el sector crítico se moviliza

Carmena y su lucha en Ahora Madrid: de los aplausos al Rey a la 'guerra okupa'

El alejamiento de Manuela Carmena de las bases que auparon a la candidatura a la alcaldía de Madrid, así como de Unidos Podemos, se ha intensificado durante los últimos días

Foto: Manuela Carmena saluda al rey Felipe en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, tras la solemne ceremonia de apertura de la XII Legislatura. (EFE)
Manuela Carmena saluda al rey Felipe en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, tras la solemne ceremonia de apertura de la XII Legislatura. (EFE)

El desalojo exprés del nuevo edificio que el pasado sábado trató de ocupar el colectivo del Patio Maravillas, un centro social de referencia para el 15-M en Madrid y del que provienen varios de los concejales del Gobierno municipal, ha vuelto a tensar las relaciones entre el sector crítico de Ahora Madrid y la alcaldesa Manuela Carmena. Las bases de la candidatura municipalista están organizando manifestaciones de repulsa a los desalojos de estos espacios, con el objetivo también de llamar la atención sobre el incumplimiento programático en materia de centros sociales que está realizando el equipo más cercano a la regidora. Una de las reivindicaciones por las que ya salieron a la calle el pasado mes de septiembre, llevando su protesta a las puertas del consistorio.

Las bases de la candidatura municipalista agrupadas en la plataforma Desborda Madrid y en la corriente interna Ganemos Madrid vinculan los desalojos a una estrategia política del nuevo Gobierno ejecutada por la Delegación del Gobierno, pero al mismo tiempo apuntan a la falta de voluntad por parte del Ayuntamiento de Madrid en lo referente a la cesión de espacios. En el último plenario de la plataforma, se consensuó como eje prioritario de acción la recuperación de centros sociales. A partir de ahora, avanzan, incrementarán la movilización en la calle, aunque sin dejar de lado la negociación institucional.

Carmena y su lucha en Ahora Madrid: de los aplausos al Rey a la 'guerra okupa'

“La cesión de espacios que Ahora Madrid llevaba en su programa no se está desarrollando. No ha habido ninguna cesión a lo largo de este año y medio”, explica uno de sus portavoces, que califica el marco regulatorio diseñado para este fin que está llevando a cabo la Concejalía de Coordinación Territorial y Asociaciones como “insuficiente, deficitario y falto de participación”. El propio colectivo del Patio Maravillas, paradójicamente cuna de la apuesta municipalista que sentó los pilares de Ahora Madrid y llevó a alguno de sus impulsores al consistorio, justificó su última okupación como resultado de “las cobardes e ineficientes directrices recientemente aprobadas por el Ayuntamiento de Madrid”. Asimismo, apuntaron que varios de los locales que se les habían prometido para reubicar este centro social fueron finalmente destinados a otros fines, como uno situado en Alberto Aguilera, que finalmente será la nueva Casa de México.

“La cesión de espacios que Ahora Madrid llevaba en su programa no se está desarrollando. No ha habido ninguna cesión a lo largo de este año y medio”

La solución a las demandas de cesión de un espacio municipal a la autogestión ciudadana, argumentaron en un comunicado el pasado sábado, es algo que “lamentablemente no parece estar en los planes de este ayuntamiento”. Tras el desalojo exprés y la manifestación convocada al día siguiente, a la que acudieron los ediles Sánchez-Mato, Celia Mayer, Guillermo Zapata y Montserrat Galcerán, el colectivo emitió un segundo comunicado en el que anima a que “cada una desde la posición de responsabilidad que ocupa, ya sea desde los movimientos sociales o desde las posiciones institucionales del ayuntamiento”, defienda activamente el “derecho a la ciudad”.

El Gobierno municipal liderado por Carmena defiende por su parte que el nuevo marco regulador de cesión de espacios, aprobado el pasado mes de febrero pero todavía sin ejecutar, supone un impulso al tejido asociativo y a la participación democrática. Además de haber sido sometido a consideración de las secretarías generales técnicas de todas las áreas y de los preceptivos informes de las direcciones generales de Patrimonio, Asesoría Jurídica y Organización, Régimen Jurídico y Formación, afirman, también ha sido consultado con organizaciones representativas del tejido ciudadano, como la Red Ciudadana de Espacios. Sin embargo, estos últimos han criticado la falta de participación, y la supuesta merma a la autonomía de dichos espacios y a su carácter autogestionado que supondría. Con todo, pretenden seguir negociando con el ayuntamiento para poder mejorar el texto. 

La presión interna por lo que consideran reiterados incumplimientos del programa se trasladará también a la calle en forma de movilizaciones

El alejamiento de Manuela Carmena de las bases que auparon a la candidatura a la alcaldía de Madrid se ha intensificado durante los últimos meses. Su carácter independiente y posibilista choca con los anhelos rupturistas de algunos sectores de su Gobierno. De hecho, en las últimas semanas, varios concejales y vocales vecinos en los distritos han formado una nueva corriente crítica, Madrid 129, cuya puesta de largo mediante un debate público sobre hacia dónde deben dirigirse las fuerzas del cambio se producirá este sábado. Llamativa fue también la reacción de la alcaldesa durante la apertura solemne de la XII Legislatura, cuando, al contrario que los diputados y senadores de Unidos Podemos, aplaudió el discurso pronunciado por Felipe VI ante el Congreso.

Carmena y su lucha en Ahora Madrid: de los aplausos al Rey a la 'guerra okupa'

La presión interna en Ahora Madrid, ante lo que consideran reiterados incumplimientos del programa y extrema lentitud en el cambio del modelo de ciudad, se trasladará también a la calle en forma de movilizaciones y posicionamientos críticos. El objetivo, según explican, pasa por volver a movilizar la calle para que el ayuntamiento no colabore con los poderes fácticos, sino con el poder de la ciudadanía organizada.

Un nuevo ciclo con el que se pretenden acelerar las transformaciones sociales en la ciudad, evitar una deriva hacia posiciones más moderadas que dejen de lado al tejido asociativo. La generación y proliferación de espacios sociales, en claro retroceso cuantitativo y cualitativo desde el "asalto institucional", como es el caso paradigmático del Patio Maravillas, es una de las patas que consideran prioritarias para forjar esta hoja de ruta, por lo que ya está centrando sus batallas.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios