choques en lo organizativo y lo político

Podemos se enfrenta a Ganemos para recuperar el control sobre Ahora Madrid

La formación emergente pretende reformular la composición y el funcionamiento de los órganos de decisión de Ahora Madrid. Ganemos se opone a un cambio de modelo

Foto: La exportavoz de Ganemos Madrid y actual concejal de Ahora Madrid, Celia Mayer, junto al secretario general de Podemos Jesús Montero, durante la presentación del acuerdo entre ambas fuerzas. (EFE)
La exportavoz de Ganemos Madrid y actual concejal de Ahora Madrid, Celia Mayer, junto al secretario general de Podemos Jesús Montero, durante la presentación del acuerdo entre ambas fuerzas. (EFE)

Ahora Madrid no es un partido al uso, como habitualmente recuerda la alcaldesa Manuela Carmena. La candidatura municipalista que gobierna el Ayuntamiento de Madrid se constituyó formalmente como un “partido instrumental”, tras firmarse un acuerdo preelectoral entre Podemos y Ganemos Madrid, integrado por formaciones de izquierda, ecosocialistas, movimientos sociales y colectivos herederos del 15-M. Su máximo órgano de decisión es la Mesa de Coordinación, compuesto casi a partes iguales por miembros de Ganemos y Podemos, pero la formación emergente pretende reformular su estructura y ganar peso. Desde Ganemos se oponen frontalmente, aunque uno de sus portavoces matiza que estarían abiertos a cualquier tipo de modificación orgánica siempre que sea ratificada por el plenario.

Podemos definirá la estrategia y hoja de ruta para recuperar la iniciativa en Ahora Madrid durante la asamblea extraordinaria que se celebrará la última semana de abril. Tanto los órganos de dirección del Consejo Municipal como el equipo alternativo, que encabezan entre otros el dimitido secretario de Organización Pedro Barragán y la concejal Marta Gómez Lahoz, coinciden en la necesidad de replantear la relación con el partido instrumental.

 

El secretario general de Podemos en Madrid, Jesús Montero, explica que “habrá que represar las estructuras (de Ahora Madrid) y probablemente la Mesa de Coordinación, tanto su composición como su función”. La mesa se integró en sus inicios por un grupo de 24 personas, al que posteriormente se añadieron los concejales más la alcaldesa. Desde la formación morada aluden cierta inactividad, principalmente porque muchos de los concejales no pueden acudir ni a las reuniones semanales ni quincenales por motivos de agenda, y falta de eficacia.

Para el máximo mandatario de Podemos en la ciudad es preciso repensar también las mesas de coordinación en los distritos y potenciar el despliegue de su organización en los foros locales de participación. De hecho, la formación perdió mucha presencia en las juntas de distrito tras las primarias organizadas por Ahora Madrid para elegir a sus concejales vecinos, obteniendo casi la mitad de representantes que los elegidos por Ganemos (a pesar de la campaña realizada por los canales oficiales del partido, incluyendo el envío de papeletas por correo electrónico).

Jesús Montero (Podemos): “Habrá que represar las estructuras y la Mesa de Coordinación, tanto su composición como su funcionamiento”

El movimiento de Podemos se enmarca en un contexto de intenso debate en Ahora Madrid sobre su desarrollo. Una de las portavoces del partido instrumental apunta en este sentido que existen diferentes hipótesis. Podemos tiene la suya y desde Ahora Madrid se espera que sea coincidente con la línea de trabajo llevada a cabo hasta ahora, pero en todo caso “si hay conflicto se debatirá y se buscará llegar a un acuerdo de consenso porque los objetivos primarios son compartidos”.

En los últimos meses los órganos de Ahora Madrid se han ido descentralizando, tanto a nivel territorial -Juntas de Distrito- como a nivel sectorial, por temáticas. “No somos un partido al uso y como tal tampoco nos organizamos al uso. No existe una dirección como tal ni tampoco un comité de dirección, sino que los grupos de trabajo cuentan con mucha autonomía y cada vez han ido ganando más protagonismo”, indican estas mismas fuentes.

Para Ganemos Madrid la “descentralización” de los órganos de decisión es, precisamente, la razón de ser del partido instrumental. “Tanto los vocales vecinos como las asambleas de cada distrito están coordinadas y se encargan de cumplir los mandatos de los plenarios de la Mesa”, explican desde la plataforma municipalista. Estos últimos rechazan llevar a cabo modificaciones en el funcionamiento, aun sin haberse desarrollado las propuestas de Podemos. “Hay unos acuerdos firmados cuando se constituyó la candidatura y nuestra postura es cumplir con esos acuerdos”, zanjan.

Ganemos Madrid: "Hay unos acuerdos firmados cuando se constituyó la candidatura y nuestra postura es cumplir con esos acuerdos"

El borrador que desarrollará Podemos en su asamblea se discutirá con el resto de actores políticos y sociales integrados en Ahora Madrid, según avanza Jesús Montero, y tendrá como objetivo “asegurar el Gobierno del cambio” en la ciudad. La apuesta de Ganemos pasa por seguir fomentando la descentralización y la coordinación horizontal y asamblearia lo que, reconocen, choca con el funcionamiento de Podemos, más jerárquico y mediante un dirección al uso (Consejo Ciudadano Municipal).

Choques en el plano político

Las diferencias entre Podemos y Ganemos se hacen visibles en el plano organizativo, pero también ha habido fricciones en lo político. La más visible tuvo que ver con la gestión del caso de los titiriteros. La brecha en el seno del grupo municipal fue 'in crescendo' a medida que fue aumentando el cerco de la oposición sobre la concejal de Cultura Celia Mayer. Los ediles vinculados a Ganemos mostraron su rechazo a cualquier tipo de cesión a las exigencias de dimisión por parte de la oposición, chocando así con la apertura de una investigación para depurar responsabilidades ordenada por Carmena.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El consejo municipal de Podemos acudió al rescate de la alcaldesa. En un comunicado hecho público por los órganos de decisión de la formación emergente en la capital, se incidía en que “la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pidió disculpas públicamente y el ayuntamiento abrió una investigación para esclarecer lo sucedido con la intención de depurar responsabilidades y evitar situaciones similares en el futuro”. Una investigación a la que, en cambio, el sector de Ganemos pedía dar carpetazo. Montero solicitó a sus militantes que ante la crisis interna abierta en el partido instrumental actúen con “responsabilidad, calma y prudencia”. Sin negar que el caso de los titiriteros es una “campaña dirigida contra el Ayuntamiento de Madrid”, como argumentaba el sector crítico, para no dejar que la oposición se cobre la cabeza de la concejala implicada, exigía que no se diesen “muestras de división interna”.

Para Podemos Madrid, la visibilización pública que se hizo del enfrentamiento entre el núcleo duro del Ayuntamiento, apoyado directamente por la formación, y los ediles críticos de Ganemos, “solo beneficia a la caverna y a los inmovilistas que quieren acabar con el Gobierno de Manuela Carmena”. El secretario general del partido en la capital fue el padrino político de Carmena, al apoyarla en las primarias de Ahora Madrid tras convencerla en el último momento para que diera el paso, trató así de sacar del foco mediático la crisis interna y echar un capote a la regidora al mismo tiempo. Un acontecimiento que separó aún más a Podemos y Ganemos.  

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios