Elecciones Cataluña 2017: ERC pierde el tren para ser el partido hegemónico y se aferra a Puigdemont Elecciones Catalanas
rovira: "Los ciudadanos han votado libertad"

ERC pierde el tren para ser el partido hegemónico y se aferra a Puigdemont

Los republicanos salvan su tercer puesto con la suma independentista tras las elecciones: "La república ha ganado al 155"

Foto: La secretaria general de ERC, Marta Rovira, comparece para valorar los resultados electorales en la Estación del Norte de Barcelona. (EFE)
La secretaria general de ERC, Marta Rovira, comparece para valorar los resultados electorales en la Estación del Norte de Barcelona. (EFE)

ERC eligió un lugar monumental, acorde con sus expectativas, para seguir la noche electoral. Pero la Estación del Norte de Barcelona se le quedó grande. Grande y fría. Los asistentes se acercaban a la estación. Mundó, Rufián y Tardà, entre otros, valoraron los resultados a gritos, entre aplausos que se daban ellos solos: "El independentismo ha ganado y las elecciones las ha perdido Mariano Rajoy, que las planteó como un plebiscito del 155. La república ha ganado al 155", gritó Marta Rovira. Pero todo parecía algo impostado.

[ACTUALIZACIÓN: Ciudadanos gana en votos y escaños, pero la mayoría absoluta se la lleva el independentismo]

El partido llamado a ser hegemónico perdía ante Inés Arrimadas, y Puigdemont desde Bruselas lo sobrepasaba como líder del independentismo apareciendo de la nada. Puigdemont ofrecía un viaje a Bruselas y Junqueras, a Estremera. Resultó más seductor lo primero.

ERC pierde el tren para ser el partido hegemónico y se aferra a Puigdemont

Casi a medianoche, Marta Rovira y la plana mayor de ERC comparecieron para valorar los resultados. "Ciudadanos y ciudadanas de Cataluña: hay suma independentista, una suma claramente republicana. Las fuerzas independentistas hemos vuelto a ganar. A pesar de la ofensiva judicial y policial. Los ciudadanos de Cataluña han votado mayoritariamente a favor de la república. Los ciudadanos han votado libertad, que pueda volver el Gobierno en el exilio. En unas condiciones en que todo el mundo nos decía que era imposible hemos conseguido más votos que en 2015", gritó Rovira, vestida de riguroso negro. Tras ella estaban rostros conocidos del independentismo que la aplaudían. "El resumen es muy sencillo", espetó a Rajoy: "Libere a los presos político y siéntese a negociar, como le hemos pedido siempre". "La prioridad es que salgan los presos políticos y los exiliados vuelvan a Cataluña".

Las palabras decían que todo estaba en orden. El independentismo ha ganado claramente en escaños y ERC es parte de eso. Pero la fiesta era indudablemente menor que la que había en la sede de JxCAT y que las pantallas gigantes habían mostrado segundos antes. "Es evidente que ERC quería quedar primera fuerza, pero por encima trabajaremos como hemos hecho siempre por el mandato de los ciudadanos de Cataluña", concedió Rovira antes de glosar las bondades de la república: que no dejará a nadie atrás y que gobernará para todos con justicia social...

Pero sin duda este no era el guion que tenían en mente los republicanos hace solo unas semanas. Oriol Junqueras comenzó la campaña desde la cárcel de Estremera lanzando a Marta Rovira como próxima presidenta de la Generalitat. "Ya va siendo hora de que este país tenga una mujer al frente (...) República tiene nombre de mujer", dijo el exvicepresidente catalán en una carta desde prisión. Y no se refería a Arrimadas.

Rovira se lo creyó y fue a por todas. ERC nunca dio por bueno lo del "Gobierno legítimo". Parecían no comprender cómo alguien podía preferir un líder fugado antes que uno consecuente en prisión: "Yo no me escondo", dijo Junqueras. Pero Rovira fue naufragando en campaña, especialmente en el cara a cara ante Arrimadas. Los republicanos terminaron su errática campaña ocultando a Rovira en favor de Carles Mundó. Mientras, el efecto 'presidente legítimo' lanzado por Puigdemont desde Bruselas calaba entre los votantes independentistas.

La enemistad manifiesta entre Junqueras y Puigdemont hizo que ERC le disputara la carrera hasta el final. Hubo voces dentro del partido que pedían que se supeditara la contienda a apoyar a Puigdemont como próximo 'president' incluso antes de ir a votar.

“Hay gente de ERC a la que le gustaría oír que nosotros votaremos al 'president'. Que voten a ERC porque somos más consecuentes y más auténticos, pero nosotros votaremos al 'president' Puigdemont por una cuestión de continuidad histórica. Nuestra Generalitat actual es la de Macià y Companys, y es de 1931 y tiene que ser el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien traspase el poder al próximo, y eso no se podrá hacer si no es el presidente. Creo que al final habrá un acuerdo como siempre lo ha habido”, declaró Josep Andreu, alcalde de Montblanc, a este diario hace una semana.

El resultado es que, como en 2015, ERC empezó la campaña como líder en las apuestas y acabó lamiéndose las heridas. Si no fuera porque quedó tercero y no segundo, ERC sería el Poulidor de las elecciones catalanas. "Junqueras tendrá problemas internos con este resultado", aventuró un gran conocedor del complejo mundo independentista.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios