CRUCE DE CARTAS Y MALESTAR POR LA GESTIÓN

Primera gran bronca entre Carmena y la Delegación por los okupas de Cibeles

La gestión del desalojo de los okupas de Hogar Social junto al Ayuntamiento levanta ampollas. El Consistorio acusa a la delegada de mirar hacia otro lado y Dancausa insiste en que ella ha cumplido

Foto: Agentes de Policía y Bomberos ante el edificio de la calle Bretón de los Herreros, en el distrito madrileño de Chamberí. (EFE)
Agentes de Policía y Bomberos ante el edificio de la calle Bretón de los Herreros, en el distrito madrileño de Chamberí. (EFE)

El desalojo de dos colectivos de ideología opuesta -Hogar Social Madrid y Ley Mordaza- que permanecían instalados a las puertas del Ayuntamiento, ha provocado el primer enfrentamiento explícito entre el área de Seguridad del Consistorio que dirige Javier Barbero y la delegación del Gobierno liderada por Concepción Dancausa. Con cruce de cartas y reproches incluidos.

En el caso de los miembros del grupo neonazi, Hogar Social Ramiro Ledesma, acamparon junto al Palacio de Cibeles el pasado lunes después de que la Policía Nacional los desalojara de la antigua sede del Fórum Filatélico, situada en la calle José Abascal. En cuanto a la agrupación de 'Acampada Mordaza', colectivo de extrema izquierda, llevan asentados cerca de dos meses en la sede del Consistorio. Pero la gestión de los desalojos y de las fuerzas de seguridad ha levantado ampollas en ambas instituciones.

El Consistorio de Ahora Madrid acusa a la Delegación de "haber mirado hacia otro lado" a pesar de que la convivencia de ambos colectivos en el mismo espacio era una "cuestión de seguridad pública". De hecho, el delegado municipal de Seguridad, asegura que después de haber enviado una misiva a Concepción Dancausa, "y no obtener una respuesta concreta", optó por la intervención de la Policía Municipal, cuando en realidad "la competencia de la seguridad pública es exclusiva del Estado". Javier Barbero quiso resaltar la postura del Ayuntamiento frente a los nuevos inquilinos okupas que llegaron esta semana a sus puertas: "Tolerancia cero con los neonazis y con este grupo que es conocido por su ideario que incita al odio y vulnera los Derechos Humanos".

Las acusaciones del Consistorio sobre la gestión de la Delegación del Gobierno no han sentado nada bien a Dancausa, que considera "inaudita" la recriminación a su área. La delegada también envió una carta dirigida a Manuela Carmena el jueves mostrando su preocupación por las acampadas y exigiendo medidas del Consistorio ante la Ordenanza Municipal que prohíbe las acampadas más allá de la ideología, y critica que el Ejecutivo municipal no haya actuado en dos meses que lleva instalado el colectivo de la Ley Mordaza junto al Consistorio. Además, Dancausa 'saca pecho' por su gestión explicando que agentes de la Policía Nacional identificaron el mismo lunes a los okupas de Hogar Social Madrid que llegaron a las inmediaciones de Cibeles y una unidad de antidisturbios vigila la zona desde hace días.

Concepción Dancausa y Manuela Carmena. (EFE)
Concepción Dancausa y Manuela Carmena. (EFE)

A pesar de la bronca protagonizada por ambas instituciones, la situación sigue lejos de solucionarse. El colectivo neonazi se volvió a instalar el viernes entre el Palacio de Cibeles y el Paseo del Prado y según explica una de sus portavoces a este diario, permanecerán allí "hasta conseguir un lugar para las familias españolas que tienen a su cargo". El Ayuntamiento asegura que la concejalía de Equidad y Derechos Sociales les ha ofrecido alojamiento en el albergue municipal San Juan de Dios y ellos lo han rechazado. Hogar Social ratifica esa información e insiste en que lo que las familias necesitan sos viviendas sociales "y no estar hacinados en habitaciones con literas". El colectivo tiene una reunión programada con la alcaldesa el próximo 5 de noviembre y según explica a este diario, no confía en tener conversaciones con el Gobierno municipal antes de esa fecha.

El otro objeto de discordia entre Ayuntamiento y Delegación a este respecto es la manifestación que tendrá lugar este sábado por la tarde en el barrio de Tetúan. El delegado municipal Javier Barbero pidió a Dancausa prohibir la protesta "asegurando que estaba convocada gente de distintos países de Europa que podía liarla". La delegada ha confirmado que no la desautorizará porque la convocatoria cumple "con todos los requisitos" y, a pesar de que propuso una variación en el recorrido para garantizar la seguridad, un juez decidió este viernes mantener el itinerario inicial tras resolver el recurso interpuesto por el colectivo. La manifestación sigue en pie.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios