"no lo he visto en mi vida"

El cerebro de la Púnica también implica al exalcalde socialista Pedro Castro (Getafe)

David Marjaliza ha puesto sobre la mesa del juez el nombre del exregidor de Getafe por el desarrollo urbanístico Los Molinos-Buenavista, donde empresas de Marjaliza se hicieron con suelo

Foto: El exalcalde de Getafe, Pedro Castro (d). (EFE)
El exalcalde de Getafe, Pedro Castro (d). (EFE)

David Marjaliza, el cerebro de la trama Púnica, ha implicado en su declaración pactada con el juez instructor del caso a un importante exdirigente del PSOE de Madrid: Pedro Castro, exalcalde de Getafe (una de las grandes ciudades del sur de Madrid) y expresidente de la Federación Española de Municipios. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que centraliza las investigaciones, lleva ya tiempo recabando información sobre un convenio urbanístico que el Ayuntamiento de Getafe y Arpegio (la empresa pública de suelo de la Comunidad de Madrid) desarrollaron en ese municipio: Los Molinos-Buenavista, donde los investigadores han podido constatar que al menos cinco empresas de Marjaliza tienen intereses y se hicieron con suelo para construir unas 490 viviendas, según han señalado a El Confidencial fuentes del caso. Pedro Castro asegura que no conoce de nada a Marjaliza. "No lo he visto en mi vida. Y no sé por qué me implica". [Lea aquí: un año de la trama Púnica: cómo repartir 312 millones de euros públicos entre amigos].

El de Pedro Castro no es el primer nombre que aporta David Marjaliza, aunque hasta ahora no había trascendido. El empresario, actualmente en prisión y que como adelantó este diario en julio ha decidido colaborar con el juez Eloy Velasco a cambio de una reducción de su condena, ha puesto sobre la mesa varios nombres en sus declaraciones pactadas. Los más importantes: Jaime González Taboada, actual consejero de Medio Ambiente y número tres del Gobierno de Cristina Cifuentes; Bartolomé González, exalcalde de Alcalá de Henares y actual diputado autonómico del PP; Eva Bórox, diputada autonómica de Ciudadanos, y Tomás Gómez, exalcalde de Parla y exsecretario general de los socialistas madrileños.

Castro fue alcalde de Getafe durante siete legislaturas, entre 1983 y 2011. Con él al frente, del consistorio se promovió en noviembre de 2001 el consorcio Los Molinos-Buenavista, en el que Arpegio tiene el 60% y Getafe, el otro 40%. El objetivo era promover 12.200 viviendas, el 80% de ellas protegidas, aunque actualmente solo se han construido cerca de 7.000. El gestor del consorcio es Arpegio, aunque el ayuntamiento también forma parte de la mesa de contratación. Así lo explicó Francisco Esquivias Ferriz, secretario general de Arpegio, en su declaración ante el juez Velasco.

Francisco Granados y David Marjaliza.
Francisco Granados y David Marjaliza.

Francisco Granados, amigo de Marjaliza y el principal dirigente imputado en el caso, fue presidente de Arpegio entre abril de 2005 y diciembre de 2007. Fue en ese periodo, concretamente el 24 de julio de 2006, con Granados al frente de Arpegio y Castro al frente del ayuntamiento, cuando el consorcio aprobó los pliegos de los concursos públicos para adjudicar las parcelas de las viviendas protegidas. La UCO ha podido constatar que al menos cinco empresas de Marjaliza tienen intereses y suelo en este desarrollo.

Cooperativas y empresas con suelo

La primera es la cooperativa Lares del Sur, con suelo para 158 viviendas. Pagó 9,1 millones de euros por 6.000 metros cuadrados. Lares del Sur depende de la firma Vancouver Gestión, propiedad de Marjaliza. La gestora de la cooperativa era Gestión y Técnicas de Ordenación Urbana (GTO), cuyo accionista también es Marjaliza. La segunda es la cooperativa Altamira, con suelo para 152 viviendas. Pagó 8,8 millones de euros por 6.000 metros cuadrados. Altamira también depende de Marjaliza. La tercera es la empresa Obrum Urbanismo y Construcciones, que pagó 4,8 millones por suelo para 93 viviendas. Obrum también es de Marjaliza. Hay otras dos empresas del cerebro de la Púnica, de nombre Akira Inversiones y Obras y Vías, que también tienen suelo en este ámbito de Getafe.

El juez y los investigadores están analizando estas empresas de Marjaliza y cómo se hicieron con el suelo. La información que manejan es que Marjaliza solía pagar una comisión por cada vivienda adjudicada. Aunque la Comunidad de Madrid, a través de Arpegio, era mayoría en la mesa de contratación, el ayuntamiento tenía su porcentaje en las decisiones. La comisión no era para el político, sino para el partido, algo que al parecer se repitió en Parla con Tomás Gómez, donde cooperativas de Marjaliza también obtuvieron suelo para levantar en torno a 530 viviendas. Todo está en fase de investigación.

La comisión no era para el político, sino para el partido, algo que al parecer se repitió en Parla, donde cooperativas de Marjaliza también obtuvieron suelo

El Ayuntamiento de Getafe, que sigue gobernado por el PSOE, ha iniciado una comisión de investigación para analizar la presencia de empresas de la trama en el municipio. De momento, según fuentes de la comisión, los trabajos han empezado por la empresa Waiter Music, que hacía festejos y conciertos, que trabajó para el ayuntamiento en la legislatura que gobernó el PP, entre 2011 y 2015. 

Por otro lado, la UCO también investiga en Arpegio varios frentes. Uno de ellos es un paquete de ocho contratos por valor de 11,7 millones que la empresa pública firmó con tres empresas de la trama. Otro frente, gracias a la declaración de Marjaliza, atañe al Plan Prisma, un plan de inversiones en todos los municipios de Madrid. Este plan era planificado por González Taboada como director general de Cooperación con la Administración Local. Aunque en febrero de 2006 se firmó un convenio para que Arpegio gestionara el plan, Marjaliza, al parecer, ponía las empresas para realizar las obras y se producía una especie de reparto de comisiones entre todos los implicados.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios