Aspira a gestionar la renta mínima

ERC pacta con Sánchez abstenerse en la sexta y última prórroga del estado de alarma

Sánchez está dando la vuelta a la situación. En 15 días ha pasado de que nadie le quisiera dar apoyo a una carrera de los partidos pequeños para no quedarse fuera

Foto: Gabriel Rufián en el pleno del Congreso. (EFE)
Gabriel Rufián en el pleno del Congreso. (EFE)

Esquerra Republicana de Catalunya ha pactado por sorpresa una abstención en la que será la sexta y última renovación de Estado de Alarma en una reunión de urgencia de la Permanente Nacional. Con este cambio, ERC intenta emular al PNV y poder obtener cesiones prácticas de la debilidad de Pedro Sánchez. Las contrapartidas a las que se aspira son poder decidir sobre los fondos europeos que se reciban para la reconstrucción tras el coronavirus o la gestión en Cataluña de la recién aprobada renta mínima vital.

Fuentes de ERC apuntan a que "se mantienen conversaciones con el PSOE para renovar el estado de alarma", como adelantaba 'La Vanguardia', algo que tiene que hacer el Congreso el próximo 3 de junio.

De esta manera Pedro Sánchez está dando la vuelta a la situación. En 15 días ha pasado de que nadie le quisiera dar apoyo a la renovación del estado de alarma a una carrera de los partidos pequeños para no quedarse fuera del reparto de prebendas políticas a cambio de la renovación. Se ha pasado de un entorno en el que Ciudadanos y ERC amenazaban al Gobierno, a uno en el que ambos partidos compiten por ser el socio privilegiado del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

ERC siempre ha sido un partido tacticista. Hace una semana Oriol Junqueras en persona advertía que, sin mesa de diálogo en Cataluña, "no hace falta que cuenten con ERC". Pero eso era hace una semana. Ahora, ERC ha optado por dejar la irrelevancia en el Congreso y pasar a pintar algo en Madrid, algo clave si quiere convertirse en la nueva Convergència.

La mesa, en el aire

En Cataluña se ha dibujado un escenario en el que ERC apuesta por la negociación mientras que Quim Torra y JxCAT abogan por la confrontación. Pero para eso ERC necesitaba negociar “algo” y no seguir siendo un convidado de piedra en el Congreso. Ahora se vuelve a esa senda, al mismo tiempo que la desescalada del coronavirus se complica por los rebrotes. Ha habido uno en Lleida y Barcelona no pasará de la Fase 1 esta semana. Todo apunta a que hay que ir con pies de plomo y que esos 15 días más de Estado de Alarma no sobrarán desde un punto sanitario.

En Cataluña se ha dibujado un escenario en el que ERC apuesta por la negociación mientras que Quim Torra y JxCAT abogan por la confrontación

No está claro que mientras dure la alerta sanitaria, Esquerra pueda sentarse en la Mesa de Diálogo, pese al apoyo de los Comunes, pero sí que pueda ir obteniendo algún tipo de ventaja tal y como ya hace el PNV.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios