este año ha habido seis días de refuerzo

El plus de oro de los conductores de la EMT: 200 € diarios por día de 'contaminación'

Los conductores que refuerzan 55 líneas cuando se activa el escenario dos de contaminación cobran 80 euros diarios más un día libre o 200 euros si deciden renunciar al día de descanso

Foto: Autobuses de la EMT.
Autobuses de la EMT.

La falta de lluvia y los altos niveles de tráfico en una ciudad como Madrid forman un cóctel peligroso que se traduce en graves picos de contaminación. Para intentar paliar sus nocivos efectos, el ayuntamiento que dirige Manuela Carmena activa un protocolo que establece distintos niveles de actuación en función de las concentraciones de dióxido de nitrógeno que se registran en distintos puntos de la capital. Entre esas medidas está el refuerzo de los autobuses de la EMT, con el objetivo de que los madrileños dejen su coche en casa y apuesten por el transporte público.

Ese protocolo establece cuatro escenarios. Cuando se activa el segundo (dos días consecutivos con superación del nivel de 180 microgramos/m3 o un día con superación del nivel de 200 microgramos/m3), el consistorio amplía el servicio en 55 líneas de la EMT (hay 211 líneas en toda la red). Para ello, la Empresa Municipal de Transportes cuenta con una bolsa de conductores voluntarios que están dispuestos a colaborar cuando se activan estos turnos de emergencia. La retribución es alta: 80 euros por turno más un día libre o casi 200 euros si se decide renunciar a ese día libre.

En lo que va de año, este escenario dos se ha activado en seis ocasiones: 11 de marzo, 13 y 14 de octubre, y 25, 26 y 27 de octubre. "En estos seis días se ha reforzado el servicio en esas 55 líneas", señala un portavoz de la EMT. Cada día de refuerzo tiene dos turnos, dos conductores. Esta ampliación del servicio por culpa de la contaminación se lleva a cabo "fundamentalmente en las líneas que cubren intinerarios entre la periferia y el centro de la ciudad y en las líneas que cubren itinerarios transversales entre los distritos externos a la almendra central de Madrid. El aumento de autobuses afecta a más de una cuarta parte de la red diurna de líneas de EMT, formada actualmente por 180 rutas", señala el consistorio.

La media salarial de los 8.700 trabajadores de la EMT (5.600 de ellos conductores) es de 33.662 euros brutos anuales (sin contar la antigüedad que tenga cada uno). Varios conductores consultados por El Confidencial coinciden en señalar que nunca hay problemas para cubrir esos turnos de refuerzo. "No están nada mal pagados. Trabajar un turno por 200 euros extra si renuncias al día libre no está nada mal pagado". Los conductores que se acogen a él tienen que estar en su día libre para poder participar en ese refuerzo. Estos picos de contaminación suponen pues un gasto extra para la EMT, no solo porque tiene que pagar estos pluses sino porque gasta más en combustible y mantenimiento, al poner en servicio más autobuses. La EMT cerró 2016 con 11 millones de euros de beneficio.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, de la que depende la EMT. (EFE)
La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, de la que depende la EMT. (EFE)

El escenario dos también conlleva la reducción de la velocidad de la M-30 a 70 kilómetros por hora, la prohibición de aparcar en las plazas y horario del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) dentro de la M‐30, y, cómo no, la promoción del transporte público. El Ayuntamiento de Madrid ya ha anunciado que invertirá más de 442 millones hasta el año 2020 para alcanzar la completa modernización de la flota de autobuses. El plan de inversiones (2017-2020) prevé renovar más de un millar de vehículos con una inversión superior a 328 millones de euros. Este año se han comprado 268 autobuses. Para los ejercicios 2018, 2019 y 2020, se prevé adquirir 805 nuevas unidades adicionales. El 80% de la flota está compuesto por vehículos poco contaminantes (eléctricos, híbridos, GNC o Diésel Euro V y superior).

La Comunidad de Madrid también acaba de aprobar su particular plan antipolución, un protocolo marco en el que reducirá la velocidad de la M-40, M-45 y otras vías de titularidad regional en episodios de alta contaminación. Este plan establece una serie de recomendaciones que deben incluir los ayuntamientos en sus protocolos municipales. El Gobierno regional ha establecido que las localidades con más de 75.000 habitantes (hay 15 en la región) deberán elaborar su correspondiente protocolo. La comunidad, por su parte, limitará la velocidad a 90 kilómetros por hora en la M-40, la M-45 y en radiales en tramos situados en el interior de la M-45 de acceso a Madrid cuando se active el escenario dos de contaminación.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios