Litigio judicial

Parques Reunidos abandona el Oceanogràfic a cara de perro y con demandas cruzadas

Una auditoría interna revela deficiencias en el mantenimiento del acuario no subsanadas por el operador, que reclama 8,2 millones a la Ciudad de las Ciencias por liquidaciones pendientes

Foto: Un grupo de turistas recorre la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. (EFE)
Un grupo de turistas recorre la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. (EFE)

Batalla judicial a cara de perro entre Parques Reunidos y la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) a cuenta de la liquidación del contrato de gestión del Oceanogràfic, el acuario de Valencia que forma parte del complejo de ocio y divulgación científica. El operador abandonó este verano el recinto, una de las joyas de la corona de su cartera en España y que gestionaba desde hace más de una década, después de que la sociedad pública dependiente de la Generalitat licitase un nuevo concurso con condiciones económicas mas favorables a sus intereses.

Parques Reunidos decidió no pujar por el nuevo pliego de condiciones al entender que no garantizaba los mismos rendimientos económicos que el anterior contrato. Sin embargo, lejos de esperar a la liquidación de cánones e intercambios pendientes al finalizar su labor como gestor, decidió en octubre de 2014 demandar a la Ciudad de las Ciencias por compensaciones de créditos improcedentes y por el impago de deudas pendientes que en conjunto alcanzan los 8,2 millones de euros. Estas cantidades se corresponden con saldos correspondientes al cruce de cánones que establecía el acuerdo contractual original firmado en 2003. La demanda se interpuso a través de Parques Reunidos Valencia, la filial concesionaria, en la que participan también los grupos empresariales locales Lladró y Ballester.

Foto: Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Foto: Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Tras un intento infructuoso de negociar una salida extrajudicial, la Ciudad de las Ciencias decidió replicar a la denuncia de Parques Reunidos con una demanda de reconvención en la que reclama al operador un indemnización por importe de 6,8 millones de euros por el incumplimiento de las obligaciones de mantenimiento y conservación. Además, solicita una compensación de 33,5 millones de euros de lucro cesante por no incorporar orcas al Oceanogràfic, pese a las promesas iniciales. Para sustentar estas reclamaciones, Cacsa ha incorporado al procedimiento informes periciales encargados al efecto.

Pero las cantidades reclamadas por la empresa pública a Parques Reunidos podrían elevarse más todavía. Una auditoría reciente, de la que ha tenido conocimiento El Confidencial, encargada por el nuevo gestor del Oceanogràfic, Avanqua (sociedad participada por Aguas de Valencia y el Acuario de Vancouver), cifra en 17 millones el coste necesario para actualizar el recinto zoológico. Este dinero se corresponde con deficiencias de mantenimiento atribuibles tanto a Parques Reunidos como a la propia sociedad pública, pero también incluye las inversiones que Avanqua tiene previsto realizar en los próximos meses.

Relanzamiento de Avanqua en primavera

El nuevo gestor prevé remozar las instalaciones este invierno para relanzar el acuario a a partir de la próxima primavera. La intención, sin acometer grandes cambios estructurales, es ofrecer al público un catálogo actualizado de espectáculos y de actividades divulgativas ligadas a las especies marinas que alberga el Oceanogràfic, con las ballenas belugas como ejemplares fetiche y la aportación en contenidos científicos del Acuario de Vancouver.

El Oceanogràfic es el único recinto europeo con ejemplares de belugas. (Ciudad de las Artes y las Ciencias)
El Oceanogràfic es el único recinto europeo con ejemplares de belugas. (Ciudad de las Artes y las Ciencias)

Fuentes conocedoras del procedimiento judicial, que en las próximas semanas deberá comenzar a solventarse en los tribunales de Valencia, sostienen que el importe que finalmente Cacsa reclamará a Parques Reunidos puede rondar los 40 millones de euros. Ambas partes intentaron antes de verano sentarse para tratar de cerrar un acuerdo, pero la solución extrajudicial ha sido hasta ahora imposible. Es más, las posturas se han ido alejando a lo largo de los meses, pese a que la lógica empresarial inducía a cerrar el litigio con un pacto de cuenta con paga y todos tan contentos. Ese acuerdo todavía no se descarta por las partes. El 30 de noviembre se celebra la audiencia previa, la vistilla en la que las partes solicitan las pruebas y confirman sus reclamaciones. La Generalitat valenciana, según ha podido saber este periódico, tiene previsto aportar sus informes periciales, la auditoría de Avanqua como prueba documental y además solicitar al juez la elaboración de un nuevo informe pericial independiente.

La multinacional, en pleno proceso de venta

El cruce de demandas se produce en pleno proceso de venta de Parques Reunidos. El también operador del Parque de Atracciones de Madrid, convertido ya en multinacional y con presencia en Europa, Estados Unidos, México y Asia, está controlado ahora por el fondo Arle Capital Partners. En 2007 adquirió la compañía por cerca de 1.000 millones de euros a Advent International, el mismo inversor que ahora se ha interesado de nuevo por ella.

La matriz Parques Reunidos Servicios Centrales presenta unos activos de casi 2.000 millones de euros y un patrimonio neto de 581 millones. El año pasado facturó 534 millones de euros, obtuvo un resultado de explotación de 116 millones y un beneficio después de impuestos de algo más de ocho millones.

Por lo que respecta a la filial valenciana, Parques Reunidos Valencia, el año pasado cerró con un beneficio neto de más de tres millones de euros. El Oceanogràfic no ha sido un mal negocio para la multinacional del ocio. En los más de 10 años al frente del acuario como gestor, ha ganado más de 36 millones de euros y ha facturado más de 200.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios