Es noticia
Menú
Las pruebas de corrupción que acorralan al consejero de Educación de Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
Investigación de la Guardia Civil

Las pruebas de corrupción que acorralan al consejero de Educación de Cataluña

Josep González-Cambray autorizó convenios especiales para Xavier Vendrell, ex alto cargo del Govern y amigo suyo personal, aunque no podía tenerlos con el Govern

Foto: Josep González-Cambray. (EFE/Toni Albir)
Josep González-Cambray. (EFE/Toni Albir)

La Guardia Civil encontró en el despacho del actual consejero de Educación de Cataluña, Josep González-Cambray, documentación comprometedora sobre un presunto trato de favor a un amigo, Xavier Vendrell, exconsejero de Gobernación y exsecretario de Organización de ERC, el principal encartado en el denominado caso Voloh que instruye el magistrado Joaquín Aguirre, titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona. El hallazgo, consistente en anotaciones manuscritas, se produjo hace año y medio, cuando González-Cambray era director general de Centros Públicos. Pero también existen grabaciones telefónicas comprometedoras entre ambos que apuntan a indicios de diversos delitos. El consejero entonces era el republicano Josep Bargalló, otro dirigente de ERC cuyo papel en la trama se investiga

En un extenso informe fechado el pasado 26 de enero de 2022, los agentes desgranan las supuestas irregularidades cometidas por altos cargos de Educación (especialmente González-Cambray) para favorecer a Vendrell, que por sus anteriores responsabilidades políticas tenía hilo directo con la cúpula de la consejería, pero también con la del partido. Según reconocía en varias conversaciones telefónicas grabadas por orden judicial, presumía de contactar con la fugada Marta Rovira, secretaria general de ERC.

Foto: El 'exconseller' Xavier Vendrell abraza a su pareja tras ser puesto en libertad. (EFE)

El dirigente de ERC reconvertido en empresario logró que la Fundación El Brot, de la que fue nombrado vicepresidente en 2018 y presidente en 2019, tuviese trato de favor por parte de la Generalitat. Gracias a sus contactos, logró que esta entidad, que gestionaba un colegio en Sant Joan Despí, localidad lindante con Barcelona, tuviese un concierto de educación especial y abrió el camino para estrenar otro colegio similar en Cabrera de Mar, una localidad en la costa al norte de Barcelona. En Cabrera, el otrora dirigente de ERC pensaba dar un pelotazo urbanístico, en un terreno llamada Villa Bugatti, haciendo que le concediesen permisos municipales para negocios de hostelería, además de construir una vivienda e incorporar luego el colegio.

Anotaciones manuscritas

En el despacho oficial que González-Cambray ocupaba en la Generalitat, los agentes encontraron documentación sobre los negocios de Vendrell. Uno de los documentos hallados es un folio con anotaciones manuscritas del propio Cambray, encabezado por las palabras 'Xavier Vendrell' y, debajo, 'Villa Bugati [sic]'. En ese documento, se hace constar el nombre de Pere Masó "y a su lado la anotación de llamarlo en relación al informe del Departamento que pedía Urbanismo de cara a la recalificación", indica el informe de la Guardia Civil. Ese informe era obligatorio a la hora de dar el permiso para la instalación de otra escuela en los terrenos de Villa Bugatti. Masó era el director de los servicios territoriales de Educación en la comarca del Maresme, donde se ubica Cabrera de Mar.

Pero también hay otra anotación interesante: "De la escuela de Sant Joan Despí consta anotado 8 aulas de 12 [se entiende alumnos] y, a continuación, autorizará 10 aulas de 12". Señalaba también que se autorizarán planos, poniendo a continuación dos nombres: Pilar Contreras y Maite Mínguez, por lo que los investigadores sospechan que la autorización se haría a través de estas dos personas. Pilar Contreras era la directora general de Centros Concertados y Privados. Ella era la que debía dar luz verde a los convenios del Govern con la Fundación El Brot, aunque debido a la relación de Vendrell con González-Cambray era este quien controlaba todo el tema.

placeholder Pinche para ver el manuscrito completo.
Pinche para ver el manuscrito completo.

La situación llegó a ser tan descarada que Maite Aymerich, directora general de Currículum y Personalización desde octubre de 2019 (antes había sido alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts, donde sustituyó a Oriol Junqueras), no veía las cosas claras y exigía que todo se hiciese conforme a las normas legales. Incluso advirtió de que El Brot no podía tener un convenio de escuela especial porque no lo era. De hecho, la primera intención de Vendrell era abrir su nueva escuela en Sant Vicenç dels Horts, pero Aymerich se negó, a menos que fuese abierta como escuela ordinaria, puesto que consideraba que no podía tener estatus de centro de educación especial. Eso hizo que Vendrell buscase otro emplazamiento.

Quejas al 'conseller' y a Marta Rovira

La actitud legalista de Aymerich fue tal que Vendrell se quejó de ella al consejero Josep Bargalló y a la secretaria de este, Neus Fornells. "Con Pilar Contreras y Josep González yo ya me había entendido. Todo había ido como la sedea, todo avanzaba. Y entonces aparece esta señora y desde que nos aparece esta señora todo son problemas. Todo iba como una moto, está todo clavado. Y, claro, yo ahora me encuentro que tengo un lío de puta madre", le cuenta a Fornells el propio Vendrell en una conversación telefónica. En otro momento, Vendrell se queja de que "de repente aparece esta señora y todo son pegas. Y que no y que no, que se ha hecho mal, y eso aunque el 'conseller' había dicho que se tirara para delante". Ante ello, el exconsejero de Gobernación dice a su interlocutora "que el 'conseller' le dijese a esta chica 'no hace falta que…' o esté y le dé la orden de que esto tiene que tirar para adelante… Y espabila y que tire para adelante".

En otra conversación, el 25 de abril de 2020, Vendrell explica a Josep González-Cambray que le tiene que hacer rápido un informe para poder abrir la nueva escuela en Villa Bugatti. Pero también le comenta su interés en tener más clases y más alumnos por clase, aunque ya tenía autorizado el tope. El avispado empresario ya había hablado con Pilar Contreras y quedaron "en que autorizarían para 10 aulas de 12". Como el tema tenía que pasar por manos de Aymerich y no había recibido la luz verde, pidió a González-Cambray ayuda.

Según el informe de la Guardia Civil, "Vendrell comentó que él sabe que Pilar se cuida de eso, pero que si puede echar un vistazo a la Maite, a ver si lo está moviendo, porque para él es muy importante, porque tener dos aulas más le hace ir más tranquilo y puede dedicar sus esfuerzos inversores a Cabrera [es decir, al proyecto de Villa Bugatti]. Josep se comprometió diciendo que se lo hace, 'y tanto que sí', que si quiere habla con Maite también". También llamó a Marta Rovira, secretaria general de ERC fugada en Suiza, para pedirle ayuda quejándose de que "con todo lo que él había hecho por Cataluña, le tenían que tratar bien y, sin embargo, le estaban tocando los cojones con el tema del concierto".

Todos estaban implicados

En las conversaciones incorporadas al documento, destaca una conversación por WhatsApp, fechada el 14 de diciembre de 2018, en la que Vendrell le comunica al actual 'conseller': "Buenos días, Josep. Ayer hablé con el 'conseller' [Bargalló]. Y me dijo que ya había comunicado a la directora. También me dijo que te pidiese que tú hicieses el seguimiento con la directora. Por tanto, te pido que cuando puedas le hables para asegurar que todo está alineado". "De acuerdo", le responde el alto cargo de la Generalitat. Un par de meses después, Cambray le pregunta si ya habló con Pilar Contreras. "Se comprometió a hacer todo lo que haga falta para que tengamos el concierto para el próximo curso", responde Vendrell. "Genial", le responde el director general. De esas conversaciones se deduce que todos los altos cargos de Educación eran conscientes de las ilegalidades que estaban cometiendo y que el propio consejero de Educación, Josep Bargalló, estaba al tanto de lo que ocurría.

En mayo de 2020, cuando ya habían comenzado las obras de acondicionamiento en Villa Bugatti, Contreras le reconoce en un mensaje de WhatsApp que "tú tienes más alumnos en las aulas de lo que toca a un centro de educación especial. He de mirar si hay algún documento donde agarrarme para mantener criterio". Además, la directora general envía otro mensaje en julio a la secretaria del 'conseller': "Neus, ayer Maite y yo nos reunimos con Xavier Vendrell por el proyecto de escuela de Cabrera de Mar. Tendríamos que hablar con el 'conseller' porque no está claro lo que hará y antes de continuar queremos saber la opinión del 'conseller'. Podríamos hablar aunque sea a comienzos de septiembre". En el ordenador de Contreras se encontraron también pruebas de las reuniones de Vendrell con Bargalló para hablar de ese tema. Uno de los escritos contenidos en el ordenador acaba con una reveladora frase: "Hacen un buen trabajo, pero entran en conflicto con la normativa". En el mes de octubre siguiente, Vendrell, Cambray y Contreras eran detenidos en el marco de la operación Voloh.

Foto: Pere Aragonés. (EFE)

El informe concluye con las anotaciones de que la Ffndación de Vendrell podía estar recibiendo "dinero público procedente del concierto de educación especial cuando no cumplía los requisitos para ello, tal y como se desprende de la declaración de Maite Aymerich. De ser ciertos estos extremos, podríamos encontrarnos ante una irregularidad manifiesta con conocimiento de la Administración y, en concreto, de Pilar Contreras, Josep González-Cambray y Josep Bargalló. Este hecho pudiera constituir, por tanto, un delito de malversación de caudales públicos". También habla de que el actual consejero pudo haber cometido otro delito de tráfico de influencias, ya que "disponía de información sobre la posible autorización de 10 aulas para un total de 120 alumnos. Además, El Brot tenía escolarizados a 96 niños, es decir, 32 alumnos más de los autorizados en la resolución de 9 de diciembre de 2003".

Las irregularidades no acabaron ahí. El Brot recibió 850.000 euros de la obra social de La Caixa tras entrar Xavier Vendrell en el patronato de la entidad. Pero de los 232.655 euros que presentó en facturas para ir cobrando ese dinero, unos 149.718 euros "pudieran haberse destinado a finalidades distintas a aquellas para las cuales habían sido adjudicados". En concreto, se desviaron a pagar facturas de las empresas Maresme Futur y Bauleer Serveis i Promocions, que eran las que iban a poner en marcha el negocio de Villa Bugatti, “siendo utilizada la fundación El Brot como un instrumento para financiar actividades de aquellas sociedades mercantiles”. Aun así, las obras para las que ese dinero fue recibido de La Caixa no llegaron a ejecutarse, por lo que los investigadores apuntan a que quizás ese dinero deba ser devuelto a la Fundación Bancaria la Caixa.

La Guardia Civil encontró en el despacho del actual consejero de Educación de Cataluña, Josep González-Cambray, documentación comprometedora sobre un presunto trato de favor a un amigo, Xavier Vendrell, exconsejero de Gobernación y exsecretario de Organización de ERC, el principal encartado en el denominado caso Voloh que instruye el magistrado Joaquín Aguirre, titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona. El hallazgo, consistente en anotaciones manuscritas, se produjo hace año y medio, cuando González-Cambray era director general de Centros Públicos. Pero también existen grabaciones telefónicas comprometedoras entre ambos que apuntan a indicios de diversos delitos. El consejero entonces era el republicano Josep Bargalló, otro dirigente de ERC cuyo papel en la trama se investiga

Guardia Civil Cataluña
El redactor recomienda