fue propuesto por el equipo de gobierno, del pp

PP, PSOE e IU-CM de Parla se asignan 7.000€ de sueldo en la ciudad más endeudada

El interventor no avaló el gasto. Mover Parla destinará su dotación a familias necesitadas. El PP asegura que el total se ha reducido un 50% y que "es necesario" para los grupos

Foto: El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás (en el centro), con el resto de concejales del PP.
El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás (en el centro), con el resto de concejales del PP.

Hay poco dinero en las arcas públicas. De hecho, Parla (municipio del sur de Madrid de 125.000 habitantes) está en el podio de localidades españolas de más de 100.000 vecinos con la mayor deuda por residente, con 3.069 euros por persona. A pesar de ello, tres de los cinco partidos con representación, PP, PSOE e IU-CM, acaban de aprobar en Pleno "la asignación a los grupos políticos municipales para el año 2016", dotación a la que tienen derecho por ley pero a la que se había renunciando en 2015 debido a la delicada situación financiera de la ciudad. La propuesta partió del PP, que gobierna en minoría, a pesar de que un informe del interventor municipal no avalaba esta partida porque "no existe compromiso firme y cierto del Ayuntamiento de adoptar medidas de reducción de gastos". 

En total, los cinco grupos municipales se van a repartir 33.850 euros: 6.850 euros para el PP (siete concejales), 6.800 euros para Mover Parla (seis ediles), 6.800 euros para Cambiemos Parla (seis ediles), 6.750 euros para el PSOE (cinco ediles) y 6.650 euros para Izquierda Unida Comunidad de Madrid (tres ediles). El pasado 9 de junio, PP, PSOE e IU votaron a favor de esta dotación, que viene recogida en la ley 7/1985 reguladora de las Bases de Régimen Local. Mover Parla y Cambiemos Parla votaron en contra ya que creen que hay otros gastos más necesarios en el municipio. A pesar de ello, recibirán su asignación, ya que ha sido votada en Pleno.

En total los cinco grupos municipales recibirán 33.850 euros, aunque Mover Parla y Cambiemos Parla han anunciado que renuncian a su asignación

Mover Parla, no obstante, quiere destinar sus 6.800 euros al programa de garantía alimentaria para familias con necesidad que también se aprobó en otro Pleno y que según esta formación aún no tiene dotación presupuestaria. "Además, estas asignaciones a grupos municipales son totalmente opacas, puesto que ni el interventor ni el Tribunal de Cuentas, ni los vecinos pueden fiscalizar en qué se gastan esos fondos, a no ser que el Pleno exija rendición de cuentas", señalan desde Mover Parla, que considera "necesario que los grupos municipales tengan unas condiciones óptimas para trabajar, como son medios informáticos y técnicos suficientes, pero teniendo en cuenta la dramática situación en la que viven muchos de nuestros vecinos, y la situación de las arcas municipales, esta asignación es perfectamente prescindible". Cambiemos Parla también renunciará a su asignación.

[Marjaliza construyó 532 pisos públicos en Parla cuando gobernaba Tomás Gómez]

El concejal de Hacienda y portavoz del PP, José Manuel Zarzoso, ha argumentado que "esta cantidad es necesaria para los gastos de gestión de los grupos. Es paradójico que Mover Parla y Cambiemos Parla exijan los medios mínimos para desarrollar su labor municipal, y a la vez se muestren en contra de esta asignación económica. Cuando saben que el Consistorio no puede dotarles de más recursos por la delicada situación de sus arcas". Zarzoso ha tildado el comportamiento de estos grupos de "demagógico", ya que "mientras Cambiemos reclama que no se destine esta asignación de 33.850 euros, uno de sus concejales, en el mismo Pleno, aceptó cobrar solo para él una cantidad anual de 32.000 euros en concepto de salario. Lo que espero es que Mover Parla y Cambiemos Parla no hagan postureo con esta asignación. Si están en contra, que renuncien a ella. Porque queda muy bonito decir hoy en el Pleno que no quieren la asignación, pero luego al haberse aprobado, cobrarla el mes que viene".

Sin capacidad para financiar

En un informe fechado el 20 de mayo, previo al Pleno, el interventor municipal no da su "conformidad" al gasto que se quiere aprobar a propuesta del concejal Zarzoso. "El Ayuntamiento de Parla, a la vista de los datos de las últimas liquidaciones del presupuesto, no tiene capacidad para financiar compromisos de gastos presentes y futuros dentro de los límites de déficit, deuda pública y morosidad de deuda comercial", señala el interventor, que va más allá: "El Ayuntamiento de Parla incumple reiteradamente el plazo máximo de pago a proveedores. No dispone de un plan de tesorería en orden a garantizar o proteger a los proveedores... no existe compromiso firme y cierto del Ayuntamiento de adoptar medidas de reducción de gastos, incremento de recursos, o de gestión, que permitan generar tesorería para reducir el periodo medio de pago".

El tranvía de Parla. (EFE)
El tranvía de Parla. (EFE)

El interventor avisa de que es prioritario que los proveedores del Ayuntamiento puedan cobrar antes que los grupos políticos tengan unos ingresos de mantenimiento, pero su informe no es vinculante y el Pleno tiene potestad para desoír sus recomendaciones. "Se debe advertir de la situación que atraviesa el Ayuntamiento según los datos que arrojan las últimas liquidaciones del presupuesto", concluye el interventor, que en su informe recalca que a 31 de diciembre de 2015 Parla tiene 32 millones de euros en "obligaciones pendiente de pago no presupuestarias", 151 millones de "obligaciones pendientes de aplicar al Presupuesto" y 34 millones como "saldo de dudoso cobro". 

El Consistorio, no obstante, asegura que ha saldado toda la deuda que tenía con proveedores anterior al año 2015. En los últimos meses el Gobierno Local ha desembolsado casi 23 millones de euros en facturas sin abonar del periodo comprendido entre 2007 y 2014. Ahora el Ayuntamiento paga a sus proveedores en una plazo medio de 302 días.

En 2010, cuando Parla aprobó sus últimos Presupuestos, se decidió destinar 7.200€ por grupo político, más 1.300€ por cada concejal electo

En 2010, cuando Parla aprobó sus últimos Presupuestos municipales (desde entonces están prorrogados), se decidió destinar a los grupos municipales una partida anual de 7.200 euros por grupo político, más 1.300 euros por cada concejal electo. El PSOE, que gobernaba entonces con 20 concejales, cobraba cada año una asignación de 33.200 euros (26.000 por los 20 concejales y 7.200 por el grupo). Pero en octubre de 2014 se destapa la trama Púnica: el ex alcalde socialista, José María Fraile, es detenido e imputado. Le sustituye Beatriz Arceredillo, que abandona el PSOE y crea Mover Parla. En marzo de 2015, el Pleno (PSOE, PP, IU y UPyD) decide renunciar a la parte proporcional de su asignación de 2015 (es decir, de enero a junio), para que la nueva Corporación que surja tras los comicios de mayo decida cómo gestionar esa partida.

Durante todo 2015 no se volvió a plantear este asunto, pero ahora en 2016 el gobierno local del PP ha propuesto una nueva asignación con una bajada del 50%: cada grupo cobrará 6.500 euros (700 euros anuales menos por grupo), a los que habrá que sumar 50 euros por cada concejal electo (1.250 euros menos al año por edil). "Esto significa que si antes se repartían entre los grupos políticos un total de 63.900 euros ahora se reparten 33.850 euros. Esta asignación es necesaria para que los partidos puedan dar visibilidad y desarrollar sus iniciativas. Estas cantidades, por ejemplo, se destinan a organizar actos con vecinos y asociaciones", explican desde el PP.

El PSOE de Parla, por su parte, está dirigido por un gestora desde el Partido Socialista de Madrid. "Esta asignación se ajusta a derecho. Es una dotación muy pequeña que se distribuye en doce meses para la labor del grupo municipal. No creemos que sea correcto mezclar este tema con las dotaciones que deben tener otras partidas. Es muy electoral hacerlo ahora", señala un portavoz socialista. Cambiemos Parla asegura que "también vamos a renunciar a nuestra asignación, ni siquiera la vamos a recibir y vamos a plantear en el próximo Pleno en una proposición que se destine ese dinero a servicios sociales".

La polémica construcción del tranvía de Parla, bajo gobiernos socialistas, ha contribuido a disparar la deuda del municipio. De hecho, los sobrecostes del tranvía se están dirimiendo ahora en dos juzgados. El de instrucción número 5 de Parla inició el caso tras la denuncia de la Fiscalía, que se basó en su denuncia en un primer informe de la Cámara de Cuentas fechado en septiembre de 2012. Por otra parte, el PP de Parla puso otra denuncia en noviembre de 2013 que instruye el juzgado Contencioso-Administrativo número 31 de Madrid. Sumando impuestos e intereses, las obras han salido por 255,9 millones de euros.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios