congreso nacional de business angels

Cuatro 'startups' que han permitido a sus padrinos llenarse los bolsillos este año

La inversión de los 'business angels' en proyectos emergentes en España casi se ha duplicado en 2015, pero los ratios por población siguen a años luz de países como Israel o Estados Unidos

Foto: Congreso Nacional de Business Angels. (EFE)
Congreso Nacional de Business Angels. (EFE)

“Peer Transfer ha necesitado 20 millones de euros hasta ser rentable”, explicaba en Valencia esta semana Iker Marcaide, el creador de una de las 'startups' más rentables del año para sus fundadores. Más de cinco años después desde su nacimiento, y tras varias rondas de financiación para impulsar el proyecto, ha salido del accionariado Raúl Aznar, uno de sus inversores iniciales, tras una última ronda de 18 millones de euros en la que han participado fondos como Kibo Ventures (Sandra Ortega), Devonshire Investors, Accel Partners, Spark Capital Partners y la familia Entrecanales a través de su fondo de capital semilla Fides Capital. 

La de Peer Transfer (ahora denominada Flyware), una plataforma que facilita las trasferencias y pagos a los alumnos de más de 600 escuelas y universidades del mundo, ha sido una de las operaciones más rentables de este año para sus padrinos originales. El propio Marcaide ha cedido una parte de su participación y se ha convertido en inversor en proyectos emergentes a través de su instrumento Zubi Labs. Por las redes de Flyware pasan ya 1.000 millones de euros en trasferencias. Su negocio se basa, al contrario que las entidades financieras, no en cobrar comisiones a los alumnos, sino en ofrecerse como mecanismo de pago a las universidades o escuelas superiores de todo el mundo. Ese ahorro de costes para los pagadores es la clave de su éxito.

Como esta, otras tres compañías de corta vida han hecho las delicias del bolsillo de sus primeros padrinos o fundadores, los 'business angels', en su terminología en inglés, que no solo ponen dinero para hacer crecer los proyectos sino que colaboran y asesoran en su desarrollo en etapas iniciales. Se trata de Akamon, La Nevera Roja y Job&Talent. Son las 'lucky four' del año en un sector, el de la inversión en etapas muy iniciales, que cuando acabe 2015 habrá movido más de 500 millones de euros, según un informe elaborado por Startupexplore, el portal de referencia en España del universo emprendedor creado por Javier Megías y Nacho Ormeño

Megías ha participado esta semana en el Congreso Nacional de Business Angels organizado por Big Ban Angels. Según explica su secretario, Pedro Gil, socio de Cuatrecasas, se trata de la mayor asociación de este tipo de inversores en el país. La convención se celebró en las instalaciones de Marina de Empresas, el polo innovador creado por el dueño de Mercadona, Juan Roig, en Valencia y que alberga a su aceleradora Lanzadera. “Solo en el primer semestre del año se había invertido un 134% más que el año anterior. El incremento ha sido espectacular”, apunta. España ha comenzado a atraer además a fondos internacionales de capital semilla. Según Megías, hay ya 35 de estos fondos operando en el país.

El 40 % de las operaciones se quedan fuera del radar porque los inversores no las publican. “Es un error“, afirma el CEO de Startupexplore

El informe también trata de desmentir la percepción de burbuja en el sector, algo que no comparten todos los inversores, como Cabiedes & Partners, para quienes se están realizando valoraciones muy elevadas de empresas que aún no han acreditado su rentabilidad. Megías explica que en España apenas se generaron el año pasado seis dólares per cápita en inversión en el sector. Muy lejos de los 25 dólares del Reino Unido o los 141 de Estados Unidos, y a años luz de los 371 euros por habitante que se mueven en Israel, con un ecosistema de emprendimiento muy activo. “Una 'startup' de serie A se está valorando en Estados Unidos en entre 11 y 20 millones de dólares, mientras que aquí ni superan los cuatro millones”, afirma.

En cualquier caso, todo los datos hay que cogerlos con pinzas. El CEO de Startupexplore admite que el 40% de las operaciones se queda fuera del radar porque no se publica. “Esto es un error. Los inversores tienen que empezar a enseñar lo que hacen porque es una forma de atraer proyectos y dinamizar la actividad”, insiste.

El fondo canadiense Imperus Technologies acaba de adquirir por 23,5 millones la plataforma de desarrollo de videojuegos Akamon

Akamon es otro ejemplo de éxito claro para sus inversores originales. Es una plataforma de desarrollo de videojuegos que acaba de ser adquirida por la firma canadiense Imperus Technologies por 23,5 millones de euros. En su caso, fundadores iniciales como el catalán Carlos Blanco o el valenciano José Vicente Pons han multiplicado exponencialmente su aportación inicial. Literalmente, se han forrado. Blanco conservaba el 40% del capital; los socios valencianos agrupados en Exelweiss, el 30%; otros accionistas y directivos, sobre el 10%, y el resto se repartía en fondos como Bonsai Ventures Partners y Axon Partners Group.

Es un caso similar al de La Nevera Roja, la firma de reparto de comida a domicilio de restaurantes fundada por José del Barrio e Íñigo Juantegui. Esta compañía ha cambiado de manos y ha pasado a formar parte de la cartera de la alemana Rocket Internet en una operación valorada en 80 millones. Sus 'business angels' iniciales, La Caixa, Next Change Group o Mediaset, han multiplicado por ocho la aportación que realizaron.

Un ejemplo de valoración disparada ha sido la de Job&Talent, un portal de empleo impulsado con dinero de ilustres familias españolas muy activas en el capital semilla como Pelayo Cortina Koplowitz, los Entrecanales, Nicolás Luca de Tena o la sociedad participada por Sandra Ortega Kibo Ventures. Job&Talent es lo que se conoce como un FFF ('Family, Friends & Fools'), un proyecto que cuenta con mucho respaldo familiar y de amigos que o termina explotando o convertido en una mina. Uno de sus fundadores, Félix Ruiz, ya sabe lo que es pegar el pelotazo. Vendió Tuenti a Telefónica por 70 millones de euros.

Job&Talent captó en mayo 25 millones de euros y ha atraído el interés de Niklas Zennstrom, cofundador de Skype. Aunque se presenta como el portal global de búsqueda de empleo con mayor capacidad de crecimiento (tiene seis millones de usuarios y presencia en España, México y Reino Unido), el año pasado siguió perdiendo dinero (2,5 millones de euros) y su facturación apenas alcanzó el millón de euros.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios