vendieron a endesa y pagaron comisión a olivas

Los Cotino pegaron un pelotazo de casi 40 millones con el Plan Eólico de Zaplana

Sedesa vendió a Endesa su participación en la concesionaria de más de 400 MW de un concurso de la Generalitat. Olivas fue condenado por cobrar una comisión de Cotino de 580.000 euros

Foto: Vicente Cotino, en primer término, en el juicio de la financiación ilegal del PP valenciano. (EFE)
Vicente Cotino, en primer término, en el juicio de la financiación ilegal del PP valenciano. (EFE)

La familia Cotino obtuvo un buen bocado económico del Plan Eólico Valenciano impulsado por Eduardo Zaplana. El reparto de concesiones, que se concretó en el año 2001, apenas unos meses antes de la marcha del político nacido en Cartagena al Ministerio de Trabajo, tuvo varios ganadores, entre los que figuró un consorcio en el que la familia vinculada al Partido Popular tenía una participación relevante. Proyectos Eólicos Valencianos, que así se llamaba la mercantil, se hizo con más de 400 MW de potencia a desarrollar durante los años siguientes en un modelo de asignaciones de derechos de explotación que generó todo tipo de sospechas en aquellos años.

Ante la demanda de proyectos para montar parques eólicos que llegaban a la Generalitat, el Gobierno autonómico de Zaplana decidió restringir y controlar el acceso. Montó un concurso en el que pujaron grandes empresas eléctricas a las que se 'invitó' a incorporar socios locales. Proyectos Eólicos Valencianos fue uno de estos grupos. Estaba compuesto por la filial de renovables de Endesa, Bancaja y Sedesa (luego denominada Asedes Capital), que tenía un 25% del capital. En el año 2008, ya con Zaplana fuera del Consell valenciano, la empresa entonces dirigida por Vicente Cotino y el entonces presidente de la caja, José Luis Olivas, negociaron la venta de su participación a Iberdrola, de la que el posteriormente vicepresidente de Bankia era consejero. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán puso una oferta encima de la mesa, pero Endesa ejerció su derecho de tanteo y finalmente se quedó el 100% de la concesionaria eólica.

Juan Cotino, expresidente de las Cortes Valencianas. (EFE)
Juan Cotino, expresidente de las Cortes Valencianas. (EFE)

El beneficio en forma de plusvalía fue suculento para los Cotino. Obtuvieron casi 40 millones de liquidez en un momento en que su grupo empresarial comenzaba a atravesar problemas económicos, con la crisis inmobiliaria en ciernes. Olivas, por su parte, también sacó partido de la operación desde el punto de vista personal. Vicente Cotino admitió en un jucio celebrado contra ambos por delito fiscal y falsedad documental que pagó 580.000 euros a una empresa del exbanquero denominada Imarol en concepto de comisión por su labor de mediación para negociar con Iberdrola. El juez no se creyó la versión de la labor de teórico asesoramiento realizada por Olivas y lo condenó a año y medio de cárcel por falsificar una factura que no obedeció a ningún trabajo en concreto. La sentencia fue dictada por un juzgado de primera instancia y ratificada después por la Audiencia Provincial de Valencia. Fue el primer presidente autonómico del Partido Popular valenciano condenado en sentencia firme.

Anticorrupción y la UCO investigan si Zaplana ha repatriado fondos procedentes de empresarios adjudicatarios del Plan Eólico y las ITV

Una de las bases de la investigación de la operación Erial puesta en marcha por la Fiscalía es que Eduardo Zaplana pudo ser el eje del pago de comisiones por parte de emrpesarios, tanto en las concesiones del Plan Eólico Valenciano como de otro de los macroconcursos que puso en marcha al acceder al cargo de presidente regional en 1995, el de las licencias del servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Al igual que con los parques eólicos, la Administración valenciana propició la creación de consorcios en los que se situaron empresarios locales cercanos a la órbita del PP. Y también en este caso hubo adjudicatarios que salieron de las sociedades con posterioridad embolsándose jugosas plusvalías con la venta de sus participaciones.

Los Cotino pegaron un pelotazo de casi 40 millones con el Plan Eólico de Zaplana

La Fiscalía Anticorrupción y la UCO investigan si Zaplana y otros investigados, como su exjefe de gabinete, el expresidente del Club de Baloncesto Estudiantes Juan Francisco García, percibieron comisiones por aquellas adjudicaciones, las colocaron en el extranjero y han tratado de repatriarlas recientemente. Se indagan delitos de cohecho, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales o prevaricación. Algunos de los delitos podrían estar prescritos por el tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos, pero no el de blanqueo, si Zaplana ha tratado de recuperar el dinero de forma irregular en los últimos años.

Para el exministro de José María Aznar, es su primera detención y el primer aviso serio de la Justicia después de que su nombre apareciese en diversas causas judiciales sin que llegase a ser imputado o investigado formalmente. En la misma situación de inéditos en los casos que han afectado al exdirigente del PP se encuentran García, el íntimo de Zaplana Joaquín Barceló o la mujer del exministro, Rosa Barceló, también investigada.

No ocurre lo mismo con los Cotino. Vicente está a punto de ser condenado en la causa de la financiación ilegal del PP valenciano que se ha juzgado en la Audiencia Nacional. Al igual que otros empresarios, ha admitido que hizo aportaciones económicas falsificando facturas por trabajos no realizados para pagar a Orange Market actos organizados para las campañas de 2007 y 2008 del Partido Popular valenciano. Vicente y su tío Juan también están procesados y a la espera de juicio en el caso del saqueo de fondos en Televisión Valenciana por los contratos relacionados con la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios