consejería que más dinero maneja: Sanidad, con un presupuesto de 8.106 millones de euros en 2019. La formación de Aguado también ha arrancado un compromiso para ostentar alguna de las viceconsejerías sanitarias.

Tras la investidura, tanto Ayuso como Aguado perfilarán los nombres de su Ejecutivo. Ya están casi todos prácticamente cerrados. El objetivo es que los consejeros y los altos cargos de cada departamento tomen posesión la semana que viene. Ciudadanos, por ejemplo, tiene intención de presentar el nombre de Ángel Garrido (expresidente de la Comunidad de Madrid con el PP) como el consejero que maneje la cartera de Transportes. También maneja el nombre de un independiente para la Consejería de Economía. El PP ya tiene cerradas algunas de sus siete carteras.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios