Es noticia
Menú
El nuevo JxCAT de Borràs endurece su perfil unilateral y abre la puerta a salirse del Govern
  1. España
  2. Cataluña
A partir del próximo mes de octubre

El nuevo JxCAT de Borràs endurece su perfil unilateral y abre la puerta a salirse del Govern

La nueva hoja de ruta para llegar a la independencia de Cataluña pasa por evitar los pactos con el Ejecutivo de Madrid y buscar de nuevo el choque institucional. Se plantea que la militancia vote abandonar el Govern con ERC

Foto: Laura Borràs. (EFE/David Borrat)
Laura Borràs. (EFE/David Borrat)

El nuevo JxCAT de Laura Borràs, que accedió a la presidencia del partido el pasado domingo, apuesta por un nuevo ciclo unilateral de ruptura con España a partir del próximo mes de octubre, según consta en el borrador de la Ponencia Política que se tiene que aprobar el próximo mes de julio en la segunda parte del Congreso Nacional de esta formación. Se da por hecho en el texto que España nunca aceptará una consulta pactada, se da por muerta la mesa de diálogo y se apuesta de manera clara por un nuevo ciclo de movilizaciones que culmine —no dice en cuántos años— en una nueva declaración de independencia como la de 2017.

Sobre la forma plantea una serie de necesidades en un marco previo que incluyen una movilización continuada, la unidad de los partidos independentistas, la constitución de las estructuras de Estado y lo que se denomina en el documento como “un cierto nivel de apoyo internacional al derecho a la autodeterminación de Cataluña”. Todo evoca volver al marco mental de 2017.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (c), saluda a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borras (i). (EFE/David Borrat)

Sin embargo, no se trata de repetir el referéndum. Para Junts, la consulta del 1 de octubre de 2017 sigue siendo válida y es “un mandato que emana del pueblo”. Así se afirma que “el 1 de octubre, por encima de todo, fue un referéndum. Su mandato democrático sigue vigente hasta su desarrollo o hasta que haya otro referéndum acordado bajo el amparo de la comunidad internacional. Para Junts no hay otra opción que afianzarnos en esa victoria democrática que ya es un patrimonio inmaterial del conjunto de la nación catalana”.

La propuesta de JxCAT implica subsumir al Parlament en una especie de cámara secundaria. Así, se propone que “se constituirá una Asamblea de Representantes que, liderada por la institucionalidad autonómica y la republicana, pero con inclusión de los principales cargos electos municipales, nacionales, estatales y europeos, así como responsables de gobierno y principales representantes de las entidades y partidos independentistas, tome la decisión final sobre la activación de la declaración de independencia. Esta decisión colectiva deberá ser implementada por el Parlament de Cataluña, activando formalmente los efectos de la Declaración de Independencia y, en su caso, también por los ayuntamientos”.

La nueva hoja de ruta para llegar a la independencia de Cataluña pasa por evitar los pactos con el ejecutivo de Madrid y buscar de nuevo el choque institucional. Por ello, este plan da todo el protagonismo al Consell per la República de Carles Puigdemont en el área de internacional, que, por cierto, ya ha creado un Parlament paralelo que se denomina Asamblea de Representantes.

Pactos en revisión

Como querían Borràs y sus seguidores en el partido, “todos los pactos y acuerdos que se propongan deben contribuir a crear las condiciones para hacer posible el desbordamiento democrático que necesitamos para conseguir la independencia. En este sentido, la dirección nacional de Junts impulsará que los acuerdos de gobierno sean, con fuerzas independentistas y su unidad de acción al frente de las instituciones del país. Cuando el balance del pacto o acuerdo no cumpla estas condiciones, deberá renunciarse a él o replantearlo”. Y añade el borrador: “en este escenario, Junts planteará a sus bases la posibilidad de continuar o no en el gobierno de la Generalitat o tomar otros tipos de iniciativas adecuadas a la situación”.

Foto: El congreso de Junts en Francia. (Junts)

Desde JxCAT se considera que a partir de octubre habrá una nueva ventana de oportunidad para cultivar el caldo de cultivo del independentismo en la sociedad catalana por una confluencia de factores. Según el borrador de la ponencia, esta nueva ocasión vendrá determinada por el nuevo referéndum en Escocia —que no está decidido todavía—, las sentencia de la justicia europea sobre Puigdemont y el resto de los fugados —cuyo sentido final aún se desconoce, pero que el independentismo espera favorables— y una crisis económica que el soberanismo augura para España, aunque en este momento los datos macro no vayan en este sentido. Como en 2012 se pretende crear un estado del malestar social en el que la independencia se venda como una solución global.

Enmienda al Palau

El borrador plantea una enmienda a la totalidad a las políticas del Palau y de ERC, en este año de presidencia de Pere Aragonès, ya que “en los últimos cuatro años parte del catalanismo ha quedado atrapado en una espiral de acomplejamiento, miedo y sumisión absolutamente irreconocible”.

Este nuevo 'momentum', siguiendo la estela del pensamiento de Quim Torra, también se querría aprovechar desde JxCAT: el quinto aniversario del 1 de octubre, que se cumplirá este año. De nuevo, las efemérides como motor social, igual que pasó en 2014, con los 300 años del sitio de Barcelona en la Guerra de Sucesión.

El nuevo JxCAT de Laura Borràs, que accedió a la presidencia del partido el pasado domingo, apuesta por un nuevo ciclo unilateral de ruptura con España a partir del próximo mes de octubre, según consta en el borrador de la Ponencia Política que se tiene que aprobar el próximo mes de julio en la segunda parte del Congreso Nacional de esta formación. Se da por hecho en el texto que España nunca aceptará una consulta pactada, se da por muerta la mesa de diálogo y se apuesta de manera clara por un nuevo ciclo de movilizaciones que culmine —no dice en cuántos años— en una nueva declaración de independencia como la de 2017.

Quim Torra Carles Puigdemont Parlamento de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Junts per Catalunya