Airbnb: El borrador del plan de pisos turísticos de Carmena veta las licencias en Sol y Letras. Noticias de Madrid
cinco barrios se suman a la moratoria del centro

El borrador del plan de pisos turísticos de Carmena veta las licencias en Sol y Letras

El plan busca combatir el impacto en el precio de los alquileres y prevé la moratoria en la concesión de licencias en Centro y los barrios de Argüelles, Palos de Moguer, Recoletos, Goya y Trafalgar

Foto: El barrio de las Letras de Madrid, situado en el distrito Centro, es uno de los que tienen mayor porcentaje de población alojada que residente. (EFE)
El barrio de las Letras de Madrid, situado en el distrito Centro, es uno de los que tienen mayor porcentaje de población alojada que residente. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid aprobará en la Junta de Gobierno de la próxima semana un plan especial de alojamientos turísticos mediante el que se exigirá una licencia de hospedaje a los propietarios que destinen su vivienda a este fin más de tres meses al año. La pretensión es llevarlo al pleno municipal con la mayor brevedad posible, para inmediatamente después de su aprobación establecer una moratoria de un año en la concesión de estas licencias, dentro del uso terciario hotelero como parte del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La moratoria afectará a todo el distrito Centro, y según el borrador al que ha tenido acceso este diario, en los barrios de Sol y Letras se vetarán las nuevas licencias de forma indefinida, hasta aplacar la saturación de pisos turísticos. En ambos barrios hay un mayor porcentaje de plazas para alojamiento turístico que para uso residencial.

El borrador del nuevo plan, que busca combatir el impacto de la turistificación en el precio de los alquileres y la "expulsión de población" residente, también prevé extender la moratoria a otros cinco barrios: Palos de Moguer (distrito de Arganzuela), Recoletos y Goya (ambos en el distrito de Salamanca), Trafalgar (distrito de Chamberí) y Argüelles (distrito de Moncloa-Aravaca). En el distrito Centro, la moratoria afectará tanto a las licencias para pisos turísticos como a edificios enteros de uso residencial que busquen reconvertirse en hoteles, una dinámica del sector inmobiliario durante los últimos años.

El borrador del plan de pisos turísticos de Carmena veta las licencias en Sol y Letras

La moratoria de un año en estas zonas de la ciudad se corresponde con el tiempo previsto para la redacción y tramitación del plan, y no se descarta que se prorrogue otro año más. Asimismo, está en los planes del Gobierno municipal de Ahora Madrid, liderado por Manuela Carmena, valorar en qué barrios se sobrepasa un determinado porcentaje de pisos turísticos en relación a las viviendas de uso residencial para resolver si se conceden nuevas licencias en el futuro, una vez tramitado el plan. "Para su implantación como uso compatible, se comprobará el porcentaje de usos complementarios existentes en cada inmueble para que estas nuevas implantaciones no superen los porcentajes determinados en cada norma zonal u ordenanza particular", según recoge el texto.

Se trata de una suerte de 'numerus clausus', según explican fuentes del área de Desarrollo Urbano Sostenible, y aunque todavía no se ha determinado el porcentaje concreto, este sería el caso de los barrios de Sol y Letras, como señalan las mismas fuentes. En Sol, el porcentaje de población alojada sobre población residente es del 178,15%, y en Letras del 116,25%. En el primero, el número de viviendas turísticas es 29 veces mayor a la media de la ciudad, cuando la media general del distrito Centro supera en 11 veces a la del total de Madrid, mientras que en el segundo es de 16 veces.

Otros barrios señalados literalmente con números rojos en la propuesta del plan son Aeropuerto, con un porcentaje de población alojada respecto a la residente del 50,34% y el colindante Rejas, con el 66,47%, ambos situados fuera de la almendra central y en las cercanías del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. En todas estas zonas, la capacidad de plazas de alojamiento turístico genera una población flotante que condiciona tanto el espacio privado como el público, como subraya un estudio municipal de alojamientos turísticos.

La mayoría de los pisos turísticos están comercializados por la plataforma Airbnb, que representaría el 80% de la oferta. El número de plazas hoteleras en toda la ciudad se sitúa en las 108.268, de las que el 40,19% se sitúa en el distrito Centro, y las plazas alquiladas vía Airbnb —sin licencia ni imposición fiscal hasta la fecha— ascienden ya a las 42.462. De estas últimas, 23.381 corresponden al distrito Centro (más del 55% del total de la oferta).

El impacto sobre el precio de los alquileres, al reducirse la oferta de viviendas para fines residenciales, puede apreciarse en el nivel de renta de las poblaciones. Así, en Centro, la renta media neta por hogar es de 30.197 euros, mientras la media dentro de la almendra central es de 46.759 euros. Según se concluye en el estudio antes referido, "el indicador de renta disponible permite identificar dónde pueden producirse impactos más relevantes en la situación económica de los ciudadanos si los factores que elevan el precio de los bienes básicos, entre ellos la vivienda, se ven alterados". Precisamente, el precio medio del alquiler por metro cuadrado en Centro pasó de estar por debajo de los 14 euros a superar los 18 en apenas tres años, más del doble de la media.

La propuesta del plan ha sido criticada desde la Comunidad de Madrid, que preside la popular Cristina Cifuentes, por generar "confusión, caos e inseguridad jurídica". Según han explicado a EFE fuentes de Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, "se confirma que el ayuntamiento es experto en lanzar titulares e información incompleta que luego es incapaz de explicar". En este sentido, ha añadido que no se puede establecer una moratoria para "algo que no necesita licencia, como son las viviendas de uso turístico".

"Lo que deja claro es la falta de seriedad de sus propuestas, la constante improvisación, y el evidente desprecio a los ciudadanos y la industria turística, que genera cerca del 7% del PIB regional", han agregado las mismas fuentes. El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha apuntado por su parte que Carmena "miente a los madrileños", pues según ha afirmado "en Madrid en estos momentos el ayuntamiento no está exigiendo ninguna licencia". Por eso, para el portavoz, esta "no es una moratoria de los pisos turísticos, es la moratoria hotelera que hizo Ada Colau y que Carmena pretende establecer en Madrid"​.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios