Habrá 29 millones para un nuevo Canal 9

El hachazo de Puig a los proyectos de ocio no le libra de una deuda de casi 800 millones

Los presupuestos para 2016 recortan gasto en la Ciudad de las Ciencias, la Ciudad de la Luz y el Aeropuerto de Castellón y lo suben en el Circuito de Cheste

Foto: Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. (EC)
Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. (EC)

El Gobierno de Ximo Puig aplicará el año que viene un importante hachazo al gasto de los principales proyectos de ocio y grandes infraestructuras heredados de la etapa del Partido Popular al frente de la Generalitat Valenciana. Sin embargo esto no librará de seguir teniendo que afrontar una deuda conjunta cercana a los 800 millones de euros derivada de los gastos de construcción de la Ciudad de las Artes y Ciencias, la Ciudad de la Luz, el Circuito de Cheste o el Aeropuerto de Castellón

El proyecto de presupuestos autonómicos para 2016 entregado este viernes a las Cortes refleja un importante descenso en los capítulos de gasto de sociedades públicas como la Ciudad de las Ciencias (Cacsa), cuya previsión para este año era de 236,6 millones y el año que viene se ajustará algo más de la mitad, 116,1 millones de euros. Esto tiene mucho que ver con el cambio en el modelo de explotación efectuado el pasado verano. La nueva concesión del Oceanográfico y la plaza cubierta del Ágora deja en manos del adjudicatario Avanqua (Aguas de Valencia y Acuario de Vancouver) las partidas de gastos, pero también los ingresos. Es una fórmula distinta a la del anterior contrato con Parques Reunidos. Cacsa computaba la mayor parte de ingresos y gastos y después cruzaba pagos con el gestor. 

También influye en el recorte en el presupuesto de gasto del complejo arquitectónico diseñado en su mayor parte por Santiago Calatrava la menor amortización de deuda. Levantar uno de los emblemas de la ciudad de Valencia va a costar casi 1.200 millones de euros que aún no se han pagado en su totalidad. La Ciudad de las Artes y Ciencias aún debe casi 600 millones de euros, la mayor parte a un “pool” encabezado por el Banco Europeo de Inversiones, que otorgó el grueso de la financiación para acometer las obras.

La Ciudad de la Luz, en Alicante
La Ciudad de la Luz, en Alicante

La Ciudad de la Luz de Alicante también verá recortados sus gastos de forma considerable. El complejo cinematográfico, que Bruselas ha ordenado subastar al mejor postor por recibir ayudas públicas consideradas ilegales, tiene partidas reservadas de 3,3 millones de euros frente a los 7 millones de este ejercicio. En teoría la venta de las instalaciones debería completarse antes del 31 de diciembre, según la imposición de la Comisión de la Competencia de la UE, por lo que los gastos de la sociedad pública titular también deberían reducirse. 

Los 185 millones de deuda de la Ciudad de la Luz están contraídos con otra sociedad pública denominada Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), que a su vez es el socio único. Esta mercantil es la que los gobiernos del PP han empleado para financiar la mayor parte de proyectos faraónicos, desde Terra Mítica al Aeropuerto de Castellón. La deuda de la SPTCV es también de 185 millones de euros. Su presupuesto para 2016 se ha reducido de 20,7 millones de euros a 15,6 millones. La vocación de la directora general de la mercantil, la socialista Eva Martínez, era aminorar todavía más los gastos pero se ha topado con los compromisos de pago a los organizadores de la vuelta al mundo a vela que tiene sede en Alicante, la Volvo Ocean Race.

Del mismo modo, la sociedad titular del Aeropuerto de Castellón, que apenas recibe cinco vuelos a la semana de Ryanair, contempla gastar el año que viene 9,2 millones, frente a los 11,3 millones de 2015. Esto se debe a que el gestor concesionario SNC-Lavalin ha asumido parte de los gastos. El Circuito de Cheste, que la semana que viene acoge el Gran Premio de Motociclismo, sí ha aumentado su presupuesto hasta 16 millones de euros, aunque en su caso la mercantil genera ingresos propios por las carreras que acoge.

Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo, en Cheste (circuitvalencia.com)
Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo, en Cheste (circuitvalencia.com)

Fuentes del Ejecutivo valenciano admiten que ha habido un esfuerzo deliberado por tratar de reducir al máximo los desembolsos de dinero público destinados a proyectos de ocio. Esto tendrá algunos damnificados, como el conocido como Auditorio de Benidorm, un recinto cuyas obras estaban siendo financiadas por la Generalitat, que ha sufrido diversas paralizaciones por falta de disponibilidad presupuestaria y que ahora quedará en el limbo de forma casi definitiva.

Una nueva televisión y una Agencia Antifraude

Los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2016 sí recogen una partida de 29 millones de euros para una hipotética reapertura de la televisión autonómica. El popular Alberto Fabra decidió cerrar Canal 9 en noviembre de 2013 después de la Justicia tumbase un primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE). La clausura provocó una tormenta mediática y política, con los extrabajadores apostados en los platós y emitiendo en directo los pasos que el Consell popular iba dando para tratar de cortar las emisiones. En la oposición, tanto el actual presidente Ximo Puig, como Compromís y Podemos se comprometieron a reabrir la televisión si alcanzan el poder al considerar que la valenciana era la única autonomía española con lengua propia que no tenía TV pública que la promocionase.

Esta semana, los tres partidos que sustentan al Consell, han aprobado en las Cortes una proposición de ley con la intención de dar el primer paso legal para dar marcha atrás al cierre de Canal 9. La estimación es que en el plazo de ocho meses el Parlamento valenciano haya consensuado un nuevo modelo de televisión pública para presentar una ley de creación de una nueva corporación.

Otro ente de nueva creación es la denominada Agencia Antifraude, un organismo que debe tener como misión supervisar la gestión de los cargos públicos para evitar casos de corrupción y que Podemos quiere que dependa del Parlamento autonómico. La Agencia estaría dotada inicialmente con cerca de un millón de euros.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios