en un año 45 trabajadores tramitan 92.000 expedientes

Estrés, fatiga, botón del miedo y un año sin dar citas: así es el centro de arbitraje laboral

La plantilla del SMAC madrileño está tan saturada de trabajo que la evaluación de los riesgos psicosociales ha salido muy mal

Foto: La sede del SMAC, en la calle Princesa de Madrid.
La sede del SMAC, en la calle Princesa de Madrid.

El Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de la Comunidad de Madrid está al borde de su capacidad. En la actualidad solo hay siete despachos operativos para que empresarios y trabajadores intenten alcanzar un acuerdo en reclamaciones de índole laboral, un paso previo imprescindible antes de ir a juicio. Pero en el apartado de 'cantidades', es decir, cuando un empleado solicita el arbitraje de la administración para reclamar nóminas impagadas, el SMAC está totalmente colapsado. De hecho, no se dan citas desde junio del año pasado y al trabajador solo le queda la opción de acudir directamente a los tribunales.

Los recursos son tan escasos que los sindicatos han conseguido, tras mucho esfuerzo, que la División de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Trabajo de la Comunidad haga una evaluación de los riesgos psicosociales que sufren los trabajadores del SMAC, con unos resultados preocupantes: estrés, fatiga, elevada carga de trabajo e incluso algunos episodios de violencia. En algunos capítulos de esa evaluación la puntuación ha sido la de 4, la peor posible. "Si un inspector de trabajo pone por ejemplo un cuatro en la evaluación de los riesgos de una obra tiene que paralizarla", explican fuentes sindicales.

El objetivo del SMAC es que los empresarios y trabajadores madrileños intenten llegar a un acuerdo antes de ir a juicio en aquellos asuntos relacionados con un contrato de trabajo: despidos, sanciones disciplinarias, reclamaciones de cantidad (deuda económicas), clasificación profesional y conflictos colectivos. En 2017 (últimos datos), este servicio regional de arbitraje y conciliación resolvió 92.835 expedientes. Más de la mitad, 51.412, versaron solo sobre despidos, una cifra que supone un crecimiento del 6,5% respecto al año anterior.

Aquí ya hay un embudo. "Actualmente, hay siete despachos del SMAC funcionando, con dos trabajadores cada uno, un abogado y un administrativo, cuando debería haber once. Prácticamente solo para expedientes de despidos", señalan fuentes sindicales. Estamos hablando de una media de 191 expedientes resueltos por cada día hábil de trabajo, una carga muy importante para la reducida plantilla del SMAC, formada actualmente por 45 empleados, entre funcionarios, laborales e interinos. El segundo tipo de expediente que se más se resolvió en 2017 fue el de reclamaciones de cantidad, es decir, nóminas sin pagar: 28.127 expedientes.

La consejera de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, de la que depende el SMAC. (EFE)
La consejera de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, de la que depende el SMAC. (EFE)

Pero aquí el embudo ha dado paso al tapón. La mayoría de expedientes resueltos en 2017 son del primer semestre del año o acumulados de 2016, "porque desde junio de 2017 ya no se dan nuevas citas para reclamaciones de cantidad. Así llevamos un año. La única posibilidad es que el trabajador vaya a juicio directamente. No hay acto de conciliación previo. Y eso para deudas pequeñas en un fastidio", señalan fuentes sindicales. Además de incumplir la Ley reguladora de la Jurisdicción Social. La Defensora de la Abogacía del Colegio de Abogados de Madrid ha detectado el mismo problema.

"Se están señalando conciliaciones solo para despidos, sanciones y en algunos casos puntuales para modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y vulneraciones de derechos fundamentales. La causa no es otra: el SMAC no tiene personal ni medios. A los 30 días de haber presentado la papeleta de conciliación el trabajador debe acudir nuevamente con el original sellado para que le certifiquen que no se ha producido ni se va a producir la conciliación por causas estructurales, quedando expedita la vía judicial".

El Colegio de Abogados de Madrid recalca que "la carencia de medios personales y materiales para atender la demanda de solicitudes que tienen es enorme, pero hasta la fecha no hemos obtenido información de cómo van a solucionar el problema. No cesaremos de insistir al respecto, toda vez que dichas carencias y anormal funcionamiento redunda en perjuicio de los ciudadanos y de los abogados que asumen la defensa de sus intereses en dicho ámbito, así como de la propia administración de justicia, toda vez que se judicializan muchos asuntos que podrían haberse solucionado mediante conciliación previa".

La carga de trabajo asumida por los empleados del SMAC es tal que UGT logró, tras dos años de peticiones, que la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda realizara una evaluación de los riesgos psicosociales de la plantilla. ¿Los resultados? Estrés, fatiga y algunos episodios de violencia, tanto interna (entre compañeros) como externa (entre la gente que acude al servicio de mediación). Algunos de esos riesgos obtuvieron la puntuación de cuatro, el máximo. Además, los sindicatos no estuvieron de acuerdo con la redacción de las conclusiones, ya que se "dulcificaron las medidas correctoras a adoptar", por lo que se ha puesto una denuncia ante la Inspección de Trabajo, que ya ha abierto la correspondiente acta.

Los juzgados de Plaza Castilla de Madrid. (EFE)
Los juzgados de Plaza Castilla de Madrid. (EFE)

"Hasta los interinos se quieren ir. Nadie quiere trabajar en el SMAC. Además, no hay espacio físico para ampliar los despachos ni está previsto que el servicio regional sume nuevas sedes", explican los trabajadores. UGT consiguió también que se reuniera a finales de junio el Comité de Seguridad y Salud Laboral para analizar las medidas correctoras previstas para eliminar esos riesgos e iniciar un plan de seguimiento para ver cómo se aplican. De momento, la consejería ha enviado una carta a la plantilla señalándoles que "en la evaluación de los riesgos psicosociales se ha detectado un riesgo en las relaciones interpersonales debido a la posible existencia de conflictos. Recordando que no se van a tolerar conductas de violencia o acoso laboral en la Dirección General de Trabajo os informamos que la Comunidad de Madrid ha aprobado dos protocolos". Uno contra el acoso y otro contra la violencia en el trabajo.

También ha ordenado reconocimientos médicos a toda la plantilla "independientes al de la campaña anual" y que se han realizado con los medios propios del Servicio de Prevención de la consejería. "Hay que trabajar allí para ver cómo es el SMAC. No hay que olvidar que se están intentando resolver conflictos". Los trabajadores consiguieron que se instalara una especie de botón del miedo en cada despacho para avisar a los vigilantes si hay algún problema. "Hay de todo. Un infarto con resultado de muerte, agresiones a abogados, varias intervenciones del Samur por ataques de epilepsia, bajadas de tensión...", explican trabajadores del SMAC.

Un portavoz de la consejería reconoce que el servicio tiene "carga de trabajo" y que el objetivo es ampliar la plantilla. "En la última oposición de técnicos de la administración nadie eligió el SMAC, y no se pudo recurrir a la bolsa de interinos porque estaba agotada. Ahora se va a sacar un concurso específico para ampliar los medios humanos de este servicio", señalan desde la consejería, que reconocen que se está priorizando las reclamaciones relacionadas con los despidos porque estas tienen una prescripción de 20 días, cuando las reclamaciones por impagos de nóminas tienen más margen, hasta un año. "Se trata de ser lo más eficiente posible con los recursos disponibles".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios