TODOS LOS GRUPOS RECHAZAN SU ENMIENDA

El Congreso sigue adelante con la ley de eutanasia y el PP de Casado se queda solo

Todos los grupos políticos se oponen a la enmienda a la totalidad del PP y reprochan duramente la propuesta de los populares. La regulación de la eutanasia continúa su camino

Foto: El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)

La ley de eutanasia sigue adelante después de haber superado su primer escollo en el Congreso de los Diputados: todos los grupos políticos votaron en contra de la enmienda de totalidad presentada por el PP de Pablo Casado (solo respaldada por UPN), que considera el texto del PSOE admitido a trámite el pasado junio "una agresión a los principios y valores constitucionales que se invocan por algunos para la legalización de la eutanasia". La ley, que podría suponer una regulación histórica en España, sigue a partir de este jueves su tramitación parlamentaria (entrará en fase de enmiendas parciales).

La diputada popular Cortés Bureta salió a la tribuna para defender el texto alternativo de su formación y dejar claro su no rotundo a la ley de los socialistas. “Mi mensaje es para las personas que están escuchándonos, y en nuestra defensa nunca estará terminar con la vida. Defendemos la buena muerte y que la buena muerte forme parte de una vida digna”, explicó la parlamentaria, que cosechó fuertes críticas desde el resto de partidos. En primer lugar, por proponer un texto legislativo ya existente. El diputado del PNV Joseba Agirretxea tildó la propuesta de “burda copia”, reprochando que “no aporta ninguna novedad a la legislación sanitaria” y mostró su enfado y “bochorno” por “jugar frívolamente con un asunto de tanta importancia”. Los nacionalistas vascos insistieron en que “nadie hace leyes para matar a nadie”.

La diputada de EH-Bildu Marian Beitialarrangoitia insistió en el “derecho a la vida digna” y elegir “el momento digno para morir”, exigiendo que la ley debe dar herramientas para ese fin. En este caso, EH Bildu aboga no solo por despenalizar la eutanasia sino por reformar el artículo 143 del Código Penal en el que se castiga con penas de cárcel al que “cause o coopere” con actos para la muerte de otro incluso por petición expresa.

Los grupos catalanes fueron igual de críticos con el PP. El diputado del PDeCAT Sergi Miquel i Valentí reprochó a los populares “los moralismos sobre lo que está bien y lo que está mal, lo que es digno o indigno” y recordó que lo más importante es no obligar a nadie a vivir una vida llena de sufrimientos. “Nuestro compromiso es sin duda disponer de un buen servicio de paliativos si así lo desea el paciente. Pero si alguien quiere terminar con su vida de forma digna, hay que estar a su lado”, concluyó. También en ERC tildaron de “frivolidad política” la comparación de los populares “de la legalización de la eutanasia con el suicidio o el asesinato”. El parlamentario Joan Olòriz insistió en que nadie debe decidir cómo se gestionan los momentos más duros de la vida o si alguien debe morir “antes o después”.

El grupo de Ciudadanos también votó en contra de la enmienda popular. El diputado Paco Igea insistió en que antes de desarrollar la regulación de la eutanasia debe salir adelante la propuesta de su partido sobre cuidados paliativos, que sigue su tramitación tras un año y medio. Recordó que se oculta información, porque la mayoría de enfermos que se trata en paliativos no saben ni siquiera que lo están y que lo que les ocurre no tiene curación. “No necesitan ni quieren beatos o intelectuales, los enfermos necesitan que los acompañen”, zanjó.

 La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra (c), durante el pleno. (EFE)
La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra (c), durante el pleno. (EFE)

El socialista Jesús María Fernández fue el encargado de defender el texto original del PSOE reprochando a los populares acudir al Congreso “con los mismos argumentos”, que son que el PSOE “crispa y divide”. Y eso que, insistió el parlamentario del grupo del Gobierno, “el PP no suprime las leyes cuando gobierna, porque siempre arrastra los pies”. Fernández aseguró que el PP “no representa la mayoría social” y recordó que se opuso a dos leyes de cuidados paliativos en 2012 y 2015.

Solo el diputado de UPN, Carlos Salvador, defendió la postura del PP: “La dignidad está en el ser humano, no en sus condiciones de vida”, aseguró, para reprochar también que todavía no exista una red nacional de cuidados paliativos, añadiendo que no consideran que la eutanasia vaya a ser una “práctica igualitaria”, sino que se aplicará finalmente a las personas “más débiles y que están más solas”.

La futura ley socialista, que continúa ahora en fase de enmiendas parciales, establece que el derecho a la eutanasia es el que tienen las personas que requieren cuidados paliativos por una enfermedad grave e incurable y también aquellas “que deciden no vivir más” en casos de discapacidad grave crónica y que padezcan un “sufrimiento insoportable”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios