CIENTOS DE PERSONAS SE CONGREGAN EN MADRID

El acto a favor de la consulta clama por el 1-O arropado por ERC, la CUP y Podemos

El Teatro del Barrio y sus alrededores consiguieron un lleno total y exigieron el derecho a decidir de todos los catalanes, entre duros reproches al Gobierno y clamando por la República

Foto: Cientos de personas asisten al acto a favor del referéndum en el Teatro del Barrio, en Madrid. (EFE)
Cientos de personas asisten al acto a favor del referéndum en el Teatro del Barrio, en Madrid. (EFE)

El acto a favor del referéndum en Madrid se celebró finalmente este domingo en el Teatro del Barrio de Lavapiés y consiguió un lleno total; no solo por las 130 butacas del interior que se ocuparon casi una hora antes de que diera comienzo el acto, sino por los otros cientos de personas que se quedaron a las puertas del Teatro colapsando la calle Zurita, cuyos accesos estuvieron controlados por efectivos de la Policía desde primera hora de la mañana. La reivindicación dentro y fuera del espacio cedido fue la misma: defender el derecho de voto de los catalanes el 1 de octubre y arremeter contra el PP de Mariano Rajoy y su gestión en la cuestión catalana.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, en la calle Zurita. (EFE)
El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, en la calle Zurita. (EFE)

Entre los asistentes políticos estuvieron Joan Tardà (diputado de ERC en el Congreso), Miguel Urbán (eurodiputado y líder de los anticapitalistas integrados en Podemos), Isabel Serra (diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid), Albano Dante Fachín (secretario general de Podem) y Núria Gibert (secretariado nacional de la CUP), Eduardo Reyes (diputado de Junts Pel Si en el Parlament), y los concejales de Ahora Madrid Montserrat Galcerán, Pablo Carmona y Rommy Arce -que firmaron el manifiesto de la plataforma-, además de representantes de las entidades independentistas como la vicepresidenta de la ANC, Natàlia Esteve y su coordinadora en Madrid, Belén Murillo, y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural. Todos ellos reprocharon el “giro autoritario” que, a sus ojos, ha dado el Gobierno para evitar que se celebre el referéndum y criticaron duramente la incautación de planchas para hacer carteles, la prohibición de actos como el de Madrid en el Matadero y el de la CUP en Vitoria, así como la identificación de activistas independentistas en los últimos días.

Todos los ponentes aseguraron que la situación actual es ya “insostenible” y afirmaron que “se retrotrae a los tiempos de la dictadura franquista”, como afirmó una de las impulsoras del acto e integrante de la plataforma ‘Madrileñ@s por el Derecho a Decidir’, Elena Martínez. Fueron Serra y Gibert las que no dudaron en hablar de “estado de excepción” en linea con lo manifestado por Pablo Iglesias hace días, asegurando que se está poniendo en cuestión el derecho de expresión y de reunión.

Se referían a este mismo acto, que el juez José Busty Bastarreche suspendió en la Nave de Terneras del Matadero de Madrid al entender que el Ayuntamiento no podía dar cobertura a un acto “a favor de la independencia”. Una decisión que a ojos de todos los asistentes supone un “atropello en los derechos y libertades de los ciudadanos”. El auto fue la respuesta a un recurso interpuesto por el grupo del PP municipal, que pedía precisamente la prohibición de que el acto se celebrara en un espacio municipal fue todavía más allá afirmando el magistrado que debía suspender el acto al entender que buscara la ruptura de España.

Los organizadores insistieron en que el acto no tiene por objetivo la independencia de Cataluña, sino que "defiende la democracia y el derecho de todos los ciudadanos de Cataluña a decidir sobre su futuro", aunque todos los ponentes tenían más intereses comunes como la defensa de la República y la crítica al partido del Gobierno primero, al Partido Socialista después y a todos los elementos que constituyeron la Transición y el Régimen de 1978. De hecho, Eduardo Reyes (Junts Pel Si) afirmó que se hizo independentista "por Rajoy", asegurando que el presidente del Gobierno es una fábrica de independentistas, en linea con Tardà que aseguró que al Estado "le vendría de perlas" que esta movilización, como tantas otras a favor del 1-0, "fuera violenta". También el presidente de Òmnium Cultural afirmó que "la mejor moción de censura al PP es llenar de papeletas las urnas el próximo 1 de octubre".

Los ponentes del acto a favor del referéndum en Madrid. (EFE)
Los ponentes del acto a favor del referéndum en Madrid. (EFE)

Más allá de la consulta catalana, la reunión pretendió dar voz al derecho a la libertad de expresión “estos días tan coartado”. Isabel Serra afirmó que esta movilización “no llega de la noche a la mañana” y acusó a la “ley mordaza, el caso de Casandra, los anuncios del PP para reformar el Código Penal y la judialización de cuestiones políticas” de haber acabado provocando esta situación de ruptura social. “La culpa la tiene el PP y los sucesivos gobiernos, también del PSOE, que no han querido encontrar solución ni tienen voluntad de entender que existe un sujeto soberanista catalán mucho mayor de lo que creen”, aseguró. La diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid no dudó en afirmar que “muchos avances de la historia han sido fruto de la desobediencia de leyes injustas”, instando a que continúe la movilización del derecho a decidir en el referéndum.

El acto terminó con el saludo de todos los ponentes a los cientos de personas que permanecieron en la calle dando su apoyo al acto y escuchando las intervenciones a través de un portavoz. Además la calle Zurita cantó al unísono y con el puño en alto 'L'Estaca' de Lluis Llach que acudió 'in situ' guitarra en mano acompañado de los representantes de las principales formaciones políticas presentes. "Derecho a decidir", "¿Dónde están las papeletas?" y "No pasarán" fueron algunas de las consignas con las que terminó la movilización este domingo en Madrid a las puertas del Teatro del Barrio en lo que los organizadores del acto consideraron "una victoria del derecho de expresión".

Varias personas a favor del referéndum soberanista en Cataluña asisten al acto. (EFE)
Varias personas a favor del referéndum soberanista en Cataluña asisten al acto. (EFE)


El Teatro del Barrio y los titiriteros

El Teatro del Barrio constituye todo un icono de la libertad de expresión y ya acogió anteriormente actos similares objetos de polémicas judiciales. El ejemplo más reciente es el de la compañía de Títeres Desde Abajo, que consiguió llenar el teatro el pasado febrero representado la obra 'La bruja y Don Cristóbal' un año después de que dos de sus titiriteros fueran detenidos tras participar en el Carnaval de Tetuán, y que produjo una profunda crisis en el Gobierno de Ahora Madrid a causa de su entonces concejala de Cultura, Celia Mayer.

Tras la actuación, que tuvo su momento cumbre cuando los muñecos portaron la polémica pancarta con el escrito 'Goral Alka-ETA', se produjo una mesa redonda donde el abogado de los titiriteros ya señaló una "clara voluntad política, buscado un ariete para atacar al Ayuntamiento". Precisamente muchos de los ponentes quisieron reseñar "la valentía de los dueños del Teatro" por haber acogido en más ocasiones este tipo de actos y especialmente Núria Gibert (CUP) insistió en "dar las gracias" tras recordar el acto suspendido hace dos días en Vitoria en el que Anna Gabriel también pretendía defender la independencia de Cataluña en un espacio municipal y que fue suspendido.

Además, el Teatro del Barrio ha sido protagonista de varios hitos políticos, al menos en lo que a Podemos se refiere. En enero de 2014 Pablo Iglesias presentó una "inciativa" que "elegiría la gente" para presentarse a las europeas de mayo contra las políticas de austeridad. Le acompañaron algunos de los impulsores del partido como Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Miguel Urbán y Teresa Rodríguez.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios