ya tiene agrupaciones en municipios de más de 10.000 habitantes

Cs gana músculo para destronar a Cifuentes: 30 afiliados por semana y ya tiene 88 sedes

Ciudadanos Madrid suma ya más de 5.000 militantes y 18.000 simpatizantes. Desde las elecciones catalanas las previsiones se han desbordado. Sondeos internos les dan cinco diputados más

Foto: El nuevo Comité Autonómico de Ciudadanos Madrid, con Ignacio Aguado al frente
El nuevo Comité Autonómico de Ciudadanos Madrid, con Ignacio Aguado al frente

Todos los expertos coinciden en señalar que la estructura de un partido, su tejido, su músculo en número de afiliados y sedes, son factores claves a la hora de poder hacer una buena campaña y tener un buen resultado en cualquier cita electoral. Ciudadanos Madrid se ha propuesto destronar a Cristina Cifuentes del Gobierno regional en los comicios de 2019 y la formación naranja ha empezado a ganar cuerpo en el último año, un crecimiento que se ha disparado desde que Ciudadanos fuera la fuerza más votada en las últimas elecciones catalanas.

Ciudadanos ya supera en Madrid los 5.000 afiliados, más de 1.000 ganados en el último año. Además, desde el triunfo en los comicios catalanes la formación suma en la región una media de 30 nuevos militantes a la semana. En cuanto al número de simpatizantes (un rango inferior al de afiliado), la lista supera los 18.000 nombres. Además, el partido ya tiene 88 agrupaciones, incluyendo todos los distritos de la capital y todos los municipios de Madrid de más de 10.000 habitantes. "Ya tenemos presencia en el 96% del territorio", señalan desde la secretaría de organización.

La dirección nacional tiene claro que es esencial para el crecimiento del partido empezar a gobernar y ya ha anunciado que en 2019 los pactos no serán meramente de investidura, como ahora sucede en Madrid, Andalucía, La Rioja y Murcia. En ese sentido, la formación está trabajando ya en planes específicos por comunidades autónomas elaborados desde el Área de Organización con la participación de otras secretarías para potenciar posibles resultados en toda España. La lucha de las grandes plazas, empezando por Madrid, es una prioridad. Y eso que ahora Ciudadanos es la cuarta fuerza en el Parlamento madrileño con 17 diputados.

Las encuestas internas que manejan son positivas, y lo más importante, tienen un alto grado de mejora. Porque están hechas antes de las elecciones catalanas, en el otoño de 2017. En la comunidad de Madrid Ciudadanos subiría de 17 a 22-23 escaños y el PP de Cristina Cifuentes perdería entre dos y tres. La formación sube en todos los municipios analizados, en algunos de ellos muy sorprendentemente. "Y lo más importante, mejoramos los resultados en los cuatro municipios donde gobernamos". Incluido Valdemoro, donde una moción de censura les arrebató el año pasado la Alcaldía.

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, junto a Cristina Cifuentes.
El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, junto a Cristina Cifuentes.

Para canalizar todo este crecimiento Ciudadanos acaba de crear el Comité Autonómico de Madrid, formado por 17 personas y con el objetivo "ambicioso y realista" de "gobernar Madrid en 2019". Un comité en el que están presentes los seis coordinadores de área, las seis zonas en las que Ciudadanos divide estratégicamente la región. A 31 de diciembre de 2017, el partido contaba en Madrid con 4.865 afiliados, pero esta semana ya superan los 5.100. "Desde las elecciones catalanas estamos ganando una media de 30 militantes a la semana". Afiliados que pagan sus 10 euros mensuales de cuota.

Ciudadanos también cuenta con la figura del simpatizante, que no paga ninguna cuota pero que participa también en las reuniones de las agrupaciones, en las elecciones y puede colaborar económicamente con el partido. Ya hay 18.218, según los últimos datos. La dirección de la formación en Madrid cree que el crecimiento de su estructura va a ser imparable y puede sufrir un nuevo 'boom' según se vayan acercando las elecciones de 2019. No obstante, de momento están muy lejos de los 69.000 militantes que el PP tiene en la comunidad. "Las expectativas son positivas. Actualmente estamos negociando con cuatro partidos independientes con representación en ayuntamientos que quieren unirse al partido", señalan desde la secretaría de organización.

El mejor termómetro para Ciudadanos, no obstante, se traduce en los múltiples mensajes que están recibiendo de militantes del PP y de cargos públicos y ex cargos populares que les transmiten su intención de irse con ellos, de cambiar el azul por el naranja. Como está pasando en Las Rozas. El PP, por su parte, sabe que su principal rival político es Ciudadanos. La relación entre Ignacio Aguado y Cristina Cifuentes, socios de investidura, se ha ido deteriorando a lo largo de la legislatura y ambos partidos esperan que empeore aún más según se acerquen los comicios de 2019. Sobre todo si las encuestas siguen mejorando los resultados de Ciudadanos, que se nutre principalmente de votantes del PP.

La tensión crece y el tono verbal se endurece. A Ciudadanos le está funcionando su estrategia de ser contundentes contra la corrupción. Escenarios para hacerlo no le faltan, sobre todo cuando los casos Púnica y Lezo golpean con frecuencia al PP de Madrid. Por su parte, la doble estrategia de los populares se centra ahora en transmitir los mensajes de la buena gestión que está haciendo Cifuentes y en la única opción de centro derecha es el PP, y que Ciudadanos se ha convertido "en el tonto útil de la izquierda". Lo que está claro es que la batalla electoral entre naranjas y populares no ha hecho más que empezar.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios