¿El coronavirus deja secuelas tras pasar el Covid-19? Así debe ser la recuperación de los pacientes
  1. España
  2. Coronavirus
objetivo: recuperar la capacidad pulmonar

¿El coronavirus deja secuelas tras pasar el Covid-19? Así debe ser la recuperación de los pacientes

Un hospital granadino ya trabaja en un protocolo para prevenir posibles secuelas incorporando ejercicios terapéuticos cuando la situación clínica del paciente lo permita

placeholder Foto: Un paciente de coronavirus recibe el alta en el hospital provisional de Ifema (EFE)
Un paciente de coronavirus recibe el alta en el hospital provisional de Ifema (EFE)

¿Qué mundo quedará una vez se dé por controlada la pandemia de coronavirus? Esta es una de las grandes preguntas que asedian a ciudadanos de medio mundo, confinados en sus viviendas para poner freno al Covid-19, y que por el momento no tienen respuesta, al igual que tampoco se puede anticipar cuándo acabará la cuarentena en España. El coronavirus SARS-CoV-2 es todavía un gran desconocido en algunos aspectos, lo que conlleva el reto de conocer mejor al enemigo con el paso del tiempo una vez se haya reducido la transmisión comunitaria en buena parte de los países afectados. En este sentido, aunque ya hay estudios sobre ello, constatar a posteriori si, de forma generalizada, los afectados por el Covid-19 están experimentando secuelas es otra de las tareas pendientes.

Lo que se sabe hasta el momento procede en parte de un estudio impulsado a principios de marzo por las autoridades sanitarias de Hong Kong, en el que se ponía a prueba la capacidad pulmonar de una docena de pacientes que ya habían recibido el alta clínica por el Covid-19, tal y como explicó en su momento el diario 'South China Morning Post'. En el marco de este estudio, que se llevó a cabo en el Centro de Enfermedades Infecciosas del Hospital Princess Margaret de la localidad hongkonesa de Kwai Chung, se detectó en los primeros pacientes que habían vencido al virus en la ciudad que jadeaban si caminaban un poco más rápido de lo normal. "Algunos podrían haber perdido un 20 o 30 por ciento de su capacidad pulmonar", explicó a este respecto el doctor Owen Tsang Tak-yin, director del área hospitalaria encargada de hacer las pruebas a los recuperados, en declaraciones recogidas por el ya citado medio.

Esta merma de la función pulmonar podría ser, a priori, una de las secuelas derivadas del coronavirus SARS-CoV-2 con carácter generalizado, aunque todavía es pronto para dar por sentado que en una gran parte de los casos recuperados se podría dar esta misma condición. No obstante, el hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada es uno de los centros sanitarios en los que ya se trabaja en un protocolo para "propiciar una mejor recuperación" en aquellas personas que se han contagiado del virus y "prevenir posibles secuelas derivadas del período de hospitalización".

Foto: Una UCI del Hospital Puerta de Hierro, en Madrid. (EFE)

Desde el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del hospital granadino, se apuesta por iniciar las sesiones de terapia en las unidades de cuidados intensivos (UCI), en los casos graves, para así continuar con los ejercicios una vez los pacientes hayan pasado a planta. Así, cuando la situación clínica del paciente lo permite, se trabaja en la recuperación de la capacidad cardiopulmonar y en la superación de los problemas asociados a la infección por Covid-19, con el objetivo de evitar secuelas como la debilidad muscular, las deformidades articulares o la pérdida de autonomía. El programa de ejercicio terapéutico del centro, que actualmente ya se está llevando a cabo con ocho personas ingresadas en UCI y otras cinco en planta, consta de tres fases: ejercicios en cama, ejercicios en sedestación (sentados) y ejercicios en bipedestación (de pie), que buscan la tonificación general del sistema muscular.

El virus, del que la gran mayoría de infectados se recuperan y desarrollan anticuerpos —de acuerdo con las evidencias científicas que se han constatado en modelos animales y en casos humanos, tal y como apunta el Ministerio de Sanidad— tiene una mayor incidencia en grupos de riesgo, casos en los que la enfermedad puede permanecer latente de tres a seis semanas y que, de tener patologías previas, se convertirán previsiblemente en casos de estudio en el futuro para discernir si el SARS-CoV-2 ha agravado alguna de sus patologías diagnosticadas anteriormente al Covid-19.

Sea como fuere, el papel de los fisioterapeutas parece clave en la recuperación de las personas infectadas por coronavirus. Para aquellos que hayan dado positivo en Covid-19 y permanezcan aislados en sus domicilios con síntomas leves, desde el Hospital Universitario Infanta Sofía recomiendan incorporar a la rutina diaria ejercicios para una fisioterapia motora y respiratoria como los que enseñan a través de YouTube. Si no se tiene fiebre, malestar general o dificultad respiratoria, síntomas comunes de esta enfermedad, se aconseja la actividad física para no perder tono muscular, una pauta que también deberían seguir quienes no están infectados pero se mantienen confinados en sus residencias al teletrabajar desde casa.

Coronavirus
El redactor recomienda