Es noticia
Menú
En busca de denuncias para 'cazar' a los dueños del parking fantasma de Santiago de Compostela
  1. España
  2. Galicia
Negocio ilegal junto al aeropuerto

En busca de denuncias para 'cazar' a los dueños del parking fantasma de Santiago de Compostela

La detención de los responsables no es suficiente y será necesaria la implicación de los usuarios que cedieron su coche mientras viajaban en avión y se lo encontraron aparcado en el monte, dañado o desaparecido

Foto: Aparcamiento irregular en Lavacolla. (EFE)
Aparcamiento irregular en Lavacolla. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

En esta historia hay pillos y pillados. Un 'parking' ilegal en los alrededores del aeropuerto de Santiago de Compostela que ha tenido en vilo al ayuntamiento, la Guardia Civil y la propia Aena durante meses. Aunque el final pareció llegar este martes, con la detención de los responsables del aparcamiento fantasma, el desenlace no está tan claro y dependerá de la voluntad de denunciar de los centenares de usuarios que cedieron su coche mientras viajaban en avión y se lo encontraron al regreso aparcado en el monte, dañado o directamente en paradero desconocido.

El reclamo era casi irresistible. Cinco euros por dejar el coche aparcado en las inmediaciones de la terminal de la capital coruñesa durante 24 horas. Los usuarios del estacionamiento llegaban a través del reclamo de una página web en que se les ofrecían precios sin competencia, la mitad de lo que cobran las empresas legales de la zona. Nadie les advertía de que todo era humo. Ni instalaciones ni vigilancia 24 horas. Los vehículos acababan en cunetas o fincas privadas rurales cercanas a la localidad de Lavacolla. De propina, decenas de ellos recibían una sanción de 200 euros por mal estacionamiento.

Foto: VTC estacionados en un parking disuasorio. (E.C.)

La estafa se destapó en la Semana Santa de 2021. El negocio ficticio recibió tal número de reservas de viajeros que salían de su ciudad que no les fue posible manejarlas. Como relató 'La Voz de Galicia', más de 300 personas pasaron horas buscando sus coches. Una de las encargadas de la gestión del estacionamiento llegó a sufrir un desmayo. Decenas de conductores llamaron a la Policía por ser incapaces de encontrar sus vehículos o se los encontraron dañados, con arañazos y abolladuras. Todo esto, en las inmediaciones del aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro, que este pasado verano superó en afluencia los dos millones de pasajeros y que sirve a una de las ciudades más turísticas y emblemáticas de la región, meta del camino de Santiago y de enorme proyección internacional.

La dificultad para perseguir penalmente a los detenidos, un matrimonio, se encuentra en el tipo de delito que se atribuye a los promotores del 'parking'. En un primer momento, el juzgado que ha ordenado el arresto para practicar diligencias atribuye a los autores una estafa. Los clientes que picaron suponían que sus coches estarían bien cuidados y vigilados, cuando no era así. El problema es la cuantía. Con cantidades inferiores a los 400 euros, se considera leve, y las fuerzas policiales temen que si la respuesta no es contundente, la actividad irregular continuará.

Foto:

Fuentes jurídicas consultadas aseguran que hay también indicios de utilización ilegítima de vehículo a motor. Los vehículos no solo aparecían en el campo o en carreteras secundarias. En ocasiones, se detectaban en el centro urbano de Santiago, por lo que las fuerzas de seguridad sospechan que, una vez entregadas las llaves por sus propietarios, se emplearon para actividades aún por determinar.

Llamamientos

Desde la Concejalía de Seguridade Cidadá y el Departamento de Seguridad de Aena, llevan meses reclamando a los afectados que denuncien. Lo mismo han ido reclamando tanto la Policía como la Guardia Civil. La suma de estafados daría un peso al procedimiento que de momento no tiene. Sin embargo, se han ido encontrando con la indiferencia de la gran mayoría. Como ejemplo, tras el episodio de Semana Santa se presentaron en inicio solo cinco denuncias, a pesar de que los afectados fueron cientos.

El arresto que se ha llevado a cabo en las últimas horas será solo el inicio de un largo periplo judicial. Los juzgados de Santiago mantienen abiertos distintos procedimientos que avanzan en paralelo. Más allá de la trama, el continuo trasiego de coches incluso durante la madrugada ha provocado tensiones con los vecinos y varias peleas, y acusaciones por parte de las empresas que gestionan de forma legal el negocio.

En esta historia hay pillos y pillados. Un 'parking' ilegal en los alrededores del aeropuerto de Santiago de Compostela que ha tenido en vilo al ayuntamiento, la Guardia Civil y la propia Aena durante meses. Aunque el final pareció llegar este martes, con la detención de los responsables del aparcamiento fantasma, el desenlace no está tan claro y dependerá de la voluntad de denunciar de los centenares de usuarios que cedieron su coche mientras viajaban en avión y se lo encontraron al regreso aparcado en el monte, dañado o directamente en paradero desconocido.

Santiago de Compostela Noticias de Galicia
El redactor recomienda