Jorge, sobre la muerte de Marta Calvo: "Consumimos 6 gramos y ya no se despertó"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
"Compré un producto para limpiar cañerías"

Jorge, sobre la muerte de Marta Calvo: "Consumimos 6 gramos y ya no se despertó"

Tras 41 días sin noticias de la joven valenciana, El Confidencial ha tenido acceso a la declaración del sospechoso, que reconstruye las últimas horas que pasó con Calvo

Foto:

Jorge Ignacio P.J., el único detenido por la desaparición y muerte de Marta Calvo, de 25 años, se enroca en la versión de que él no tuvo nada que ver con la muerte y que fue un accidente tras haber pasado varias horas practicando sexo y consumiendo cocaína. Según su propio versión, al ver que había fallecido, entró en pánico y pensó en suicidarse, aunque prefirió descuartizar el cuerpo y deshacerse de los pedazos en distintos contenedores de basura. Tras 41 días sin noticias de la joven valenciana, El Confidencial ha tenido acceso a la declaración del sospechoso.

"Conocí a Marta a través de una página web, unas semanas antes del día 7 de noviembre. Quedamos y tuvimos relaciones en su casa, un piso en el centro de Valencia. Después, intercambiamos algún WhatsApp y volvimos a quedar", explica Jorge, que se refiere justo a la madrugada del 6 al 7 de noviembre, cuando ambos decidieron quedar de madrugada y él la pasó a recoger en coche para llevarla a su casa de Manuel, a unos 55 kilómetros de la capital.

Foto: El sospechoso de la muerte de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. J., de 38 años. (EFE)

"Acordamos ir a mi domicilio de Manuel en mi coche, un Volkswagen Passat de color azul. Durante el camino hablamos de gustos musicales y ella me dijo que llevaba dos días de fiesta. Sobre las 2 o 3 de la madrugada llegamos", continúa narrando el detenido y señala que ella había traído una botella de whisky, mientras que él tenía cocaína.

"Primero estuvimos en la planta baja, allí consumimos whisky y cocaína, después subimos al piso de arriba. En el dormitorio principal mantuvimos sexo durante varias horas. Seguimos bebiendo y consumiendo cocaína sobre su cuerpo de forma voluntaria, en total unos 6 gramos", lo que dista bastante de la versión de las dos prostitutas que han hablado para El Confidencial este martes y que explican que Jorge Ignacio las forzaba para mantener la llamada 'fiesta blanca', introducir drogas en las partes erógenas de la mujer.

Primero estuvimos en la planta baja, allí consumimos whisky y cocaína, después subimos al piso de arriba para mantener sexo

"Ya estaba amaneciendo cuando la chica dijo que no se sentía bien, que estaba cansada y que quería parar. Se tomó una ducha y después nos acostamos a dormir juntos. -y continúa- Tras varias horas dormido me desperté, creo que era mediodía o incluso algo más tarde. Traté de despertar a la chica, pero cuando fui a abrazarla noté su cuerpo rígido. Le tomé el pulso en el cuello y en el brazo y comprobé que estaba muerta". El detenido cuenta como llegó incluso a levantar la persiana del cuarto para verla mejor.

En ese momento, fue cuando pensó en suicidarse, pero optó por, primero, deshacerse del cuerpo. "Me di cuenta de la imposibilidad de sacar el cuerpo de la vivienda sin llamar la atención, así que llegué a la conclusión que lo mejor era buscar herramientas que me facilitaran la tarea de deshacerme del cuerpo".

Salió de su vivienda de Manuel con la intención de hacer desaparecer los efectos personales de Marta, el bolso, el teléfono, la ropa... Condujo hasta un contenedor que había en una gasolinera de la Llosa de Ranes donde tiró sus pertenencias.

placeholder  Imagen de la ficha policial de Jorge, cuando fue detenido el pasado mes de junio.
Imagen de la ficha policial de Jorge, cuando fue detenido el pasado mes de junio.

"Después fui a un supermercado de L'Ollería y allí compré dos ó tres paquetes de bolsas de basura grandes y guantes de látex. Pagué en efectivo. A continuación fui a una ferretería y compré herramientas: dos sierras, una para madera y otra para metal. También pagué en metálico y regresé a Manuel. Me deshice del cuerpo en el baño de mi casa. Me desnudé por completo para no dejar huellas y solo me puse los guantes de látex".

El detenido reconstruye las siguientes horas y explica que a la mañana siguiente, ya el día 8 de noviembre, se levantó sobre las 07:00 horas para deshacerse de las bolsas. "Las primeras tres las dejé en Alzira, en un contenedor de residuos orgánicos del centro de la ciudad. Después regresé, sin parar en ningún sitio, a Manuel para recoger otras tres bolsas".

Volvió a Alzira, pero a un lugar diferente, en la periferia. "Aparqué el Passat en un descampado y busqué a pie otro contenedor similar". Tras tirar las otras tres bolsas, volvió una vez más hasta su vivienda en Manuel en busca de las bolsas restantes, pero esta vez condujo hasta Silla, tratando de evitar posibles controles policiales. "Finalmente me deshice de las herramientas en un contenedor del municipio de Masanasa".

Una vez en casa fregué la planta superior y el baño. Luego fui a comprar un producto específico para la limpieza de las cañerías

"Una vez en casa fregué la planta superior y la zona del baño. Usé una escoba que estaba en la vivienda y luego tiré todos los utensilios de limpieza, pero no recuerdo dónde. La tarde del día 8 fui a Alfafar para comprar un producto específico para la limpieza de las cañerías", concluye así su declaración el sospechoso, que sigue en prisión provisional sin fianza, mientras cientos de agentes siguen sin encontrar ningún rastro de la joven en el vertedero de Dos Aguas, en Valencia.

Valencia Sucesos Guardia Civil
El redactor recomienda