VOX SIGUE SIN DAR SU APOYO A AYUSO

Vox rechaza el pacto de "los trileros" en Madrid y exige una reunión nacional a tres

Rocío Monasterio se ha enterado por la prensa del pacto entre PP y Cs, lo que considera "una bofetada a nuestros votantes". Exige que Rivera se siente con Abascal y Casado

Foto: El presidente de Vox Santiago Abascal. (EFE)
El presidente de Vox Santiago Abascal. (EFE)

Vox ha rechazado el pacto alcanzado este lunes entre PP y Ciudadanos para gobernar juntos Madrid, un pacto de "trileros", y ha pedido que este martes los líderes nacionales de las tres formaciones, Santiago Abascal, Pablo Casado y Albert Rivera, se sienten a negociar juntos para desbloquear los dos Gobiernos autonómicos de Madrid y Murcia, en los que los votos de Vox son indispensables. Rocío Monasterio ha dejado claro este lunes tras enterarse "por la prensa" que Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado habían llegado a un acuerdo que la candidata popular sigue sin contar con su apoyo para la investidura. "Ha sido una bofetada a los votantes de Vox", ha asegurado Monasterio.

El acuerdo en Madrid (como en Murcia) sigue lejos de alcanzarse. Vox ha respondido con rotundidad al pacto alcanzado este mismo lunes por PP y Ciudadanos para gobernar la Comunidad de Madrid. "Nos hemos enterado por la prensa. Es una bofetada a nuestros votantes (...) un juego de trileros", ha señalado Monasterio, que también ha mostrado su "perplejidad" a este anuncio cuando Vox y PP habían quedado hoy en intentar cerrar un acuerdo entre ambas partes. "Ni siquiera han esperado a que enviáramos nuestra nueva propuesta", señalan desde Vox, que también ha criticado la nueva estructura regional diseñada por Ayuso y Ciudadanos, que pasa de nueve a trece consejerías. "Solo les interesa el reparto de sillones".

Con este panorama el Pleno de investidura sin candidato propuesto para este miércoles 10 sigue como está previsto, sin candidato, a pesar de que el presidente del Parlamento madrileño, Juan Trinidad, ha vuelto a convocar este martes a todos los portavoces de los grupos parlamentarios para una nueva ronda de contactos y comprobar si ha habido algún cambio en la situación (Ayuso solo cuenta con los votos de PP y Cs, insuficientes). Monasterio ha sido clara. "No podemos dar nuestro apoyo a Isabel Díaz Ayuso".

Monasterio ha recalcado que para que haya algún cambio en su posición debe producirse lo que ya ha solicitado su jefe de filas, Santiago Abascal, esta misma mañana: una reunión este martes a tres bandas, entre Abascal, Rivera y Casado, para que los líderes nacionales asuman las riendas de las negociaciones con el objetivo de "desbloquear" las investiduras de Madrid y Murcia. Es decir, no habrá una investidura gratis. "Vox ya ha sido muy generoso con Ciudadanos, en el ayuntamiento de Madrid por ejemplo, donde Cs tiene la vicealcaldía de la capital, o en la Asamblea, donde Cs tiene la presidencia gracias a los votos de Vox", señaló Monasterio.

La presidenta de Vox en Madrid quiere que las negociaciones a nivel regional se terminen de cerrar de una vez por todas a nivel nacional. En Madrid Monasterio ya había renunciado a sentarse en una mesa a tres (tras el veto de Ciudadanos) y rebajó su exigencia a firmar simplemente un pacto a tres. "No hace falta que el señor Aguado se siente conmigo, solo que me firme el papel", señaló. Desde Ciudadanos y PP han mostrado su extrañeza por el enfado de Vox, ya que Monasterio sabía a la perfección que populares y naranjas estaban ultimando su acuerdo de gobernabilidad en Madrid. De hecho Ayuso ha reiterado este lunes tras presentar este pacto que ha recogido muchas de las peticiones de Vox.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el de Ciudadanos, Ignacio Aguado, durante la presentación de su pacto. EFE
La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el de Ciudadanos, Ignacio Aguado, durante la presentación de su pacto. EFE

Si Ciudadanos rechaza reunirse con Vox o sumarles en un acuerdo a tres bandas, Abascal ha advertido de que entonces propondrá como solución que el PP gobierne en "solitario" y que entonces "sea Ciudadanos el que se tenga que abstener". Monasterio tampoco descarta esa posibilidad en Madrid. "El problema es que se nos está acabando la generosidad y la paciencia", explican desde Vox. Monasterio no ha dudado en criticar con dureza a Díaz Ayuso, que "se presta a los juegos de Aguado" y ha señalado que a la candidata popular tiene "falta de liderazgo".

La amenaza de tener que negociar todo el verano sigue presente. Parece complicado que en menos de 48 horas (antes del Pleno del miércoles) Vox cambie de posición, por lo que el acuerdo alcanzando entre PP y Ciudadanos (155 medidas que según los populares incluyen muchas de las exigencias de Vox) se quedará en un cajón a la espera de que Ayuso pueda sumar todos los apoyos necesarios. Si no hay acuerdo esta semana el presidente del Parlamento madrileño tiene hasta el 10 de septiembre para convocar nuevos plenos de investidura. Si a esa fecha se llega sin consenso habría que repetir las elecciones.

Monasterio ha recalcado que no quiere entrar en ningún Gobierno madrileño y ha pedido que se respete a los votantes de Vox. También ha criticado con dureza que PP y Ciudadanos ya se hayan repartido las consejerías en Madrid, aumentando incluso la estructura y pasando de nueve a trece. "Teniendo en cuenta que la deuda en la comunidad es de 33.000 millones", ha explicado la presidenta de Vox en Madrid. "Parece que quieren gastar más para satisfacer la voracidad de Ciudadanos". De hecho, la formación conservadora quiere proponer todo lo contrario, un adelgazamiento de la Administración regional.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios