Es noticia
Menú
Ximo Puig anuncia una bajada de impuestos a todas las rentas inferiores a 60.000 euros
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
"RESPUESTA VALENCIANA A LA INFLACIÓN"

Ximo Puig anuncia una bajada de impuestos a todas las rentas inferiores a 60.000 euros

Incremento de deducciones a las familias, deducción de 100 euros en hipotecas, nueva tarifa autonómica de IRPF. "Unos bajan impuestos a los más ricos, aquí ayudamos a llegar a fin de mes"

Foto: El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. (EFE)

El Consell del Botànic que comparten PSPV-PSOE, Compromís y Unidas Podemos ha entrado en la carrera fiscal para adaptar la carga impositiva de las familias al impacto de la inflación. Y lo va a hacer con un enfoque opuesto al que están poniendo en valor autonomías gobernadas por el Partido Popular, como Andalucía, que acaba de aprobar una bonificación del impuesto de patrimonio que beneficia a los contribuyentes de rentas más altas, con el objetivo de atraer grandes fortunas a su territorio.

La respuesta botánica no irá en esa línea, no tocará ni patrimonio ni sucesiones, sino en ajustar el marco tributario a las rentas bajas y medias. Así lo anunció este martes el 'president' Ximo Puig en el debate de política general de la Comunidad Valenciana, donde desplegó toda una batería de cambios impositivos que tendrá a las rentas de menos de 30.000 euros como principales beneficiarios, pero con efectos positivos en todos los niveles de ingresos excepto en aquellos que superen los 60.000 euros.

Foto: María Jesús Montero, en una imagen de archivo. (EFE/Fernando Alvarado)

"Ni inmovilismo, ni regalos fiscales a las fortunas. Unos bajan los impuestos a los más ricos, aquí ayudamos en la medida de nuestras posibilidades a llegar a fin de mes a la mayoría de las familias. No se trata de mercadear con los impuestos", asestó. "Ese es un debate pernicioso para la cohesión de la sociedad. La fiscalidad es civilidad. La fiscalidad es democracia. Por mucho que diga el populismo", dijo. "Nosotros vamos a combatir la inflación con una mirada keynesiana, con más cohesión social y más estado del bienestar", insistió.

El discurso del debate en las Cortes Valencianas arrancó con la promesa de una deducción de 100 euros para las familias hipotecadas (con un límite de 30.000 euros en renta individual y 47.000 en conjunta) y un aumento en un 10% de la cuantía exenta de tributación a todos los ciudadanos excepto de aquellos con ingresos superiores a los 60.000 euros. También aumenta en un 10% todas las deducciones y bonificaciones fiscales y eleva los beneficiarios de la deducción por gastos de guardería. La "reforma fiscal progresiva" o "respuesta valenciana a la inflación", como la bautizó Puig, ha fijado ese tope de 60.000 euros para todas sus medidas. Este tramo de ciudadanos, señaló, "mantendrá su esfuerzo fiscal en el conjunto de la reforma".

Foto: Aitana Mas, en el Palacio dels Català de Valeriola, donde está la vicepresidencia de la Generalitat. (Biel Aliño)

Los cambios, con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022 (será efectivo en la declaración que se haga la próxima primavera), incluyen también una nueva tarifa autonómica de IRPF, que era de las más altas de España. "Las rentas de 10.000 euros se ahorrarán un 21% (94,5 euros). Las de 20.000 se ahorrarán el 7,3% (117 euros). Las de 30.000 se ahorrarán el 2,2% (67 euros). Las rentas superiores a 60.000 euros mantendrán su esfuerzo tributario", explicó el barón socialista.

En clave de fomento de la natalidad, el presidente autonómico anunció una nueva deducción fiscal para tratamientos de fertilidad en clínicas privadas a las mujeres que no puedan ser atendidas en la sanidad pública por razones de edad o por baja probabilidad de embarazo.

Ximo Puig, que lleva semanas negociando con sus socios la reforma fiscal, aseguró que las medidas beneficiarán a 1,3 millones de personas y supondrán un ahorro medio de 111 euros por contribuyente. La Generalitat, eso sí, venía de ser una de las autonomías con la presión fiscal más elevada. También es la más castigada por el sistema de financiación. Del discurso del presidente valenciano se desprende que habrá algunas figuras que no se tocarán, como el impuesto de transmisiones patrimoniales, que está en el 10%, por encima de muchos otros territorios. Sin embargo, habrá que esperar a la negociación de la ley de presupuestos de la Generalitat para ver todos los cambios. Unidas Podemos, a través de la vicepresidencia de Héctor Illueca, quiere modular ese tributo para hacerlo más progresivo en función de la renta. Que sea más alto para quienes compran muchas viviendas y reducirlo para quien adquiere su primera residencia.

El ahorro global para las familias del paquete anunciado este martes, lo que en teoría dejará de recaudar la Generalitat, será de 149 millones euros. El barón socialista insistió en que no tiene sentido suprimir el impuesto de patrimonio, un tributo que está bonificado al 100% hasta los 500.000 euros y que paga solamente el 0,5% de los contribuyentes valencianos. "Ellos han aportado, en lo que llevamos de año, 187 millones. Y, gracias al trabajo de la inspección, ya alcanzamos los 200 millones", dijo.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE/Hidalgo)

Las propuestas fiscales no fueron las únicas que desplegó durante su discurso como mecanismo contra los efectos de la crisis energética y la inflación en la economía. Avanzó que el Instituto Valenciano de Finanzas comenzará a movilizar este mes 180 millones de euros en préstamos blandos para las empresas y solicitará al Ministerio de Economía un plan estratégico (Perte) específico para la descarbonización del sector azulejero de Castellón, que podrá beneficiarse de las ayudas europeas del mecanismo Next Generation.

Además, en el ámbito de la Justicia Gratuita, que financia la Generalitat, se creará un nuevo servicio para asistir a pymes, microempresas, autónomos y trabajadores que afronten impagos, despidos u otros problemas derivados de la inflación y la guerra.

En esa misma clave, dentro de marco de anuncios empresariales, el barón socialista desveló que la empresa filial de la multinacional Hitachi Global Logic trasladará a su personal de Ucrania afectado por la guerra a un nuevo centro de desarrollo de 'software' que abrirá en Valencia. Ximo Puig defendió la "estabilidad" de la Comunidad Valenciana y dijo que ha propiciado la llegada de grandes empresas como Volkswagen, HP, Amazon, Toshiba-Mitshubishi y Siemens.

El Consell del Botànic que comparten PSPV-PSOE, Compromís y Unidas Podemos ha entrado en la carrera fiscal para adaptar la carga impositiva de las familias al impacto de la inflación. Y lo va a hacer con un enfoque opuesto al que están poniendo en valor autonomías gobernadas por el Partido Popular, como Andalucía, que acaba de aprobar una bonificación del impuesto de patrimonio que beneficia a los contribuyentes de rentas más altas, con el objetivo de atraer grandes fortunas a su territorio.

Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda