Así controla el dueño de Xanadú y Puerto Mediterráneo su cartera desde Luxemburgo
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
el gigante británico refuerza su estructura luxemburguesa

Así controla el dueño de Xanadú y Puerto Mediterráneo su cartera desde Luxemburgo

El gigante 'british' Intu, en fase integración con Hammerson, usa filiales en el Ducado para sus inversiones españolas. Lo hace por motivos fiscales, pero le permitirá llevar mejor el Brexit

Foto: Puerto Mediterráneo, el resort comercial de 2.000 millones que Intu Eurofund quiere construir en Paterna (Valencia).
Puerto Mediterráneo, el resort comercial de 2.000 millones que Intu Eurofund quiere construir en Paterna (Valencia).

Las promesas del Ejecutivo de Theresa May de reducir la tributación de sociedades a un atractivo 17% a partir de 2020 para evitar la fuga de compañías como consecuencia del Brexit no parecen haber convencido, de momento, al gigante británico de los centros comerciales Hammerson a la hora de enfocar la integración de Intu, el competidor con origen también en el Reino Unido cuya compra anunció en diciembre por 3.850 millones de euros. El proceso de fusión de los dos monstruos el 'retail' no ha afectado por el momento a una modificación de la estructura societaria que Intu había diseñado para desembarcar en España. Esa planificación incluso se ha visto reforzada recientemente con cambios en la arquitectura de participaciones desde Luxemburgo, país elegido como base de operaciones por las ventajas fiscales que ofrece a las multinacionales con 'holdings' que operan en territorio europeo.

El pasado mes de febrero varias de las empresas del grupo Intu-Eurofund en España modificaron la titularidad de su socio único, hasta entonces mercantiles holandesas, para pasar a ser propiedad de Intu Eurofund Developments, una sociedad 'holding' constituida en 2013 y domiciliada en la calle Charles Martell de Luxemburgo. Se trata de las filiales que desarrollan tres de los proyectos de centros comerciales pendientes de ejecución: Puerto Mediterráneo en Paterna (Valencia), Puerto Cabral en Vigo y otro 'shopping resort' en Baleares denominado Port Mayurqa. Los tres complejos, que sumarán una inversión conjunta de más de 2.000 millones de euros, según los anuncios del grupo de origen británico, están a la espera de resolver problemas administrativos y burocráticos para comenzar a andar. En el caso del recinto valenciano, Intu-Eurofund se topó con el rechazo del Consell del Botánico que comparten PSPV-PSOE y Compromís, que le han instado a modificar su proyecto inicial para reiniciar su tramitación.

Puerto Mediterráneo, Puerto Cabral y Port Mayurqa tienen desde febrero a la luxemburguesa Intu Eurofund Developments como socio único

Fuentes del gigante británico consultadas por El Confidencial señalaron que la decisión de utilizar Luxemburgo como base de operaciones para canalizar las inversiones en España obedece a razones de fiscalidad general del grupo, que es una práctica habitual entre las multinacionales y que, en cualquier caso, todas las sociedades que realizan actividades en suelo español "son españolas y tributan y pagan las cotizaciones en España". Ciertamente, la ruta hacia el Gran Ducado no es exclusiva de los proyectos que están sin ejecutar. Puerto Venecia de Zaragoza, el primero de los grandes resorts comerciales de Intu, está en manos de dos socimis españolas (Puerto Venecia Investments Socimi y Zaragoza Properties Socimi, ambas con sede en Madrid), pero el accionista último principal no es la matriz británica del gigante Hammerson-Intu, sino una sociedad luxemburguesa denominada Intu Zaragoza Holding.

placeholder El edificio de Maitland, el bufete donde figura la sede de las sociedades de Hammerson Intu en Luxemburgo.
El edificio de Maitland, el bufete donde figura la sede de las sociedades de Hammerson Intu en Luxemburgo.

El camino societario del grupo que dirige en España Ian Sandford también conduce a Luxemburgo en el caso del centro comercial Madrid Xanadú. Este espacio de ventas, adquirido parcialmente por Intu Eurofund en marzo del año pasado por 530 millones, tiene como accionista a Xanadú Retail and Leisure, una mercantil madrileña participada por Intu Xanadú Holdings, con domicilio en la calle Robert Stümper del Ducado. Por su parte, Intu Eurofund Developments, la matriz de los proyectos aún sin ejecutar de Vigo, Valencia o Mallorca, está radicada en la calle Charles Martell. El domicilio coincide con el de una consultora llamada Maitland, especializada en la creación de estructuras societarias y con oficinas repartidas por varios países, incluidos territorios conocidos por su baja tributación para sociedades como las Islas Cayman, Guernsey, Isla de Man o Mauricio.

Foto: Centro comercial Xanadú (Xanadú)

Las filiales de Intu en Luxemburgo han realizado operaciones de créditos con sus participadas españolas. Casi todas son de relativa baja cuantía, excepto el caso de la sociedad empleada para desarrollar un parque comercial en Torremolinos. Este proyecto es el más avanzado administrativamente, cuenta con el plan parcial aprobado y está a la espera de resolver los últimos informes de impacto sobre el tráfico rodado. La mercantil Intu Costa del Sol HoldCo firmó en mayo de 2015 un préstamo de 92 millones de euros con su accionista único, la luxemburguesa ICS InvestCo, a su vez filial de la británica Intu Properties, de los que a 31 de diciembre de 2016 había dispuesto 77,3 millones. El tipo de interés que devenga el crédito, según el acuerdo entre las partes, es del 15,25%, capitalizado de forma trimestral. En enero se firmó otro préstamo participativo de cinco millones al mismo tipo con un vencimiento en el año 2020, cuando Intu Eurofund confía en obtener financiación externa o tener abiertas sus puertas y comenzar a generar ingresos. ICS InvestCo comparte domicilio con el resto de sociedades de Intu en la sede del bufete Maitland.

La sociedad española que impulsa Puerto Mediterráneo en Paterna, Intu Eurofund Valencia, también dispone de créditos al 15,25% de interés por valor de algo más de 7 millones de euros proporcionados por Intu Eurofund Development y con vencimiento, como muy pronto, en 2024 o cuando obtenga la financiación de terceros necesaria para acometer su macroproyecto comercial a la entrada de la ciudad de Valencia. Aquí tiene comprometidos 14 millones de euros en opciones de compra con propietarios del suelo.

¿Por qué Luxemburgo?

Tras la estructura societaria de Intu en Luxemburgo hay razones básicamente fiscales y de estabilidad monetaria. El esquema societario elegido, y que ahora refuerza y da continuidad Hammerson, es legal y tiene impacto fiscal en el Reino Unido, pues el gigante de los centros comerciales ha preferido situar la matriz de las empresas españolas en un país distinto, con tributación ventajosa en materia de rentas, plusvalías o dividendos en el caso de grupo con participaciones societarias ('holdings'). Intu señala que en el diseño luxemburgués no ha influido la situación del Brexit, pero es evidente que le permite también operar en una única moneda en sus operaciones entre sociedades del grupo radicadas en la Eurozona, aunque finalmente tenga que consolidar aspectos financieros en su matriz británica.

El país centroeuropeo está bajo el radar de la Comisión de la Competencia tras revelarse gracias al Luxleaks la existencia de acuerdos bilaterales de su gobierno con grandes multinacionales como Google, McDonald’s o Amazon para obtener una baja tributación. Una de las medidas que Luxemburgo ha prometido aplicar es exigir que las sociedades radicadas en su territorio se ajusten a criterios de mercado a la hora de suscribir préstamos con sus propias participadas. Una forma de extraer rendimientos de terceros países es aplicar tipos de interés muy altos a las filiales a las que se presta dinero desde la matriz luxemburguesa.

La migración de estructuras de 'holding' hacia Luxemburgo ha convertido a este diminuto país con medio millón de habitantes en el principal emisor de inversión extranjera en España. La razón no está en que las multinacionales no residentes se hayan instalado allí físicamente, sino en la inscripción formal de sociedades a través de las que se canaliza la inyección de fondos en filiales europeas.

Luxemburgo
El redactor recomienda