Es noticia
Menú
Aragonès opta por ausentarse de la manifestación de la Diada al ser contra los partidos
  1. España
  2. Cataluña
Se rompe una tradición desde 2016

Aragonès opta por ausentarse de la manifestación de la Diada al ser contra los partidos

El 'president' ha llamado a la ciudadanía a participar en los actos de la Diada y ha defendido que la independencia se conseguirá "solo unidos, calle, partidos e instituciones"

Foto: Pere Aragonès (c), acompañado de Oriol Junqueras(2i), Marta Vilalta(2d), Carme Forcadell (i) y Raul Romeva(d) durante la Diada de 2021. (EFE/Quique García)
Pere Aragonès (c), acompañado de Oriol Junqueras(2i), Marta Vilalta(2d), Carme Forcadell (i) y Raul Romeva(d) durante la Diada de 2021. (EFE/Quique García)

Pere Aragonès ha optado al final por no ir a la manifestación de la Diada, que tanto ANC como Òmnium había convocado contra los partidos políticos independentistas. Se rompe así una tradición que había iniciado Carles Puigdemont, que fue el primer presidente catalán que acudió a una manifestación de la Diada, el año 2016. Anteriormente, ni Jordi Pujol ni Artur Mas acudieron a la manifestación del 11 de septiembre por entender que una parte significativa de la población estaba en contra de la independencia y que había que preservar el perfil de la institución. Este año, JxCAT le estaba preparando una encerrona a Aragonès con una pitada masiva y prolongada.

El Confidencial ya adelantó ayer que Aragonès estaba calibrando si ir o no a la manifestación por las serias dudas que había en Palau de la conveniencia política de asistir al acto en el actual clima de crispación en el seno del independentismo, en un momento en que además ya no se espera una movilización masiva, ya que el clima de desmovilización en la calle es muy importante.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Enric Fontcuberta)

El presidente catalán y su entorno no hablan de recuperar el perfil institucional ni de un intento de ser percibido como el presidente de todos los catalanes, sino que se argumenta que ya no es tanto una manifestación a favor de la independencia sino contra la Generalitat y los partidos políticos independentistas. La ANC está hablando de 'fer foc nou', el equivalente a “tabla rasa”, en la política soberanista. Y este clima ha incomodado muchísimo no sólo a ERC, que ya fueron abucheados en la marcha del año pasado, sino también a JxCAT e incluso a la CUP.

La manifestación de la Diada se había convertido en el acto principal del 11 de septiembre desde 2012. El 'procés' comienza de manera oficial ese día. Las participaciones masivas y el apoyo netamente independentista relegó a un segundo plano el resto de actos, desde los homenajes institucionales de la Generalitat hasta la ofrenda floral ante el monumento de Rafael Casanovas.

Este año, la Generalitat se ha llevado el discurso institucional al Foro Romano de Castelló de Ampúries, en Girona, desde donde se televisará el 10 de septiembre a las 21,00 h. Esta es la principal novedad en los actos institucionales que prepara la Generalitat.

Aragonès no fue de los más abucheados el año pasado. Incluso recibió algunos aplausos. Pero Oriol Junqueras, Joan Tardà o Gabriel Rufián no fueron bien recibidos por muchos de los asistentes.

JxCAT sí asiste

En cambio, el grueso de los consellers de JxCAT sí que asistirán. Ya han confirmado su presencia tanto el vicepresidente, Jordi Puigneró como el consellera de Economía, Jaume Giró, entre otros. También irán tanto la presidenta del partido, Laura Borràs como su secretario general, Jordi Turull. Está por ver si podrán capitalizar el acto o, si por el contrario, serán arrastrados por los sectores más radicales entre los participantes.

Pere Aragonès ha optado al final por no ir a la manifestación de la Diada, que tanto ANC como Òmnium había convocado contra los partidos políticos independentistas. Se rompe así una tradición que había iniciado Carles Puigdemont, que fue el primer presidente catalán que acudió a una manifestación de la Diada, el año 2016. Anteriormente, ni Jordi Pujol ni Artur Mas acudieron a la manifestación del 11 de septiembre por entender que una parte significativa de la población estaba en contra de la independencia y que había que preservar el perfil de la institución. Este año, JxCAT le estaba preparando una encerrona a Aragonès con una pitada masiva y prolongada.

Pere Aragonès Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda