ayuntamiento de madrid

Carmena emula el primer bando de Tierno Galván como alcalde de 1979

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado una campaña recordar a los ciudadanos que mantener limpia la ciudad es "tarea de todos"

Foto: Manuela Carmena en una imagen de archivo. (EFE)
Manuela Carmena en una imagen de archivo. (EFE)

El primer bando de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, servirá para presentar una campaña de sensibilización para pedir la colaboración vecinal en el cuidado del espacio público y la limpieza, una petición similar a la que realizó Enrique Tierno Galván en su primer bando como alcalde en 1979.

El Ayuntamiento de Madrid presentó este viernes la campaña que arranca hoy con la instalación de carteles en autobuses, marquesinas, camiones de limpieza y contenedores, además de señales en la calle para recordar a los ciudadanos que mantener limpia la ciudad es "tarea de todos".

El bando de la alcaldesa, que se emitirá en los próximos días y se publicará en distintos soportes para de ese modo llegar a todos los ciudadanos, tiene como objetivo explicar esta campaña de concienciación y está enmarcado en la idea de que se debe cuidad la ciudad y su espacio público entre todos.

En su primer bando tras llegar a la Alcaldía, Tierno Galván pidió a los madrileños el 31 de julio de 1979 que contribuyesen con su esfuerzo a que Madrid recobrase "la limpieza y el decoro que siempre tuvo y que siempre se le ha reconocido".

"La villa de Madrid ha sido siempre ejemplo de convivencia cortés en un ambiente limpio. Circunstancias que todos los madrileños conocen han ido estropeando nuestra ciudad hasta el extremo que los propios vecinos de Madrid se han hecho desidiosos en cuanto atañe al cuidado de su ciudad y, en algunos casos, en cuanto a dar buen ejemplo y mantener honestas costumbres", afirmaba en el bando el alcalde socialista.

El "viejo profesor", como era conocido Tierno Galván, también solicitaba ayuda a los madrileños para "procurar" que los parques y jardines fuesen "modelos de lugares limpios y apacibles, propios para el esparcimiento, el paseo tranquilo y el sosiego del espíritu".

En este sentido, agregaba: "Requiero a los madrileños para que estén al cuidado y eviten dejar hacer papeles y restos de cualquiera clase en los caminos y praderas de los parques y jardines, y que a la vez cuiden de no pisar el césped, que se pierde y estropea con facilidad por la falta de humedad ambiente y por no estar a nuestro alcance regarlo con tanta frecuencia como su mantenimiento requeriría".

Finalmente, el alcalde advertía de que quien infringiese el bando sería amonestado "por los guardas públicos" y si insistía en esa infracción, debería "abonar la cantidad mínima" que prevista en "las ordenanzas vigentes por su imperdonable descuido y falta de educación cívica".

El "viejo profesor" fue elegido alcalde en las primeras elecciones municipales de la democracia y cientos de miles le despidieron en 1986, en el sepelio más multitudinario que recordaba Madrid.

En esos seis años y medio, Tierno Galván no sólo fue el primer alcalde de Madrid elegido en las urnas después de la dictadura, sino que se convirtió en uno de los principales iconos de una transición política que adornó con memorables bandos, sonadas declaraciones y actos simbólicos que no dejaron indiferente a nadie. 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios