Acusado de un delito de homicidio

Detenido por ayudar a morir a su mujer, enferma terminal, con una sustancia letal

El hombre, que pasará este viernes a disposición judicial, está acusado de un delito de homicidio. La inducción al suicidio está supone una pena de entre seis a diez años de prisión

Foto: Summa 112 de la Comunidad de Madrid (Archivo)
Summa 112 de la Comunidad de Madrid (Archivo)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Un hombre fue detenido el miércoles por suministrar una sustancia letal a su mujer, enferma letal por esclerosis múltiple desde hacía treinta años, que dependía de los ciudados de su marido. El arrestado, que pasa a disposición judicial este viernes, se enfrenta a un delito de homicidio en base al artículo 143 del Código Penal, el cual penaliza con entre seis y diez años de cárcel a quien induzca el suicidio de una persona hasta su muerte.

Ángel Hernández, de unos 70 años de edad, detenido el miércoles por la muerte de su mujer, María José Carrasco, enferma desde hace tres décadas de esclerosis múltiple, dependiente de su marido, quien reclamó que el Congreso aprobara una ley de eutanasia.

La detención tuvo lugar este miércoles, cuando los agentes se personaron en un casa ubicada en la calle Federico Carlos Sáinz de Robles, en el madrileño distrito de Moncloa-Aravaca. El SUMMA solicitó un indicativo porque en el interior de la vivienda había una mujer fallecida.

El arrestado, según las mismas fuentes, manifestó que le había suministrado una sustancia para provocarle la muerte a su mujer porque se encontraba en fase terminal. Se encarga de la investigación el Grupo V de Homicidios mientras que los sanitarios del SUMMA sólo confirmaron el fallecimiento de la mujer, han señalado a Europa Press fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Según han adelantado en Cuatro y Telecinco, la mujer estaba enferma de esclerosis múltiple desde los 32 años y su marido quiso ayudarla a morir porque así lo deseaba ella. Durante todo este tiempo, habría estado dependiendo de los cuidados de su pareja, que le administraba morfina para ayudarle a calmar los dolores.

Tras la detención, el hombre se encuentra ahora en los calabozos de la comisaría de Tetuán. Está acusado de un delito de homicidio. Según el artículo 143 del Código Penal, el que induzca al suicidio a otro hasta la muerte está penado con una pena de seis a diez años de prisión.

No obstante, "el que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas".

"Para que su deseo se cumpla"

Hernández ha explicado en una carta dirigida a la asociación Derecho a Morir Dignamente el pasado 10 de marzo, que el motivo por el que suministró tal sustancia fue el deseo expreso de su mujer de poner fin a su vida. En la nota, el detenido explica que la enfermedad de María José Carrasco le provocó un estado discapacidad del 82% e insiste en que estuvieron años detrás de que aprobaran su eutanasia.

"Esta historia quedará concluida cuando María José en su derecho a poner fin a su malvivir y en uso de su libertad decida seguir adelante con su suicidio. Es evidente que el deseo de María José a fin de que se cumpla necesita que se la ayude, por su incapacidad a realizarlo por ella misma, y como es una constante en ella demandar ese auxilio no habrá más remedio que proporcionarle esa ayuda para que su deseo se cumpla", afirma el marido en declaraciones recogidas por Efe.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios