Es noticia
Menú
Laura Borràs ficha al ideólogo de Artur Mas para concurrir al congreso de JxCAT
  1. España
  2. Cataluña
Siguen las tensiones internas

Laura Borràs ficha al ideólogo de Artur Mas para concurrir al congreso de JxCAT

Agustí Colomines es historiador y fue el ideólogo político de la conversión del expresidente catalán del autonomismo pujolista al giro soberanista de 2012. Ahora apuesta por la presidenta del Parlament

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Toni Albir)
La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Toni Albir)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los que pensaban que el anuncio de Jordi Sànchez de dejar su cargo como secretario general de JxCAT iba a pacificar el partido se equivocaron. El propio Jordi Sànchez, el primero. Una semana después ya se van viendo movimientos que auguran que no habrá un pacto entre Laura Borràs, presidenta del Parlament, y Jordi Turull, vicepresidente de la formación. Borràs querrá que una persona de su confianza asuma la secretaría general y no acordará nada con Turull. El fichaje entre sus filas de Agustí Colomines, quien fuera el ideólogo de Artur Mas, apunta a que de aquí al congreso nacional de junio la guerra será larga.

El propio Agustí Colomines se ha alineado con Borràs en un artículo en 'ElNacional.cat' donde, tras descartar a Turull por impulsar una renovación que no supondrá un verdadero cambio, acaba diciendo lo siguiente: "Un cambio solo es creíble si quien se pone al frente es realmente nuevo. Junts tiene unos cuantos dirigentes nacidos el 1-O que pueden evitar caer en el letargo del pasado". El último libro que escribió Laura Borràs, en el que cuenta su vida, se llama 'Filla de l’1 d’octubre' (hija del 1 de octubre).

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Marta Pérez)

Agustí Colomines es historiador y el ideólogo político de la conversión de Artur Mas del autonomismo pujolista al giro independentista de 2012. Desde entonces, Colomines nunca ha estado en el bando perdedor. Estuvo con Mas, primero. Acompañó a Carles Puigdemont y fue uno de los principales impulsores de La Crida per la República. Ahora se alinea con Borràs, tal vez porque da por hecho que si hay unas primarias, un candidato respaldado por la hiperpopularidad de Borràs arrasará.

Turull tiene el apoyo de unos 300 cargos, los cuadros de JxCAT que están en la Generalitat y la Diputación. Es la vía posibilista que critica Colomines. Pero eso puede no ser suficiente en una formación que cuenta con más de 4.500 militantes con derecho a voto en el partido.

Ambas partes solo aceptarían el arbitraje de Carles Puigdemont desde Waterloo. Pero Puigdemont ya dejó que La Crida desapareciese. Y parece dudoso que se moje en una guerra fratricida dentro de JxCAT. Al contrario, casi todos dan por hecho que en junio anunciará su renuncia a la presidencia del partido que él mismo fundó, con el apoyo de algunos incondicionales como Elsa Artadi.

Grupo de incondicionales

Borràs siempre se ha apoyado en un pequeño grupo de incondicionales. El grueso de su fuerza está en el Parlamento. Ahí figuran Aurora Madaula, el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, o el diputado Francesc Dalmases. También ha tenido siempre el apoyo de Quim Torra, pero el 'expresident' no cuenta de cara al congreso de junio porque no milita en el partido.

Los partidarios de Borràs más destacados están con ella en el Parlament

Hay otros diputados que también podrían darle su apoyo. Se trata de los sectores más radicales, como el empresario Joan Canadell, la diputada en el Congreso Míriam Nogueras o Gorka Knörr, delegado de la Generalitat en Bruselas.

Batalla en el Parlament

La batalla de Laura Borràs se dará sobre todo en el Parlament, en un intento de no tener que dimitir por la apertura de juicio oral al ser acusada de haber troceado contratos cuando era presidenta del Institut de les Lletres Catalanes. Es un caso de corruptelas, pero Borràs lo vende como una causa política que ha de servir para catapultarla políticamente. El problema: el reglamento del Parlament marca que cualquier diputado ha de cesar de su cargo si se le abre juicio oral por un caso de corrupción.

Los que pensaban que el anuncio de Jordi Sànchez de dejar su cargo como secretario general de JxCAT iba a pacificar el partido se equivocaron. El propio Jordi Sànchez, el primero. Una semana después ya se van viendo movimientos que auguran que no habrá un pacto entre Laura Borràs, presidenta del Parlament, y Jordi Turull, vicepresidente de la formación. Borràs querrá que una persona de su confianza asuma la secretaría general y no acordará nada con Turull. El fichaje entre sus filas de Agustí Colomines, quien fuera el ideólogo de Artur Mas, apunta a que de aquí al congreso nacional de junio la guerra será larga.

Laura Borràs
El redactor recomienda