120.000 euros total en sanciones tras no llegar a acuerdos

Puig castiga con la multa máxima a Airbnb y otras cinco plataformas de apartamentos

La Agencia Valenciana de Turismo sanciona con hasta 30.000 euros a los portales por incluir en su oferta viviendas no registradas. Los expedientes van en contra de la recomendación de Bruselas

Foto: Airbnb, sancionada con 30.000 euros por la Generalitat valenciana. (EFE)
Airbnb, sancionada con 30.000 euros por la Generalitat valenciana. (EFE)

No ha habido posibilidad de acuerdo. La Agència Valenciana de Turisme (AVT) ha resuelto los siete expedientes abiertos a diversas plataformas de alquiler de apartamentos en Internet y ha impuesto sanciones por valor de 120.000 euros a seis de ellas. Las más perjudicadas han sido Airbnb, Homeaway y Rentalia, que tendrán que pagar 30.000 euros cada una (la sanción máxima que fija la legislación autonómica) por incluir en sus portales ofertas de viviendas no registradas en las bases de datos de la Generalitat. Las multas contradicen las recomendaciones de la Comisión Europea, que se ha pronunciado en contra de que las plataformas de economía colaborativa tengan que hacerse responsables del contenido de las ofertas de terceros que incluyen en sus bases de datos. Lo lógico ahora es que los sancionados recurran las multas con procedimientos que pueden acabar ante la justicia europea.

La sanciones de la Generalitat de Ximo Puig (la AVT depende directamente de Presidencia) se suma a las que han dictado otras administraciones como el Ayuntamiento de Barcelona que dirige Ada Colau, que ha impuesto multas más altas, de 600.000 euros, a Airbnb y Homaway, por alquiler pisos a turistas sin licencia.

Los expedientes pueden acabar en los tribunales, mientras la Generalitat prepara un cambio en la ley para endurecer las multas económicas

El secretario autonómico valenciano de Turismo, Francesc Colomer, ha justificado la resolucion de los expedientes y ha señaldo que “como administración debemos ser firmes en el cumplimiento de la ley y en la defensa de un modelo turístico basado en la profesionalización y en la calidad”. Colomer ha mantenido una posición contraria “al intrusismo y la competencia desleal, que se traduce en graves perjuicios económicos para el sector y que puede acarrear problemas a los consumidores que hacen uso de este tipo de ofertas”, ha afirmado, al tiempo que ha señalado que “no todo cabe en la denominada economía colaborativa”.

El secretario de Turismo de la Comunitad Valenciana, Francesc Colomer. (EFE)
El secretario de Turismo de la Comunitad Valenciana, Francesc Colomer. (EFE)

En este sentido, ha destacado que “el modelo turístico que buscamos es el de la profesionalización, las garantías y el respeto a la ley y a los derechos de turistas y consumidores, por eso no se puede confundir la economía colaborativa y los nuevos modelos de negocio con otras prácticas”. Así, ha hecho hincapié en que “sancionamos porque existen leyes que son para todos y que deben cumplirse, porque lo peor sería trasladar una sensación de impunidad que, bajo ningún concepto, nos podemos permitir”.

No hubo acuerdo

La Generalitat y las grandes plataformas, incluida Airbnb, estuvieron muy cerca de cerrar un acuerdo hace varios meses. Hubo un compromiso por parte de los operadores de vigilar la situación legal de las viviendas, pero finalmente han optado por no ceder ante la exigencia de la Administración valenciana de incluir solamente aquellas registradas en las bases de datos de la Agencia de Turismo, una reivindicación de las patronales hoteleras y de las empresas profesionales de alquiler de apartamentos turísticos de la Comunidad Valenciana.

En concreto, Homeaway, Airbnb y Rentalia deberán abonar ahora un total de 30.000 euros de multa por "no exigir y reflejar el número de registro que acredita que las viviendas que se anuncian en sus páginas web son turísticas", según ha informado este jueves la Agencia. Estas tres plataformas han recibido la sanción máxima que permite actualmente la ley, una cifra que se endurecerá en el nuevo texto en el que se está trabajando desde la Agencia Valenciana de Turisme. En este sentido, Colomer ha destacado que “son plataformas con mucho tráfico y con un volumen económico muy alto, por eso se les ha sancionado con el máximo que, por ahora, nos permite la ley”.

En 2016 se abrieron un total siete expedientes a las plataformas Homeaway, Milanuncios, Niumba, Airbnb, Fotoalquiler, Rentalia y Ya encontre-Ya Hetrobat. En concreto, en junio de 2016 se abrió expediente sancionador a tres de ellas, que se han resuelto con multas de 30.000, 6.000 y 20.000 euros. Posteriormente, en diciembre de 2016, se tramitaron los expedientes sancionadores a otras cuatro. En este caso, se ha comunicado una resolución de sanción de 30.000 euros dos de ellas. Por su parte, en otro caso se ha subsanado y la empresa ya solicita el registro a la mayor parte de las viviendas turísticas que comercializa en su portal, por lo que, por ahora, la sanción impuesta es de 4.000 euros. Finalmente, otro de los últimos expedientes abiertos se ha resuelto con apercibimiento después de que hayan regularizado su situación, según ha explicado Turismo.

Airbnb y Homeaway llevarán la multa a los tribunales: "Estamos decepcionados"

“Estamos decepcionados por esta decisión y apelaremos. La normativa actual en la Comunidad Valenciana no reconoce de manera clara la posibilidad de que un particular pueda compartir su propio hogar ni los beneficios que esta actividad supone para muchas familias y comercios locales. Seguiremos trabajando con la Administración valenciana en una normativa clara y sencilla, que refleje la manera en que la gente de hoy en día vive, trabaja y viaja", señalaba este jueves Airbnb tras conocer la multa impuesta por la Generalitat valenciana.

Según fuentes de Airbnb, la plataforma ya ha estado en contacto con las autoridades autonómicas y "siempre" se ha mostrado abierta a colaborar. Según explicaron, en septiembre de 2016, se envió un comunicado a todos los anfitriones de la Comunidad Valenciana en el que se informaba sobre la regulación local. También se actualizó la página de Leyes y Reglamentos que afectan a la región esta región y "se introdujo un campo para establecer el número de registro en el caso de vivienda turística. Todas estas acciones fueron fruto de las conversaciones mantenidas con la administración".

Por su parte, Homeaway también ha anunciado que recurrirá la multa de la Generalitat valenciana y recurirrá en el contencioso-administrativo. “Lamentamos la decisión adoptada por la Agencia Valenciana de Turismo. A pesar del resultado, Homeaway se mantiene firme en su posición y cree en la legitimidad de su argumentación basada en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico y en la Directiva Europea de Comercio Electrónico".

El portal de economía colaborativa se defiende argumentando que  ya realiza campañas de información y sensibilización sobre regulación entre los propietarios de viviendas vacacionales y que ha habilitado "una sección sobre regulación en su web para facilitar la tramitación de solicitudes, y desarrollado un campo específico para que propietarios y gestores puedan mostrar el número de inscripción en Turismo de sus propiedades". 

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios