Es noticia
Menú
JxCAT deja en las manos de su militancia la decisión de salir de la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
CRISIS DE LA GENERALITAT

JxCAT deja en las manos de su militancia la decisión de salir de la Generalitat

Tras más de nueve horas de reunión, la cúpula de la formación ha optado por convocar a sus bases los días 6 y 7 de octubre. Está por ver cómo formulan la pregunta y si la dirección será neutral

Foto: El secretario general de JxCat, Jordi Turull (i), y la presidenta del partido, Laura Borràs (d), junto al destituido vicepresidente del Govern, Jordi Puineró (c). (EFE/Fontcuberta)
El secretario general de JxCat, Jordi Turull (i), y la presidenta del partido, Laura Borràs (d), junto al destituido vicepresidente del Govern, Jordi Puineró (c). (EFE/Fontcuberta)

JxCAT ha tardado más de ocho horas en deliberar sobre cómo responder a Pere Aragonès y su decisión de destituir a Jordi Puigneró, hasta ayer vicepresidente de la Generalitat. En una doble vía, se abre una negociación con el 'president', que no plantea ninguna novedad. Esa interlocución acabará el domingo. El lunes que viene la ejecutiva se vuelve a reunir y, si no ha habido acuerdo con los republicanos, se redactará la pregunta para salir del Govern. La consulta se celebrará los próximos días 6 y 7 de octubre.

A partir de mañana y durante el fin de semana “Abriremos contactos con ERC para reconducir la situación. Nos pondremos en contacto con el presidente de la Generalitat y él nos dirá como se negociará”, ha apuntado el secretario general de JxCAT, Jordi Turull, que ha comparecido acompañado de la presidenta del partido, Laura Borràs. La expresidenta del Parlament se ha mostrado contenta y sonriente, Turull, con gesto más grave, consciente de que la formación va a pasar la próxima semana una prueba de fuego.

Foto: Turull, junto a Aragonès. (EFE/Toni Albir)

JxCAT evita romper de manera inmediata, pero ya está enfilando la puerta de salida, ya que las últimas elecciones internas muestran que Borràs contaría con el apoyo del 45% de la militancia, aunque dentro de la ejecutiva solo controle al 20% de los cargos. Borràs se mantuvo muy firme en defender esta posición. “Nosotros queríamos culminar la independencia y firmamos un acuerdo de gobierno”, mantuvo la presidenta del partido. En la negociación se pide “concreciones garantías y plazos” sobre los tres puntos que le preocupan a Junts y que son unidad estratégica, negociación sobre amnistía y autodeterminación y la coordinación de la acción del soberanismo en Madrid.

Laura Borràs también explicó que, como en su salida del Parlament, JxCAT no designará un sustituto para Jordi Puigneró para mantener el simbolismo de la injusticia que, a su juicio, han sufrido: “La expresión de toda la ejecutiva sobre la lealtad del vicepresidente es incuestionable. Sin ningún tipo de fisura. No ocuparemos esta posición”. Por su parte, Turull añadió: “Estamos contentos y orgullosos del trabajo hecho”. Si tras la consulta, se decide quedarse en la coalición, haría que Puigneró fuese sustituido.

Cierre de filas con Puigneró

El cierre de filas con Puigneró también ha sido muy claro. “Ha sido una decisión muy injusta con el trabajo que él ha hecho. Todas las intervenciones han mostrado su acompañamiento al vicepresidente en este momento”, ha manifestado Laura Borràs. Turull ha mantenido que “las decisiones que tomaremos ahora son de las más trascendentes. Estamos en una encrucijada": "Durante la reunión de hoy se ha hablado mucho del país y la independencia y muy poco del partido. No estamos en una comunidad autónoma cualquiera. Estamos hablando del gobierno de un país que se comprometió a culminar la independencia”.

Sobre la consulta, Turull ha defendido que “es un mandato del Congreso del partido, por eso haremos la consulta". "No es una dejación de funciones, es un compromiso con la militancia”, ha indicado. “Nos tenemos que concentrar en el fin de semana y lunes la convocatoria de la consulta", ha insistido Jordi Turull, quien además ha asegurado que la cuestión de los más de 250 cargos del partido cuyos sueldos dependen de seguir en la Generalitat. “Aquí no está nadie por dinero”.

JxCAT ha tardado más de ocho horas en deliberar sobre cómo responder a Pere Aragonès y su decisión de destituir a Jordi Puigneró, hasta ayer vicepresidente de la Generalitat. En una doble vía, se abre una negociación con el 'president', que no plantea ninguna novedad. Esa interlocución acabará el domingo. El lunes que viene la ejecutiva se vuelve a reunir y, si no ha habido acuerdo con los republicanos, se redactará la pregunta para salir del Govern. La consulta se celebrará los próximos días 6 y 7 de octubre.

Cataluña
El redactor recomienda