Es noticia
Menú
¿Por fin un cumpleaños feliz?: Dos días clave para el futuro del nuevo Mestalla
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
15 AÑOS DEL INICIO DE LAS OBRAS

¿Por fin un cumpleaños feliz?: Dos días clave para el futuro del nuevo Mestalla

La Generalitat espera el dictamen sobre la caducidad de la Actuación Territorial Estratégica, mientras Layhoon Chan, persona de máxima confianza del principal accionista, Peter Lim, expondrá a las administraciones el nuevo proyecto

Foto: Las obras del Nuevo Mestalla se pararon en 2009. (EFE/Biel Aliño)
Las obras del Nuevo Mestalla se pararon en 2009. (EFE/Biel Aliño)

Parece una broma pesada. Mestalla es el campo de primera más antiguo, el Valencia lo inauguró el 20 de mayo de 1923 con un partido frente al Levante, por lo que la próxima primavera cumplirá 100 años, pero la efeméride nunca se tendría que haber celebrado. El nuevo Mestalla, que también está de cumpleaños, el próximo 1 de agosto hará 15 años del inicio de las obras, tendría que haberlo relevado en 2021. Pero el esqueleto de cemento sigue igual que en febrero de 2009, cuando se paralizaron los trabajos. Y lo que parece una historia sin fin podría virar de rumbo. El futuro del campo vive días clave, en los que, aunque las administraciones prefieren guardar cautela, podría desbloquearse el proyecto. O tal vez no, vistos los antecedentes.

Foto: Las obras del Nuevo Mestalla comenzaron en 2007 y se paralizaron en 2009.

Una de las piezas clave responde al nombre de ATE. Son las siglas de Actuación Territorial Estratégica, una figura urbanística que se concedió al nuevo Mestalla en 2015 por la relevancia del proyecto y que contempla una serie de beneficios para el club, pero también obligaciones. Entre estas últimas figura la demolición del viejo estadio o la construcción de un polideportivo en el barrio de Benicalap. Entre las primeras, 40.000 metros en la parcela del antiguo campo para usos terciarios. Es el instrumento además que marca los plazos o hitos, la mayoría incumplidos y de ahí la intención del Ejecutivo autonómico de enterrarla.

La Generalitat está pendiente de un informe del Consell Jurídic Consultiu (CJC) para poder darla por extinguida. El órgano consultivo incluyó la petición en el orden del día de la reunión que mantuvo este miércoles y podría trasladar su dictamen o bien este jueves o el viernes. Sería el paso previo para que el pleno del Consell apruebe definitivamente la caducidad del instrumento, recuerdan desde la consejería de Territorio, el departamento que solicitó el documento. El objetivo del Govern es que, o bien esta misma semana o como muy tarde la que viene, la ATE sea historia.

placeholder Vista del esqueleto de hormigón del Nuevo Mestalla. (EFE/Biel Aliño)
Vista del esqueleto de hormigón del Nuevo Mestalla. (EFE/Biel Aliño)

Y aunque el Valencia ha batallado para prorrogarla, que caduque, aunque supone volver casi a la casilla de inicio, podría ser el cauce para desbloquear el embrollo. ¿Por qué? Porque las administraciones están dispuestas a que el club mantenga los beneficios urbanísticos que le concedía la ATE siempre y cuando cumpla las obligaciones que contemplaba. El equipo, recuerdan desde la Conselleria de Territorio, nunca ha trasladado a las administración su postura sobre este extremo, pero de lo que están convencidos en la Generalitat es que “va a caducar. Eso es incuestionable”, apuntan desde el departamento.

El nuevo proyecto

La segunda pieza clave es que el Valencia tiene un nuevo proyecto que podría satisfacer los requisitos de la Generalitat y del Ayuntamiento, la administración que una vez extinguida la ATE asumiría los nuevos convenios. Y este viernes, las dos instituciones mantendrá un encuentro con Layhoon Chan, ex presidenta del Valencia y persona de confianza del máximo accionista del club, Peter Lim. La enviada presentará los detalles de la última propuesta con la esperanza de conseguir el visto bueno para que los obreros vuelvan a entrar en Mestalla.

Foto: Aficionados del Valencia protestan contra Peter Lim. (EFE/Kai Försterling)

El objetivo es reconducir las conversaciones y para eso el club llevará bajo el brazo un proyecto que se va acercando a los requisitos impuestos por el Ayuntamiento, especialmente por el área de Urbanismo, dirigida por la socialista Sandra Gómez. La propuesta pasa por la construcción de un campo con 66.000 asientos con el compromiso de alcanzar en una segunda fase las 70.000 butacas, el umbral para garantizar que el nuevo Mestalla forme parte de la élite o de los llamados campos cinco estrellas. El Ayuntamiento quiere que el estadio opte a ser sede del Mundial 2030 si la candidatura de España y Portugal finalmente se hace con la cita.

Layhoon Chan además aseguró a principios de mes que no habrá problemas para financiar el nuevo Mestalla. "El estadio costará unos 120 millones de euros y ya tenemos ochenta de los fondos CVC, lo que supone un gran punto de partida para el 80 o 90% del estadio. No es problema financiar los treinta o cuarenta millones restantes. Podemos financiarlo con CaixaBank o con venta de terciario", aseguró. Esos 120 millones se sumarían a los 172 ya gastados. No obstante, ni la Generalitat ni el Ayuntamiento se dejan embaucar por los cantos de sirena. Las ideas y venidas del proyecto han sido constantes, recuerdan en las dos administraciones.

Parece una broma pesada. Mestalla es el campo de primera más antiguo, el Valencia lo inauguró el 20 de mayo de 1923 con un partido frente al Levante, por lo que la próxima primavera cumplirá 100 años, pero la efeméride nunca se tendría que haber celebrado. El nuevo Mestalla, que también está de cumpleaños, el próximo 1 de agosto hará 15 años del inicio de las obras, tendría que haberlo relevado en 2021. Pero el esqueleto de cemento sigue igual que en febrero de 2009, cuando se paralizaron los trabajos. Y lo que parece una historia sin fin podría virar de rumbo. El futuro del campo vive días clave, en los que, aunque las administraciones prefieren guardar cautela, podría desbloquearse el proyecto. O tal vez no, vistos los antecedentes.

Valencia CF Peter Lim Valencia Noticias de Comunidad Valenciana Generalitat Valenciana