NEGOCIACIÓN PARA CORTAR LAS ALAS A ALBIOL

La dura batalla por Badalona: Albiol, el más votado, no encuentra apoyos para la ciudad

Albiol, ganó las elecciones en mayo pasado: obtuvo 11 concejales de los 27 del consistorio, pero ni uno solo de sus rivales está dispuesto a ayudarle para que gobierne la ciudad

Foto: El líder del PP catalán, Xavier García Albiol. (EFE)
El líder del PP catalán, Xavier García Albiol. (EFE)

La batalla por dominar Badalona, la cuarta ciudad catalana (tercera hasta el año pasado, cuando Terrassa le ganó por un puñado de inscritos en el censo) ha entrado en una fase 'caliente'. La dimisión del anterior alcalde, el socialista Àlex Pastor, tras ser detenido mientras conducía con síntomas de haber bebido y haberse enfrentado a una patrulla de los Mossos d’Esquadra, ha desatado una dura pugna entre todos los partidos por conquistar la alcaldía. El popular Xavier García Albiol ganó las elecciones en mayo pasado: obtuvo 11 concejales de los 27 del consistorio, pero no tiene quien le quiera. Ni uno solo de sus rivales está dispuesto a ayudarle para que gobierne la ciudad.

En cambio, el resto de representantes políticos pertenecen a partidos políticos de izquierda, excepto un concejal que pertenece a Junts per Catalunya (JxCAT). La anterior alcaldesa, Dolors Sabater, se presentó encabezando una lista compuesta por la CUP y por ERC. Sacó siete concejales, pero tras los comicios su lista se rompió y se formaron dos grupos: uno de Guanyem Badalona en Comú (GBeC) y otro con tres concejales de ERC. Los socialistas se quedaron, así, como segunda fuerza con seis representantes, mientras los comunes, con la lista de BComúP-ECG, tienen otros dos. De momento, ya han anunciado que quieren ser alcaldes el popular García Albiol, la independentista Dolors Sabater y el socialista Rubén Guijarro. Pero, con tanta atomización del voto, no hay una mayoría clara ni una candidatura que se pueda presumir ganadora de antemano.

Tras los comicios del año pasado, los socialistas presentaron candidatura y todos los grupos, salvo el PP, los apoyaron, por lo que Pastor fue elegido alcalde. Su dimisión, no obstante, ha abierto viejas heridas y una de ellas fue la de Dolors Sabater. Los bulos sobre un supuesto problema personal del alcalde dimisionario comenzaron a circular inmediatamente. Primero fue García Albiol, que enseguida dio marcha atrás. Pero también fue Sabater la que ajustó cuentas. "Varios grupos intentaron separar la cuestión personal de la política. Y al final todos lo hicieron menos Sabaté, que machacó a Pastor y además asimiló su situación a la del PSC en una campaña de muy mal gusto", explica a El Confidencial un dirigente socialista.

"Nos votaremos a nosotros mismos"

Otro mando del PSC prefiere no entrar a degüello contra la candidata de GBeC. "No queremos que este conflicto se convierta en una maniobra de desgaste para nadie", arguye esta fuente. Y otra añade: "Ahora ya tenemos candidato, que es Rubén Guijarro, y entramos en una fase nueva. Rubén hablará con todos los rivales para tratar de ver cómo se puede formar una mayoría. De momento, y como tenemos candidato, nosotros nos votaremos a nosotros mismos".

Pero Sabater, que tiene cuatro concejales, dos menos que el PSC (y que podría contar también con los tres de ERC), ya ha anunciado también que se presentará para alcaldesa. "Lo que proponemos nosotros va en la línea de un gobierno unitario, que es lo que la ciudad necesita", asegura un diputado socialista. Pero desde fuentes cercanas a los otros grupos de izquierdas se subraya que "el proyecto presentado por el PSC el año pasado se puede considerar un fracaso. Estamos ante una nueva oportunidad y ya veremos cómo la aprovechamos".

Tanto desde GBeC como desde el PSC no se dará fácilmente el brazo a torcer, aunque reconocen que de lo que se trata es de llegar a un acuerdo "porque de lo contrario pasaría a gobernar la ciudad García Albiol".

Una fuente cercana a Rubén Guijarro destaca la gran capacidad de trabajo de este, que de hecho era el hombre fuerte del PSC de Badalona

Otras fuentes del PSC subrayan que "de hecho, nada ha cambiado desde el año pasado. Nosotros presentamos candidato, pero no pensábamos que nos iban a apoyar todos. Pasó y pusimos en marcha el plan de gobierno. Ahora, tenemos un candidato más sólido que el año pasado y no entendemos que no lo apoyen también. Lo que tenemos claro es que no le vamos a regalar a nadie la alcaldía".

Una fuente cercana a Rubén Guijarro destaca la gran capacidad de trabajo de este, que de hecho era el hombre fuerte del PSC de Badalona. "Guijarro era el que tenía las ideas y diseñaba la estrategia. Pastor era el que daba la cara. A Rubén nunca le interesó estar en exposición pública, pero ahora no tendrá más remedio que hacerlo", dice esta fuente.

Añade que tiene las ideas muy claras y es un gran negociador. "En los próximos días, jugará con los tiempos y se verá con todos. Pero en esta partida hemos de tener claro que las izquierdas estamos obligadas a pactar si no queremos que el Ayuntamiento pase de nuevo a manos de la derecha". En este sentido, recuerdan que Albiol fue alcalde de la ciudad gracias a los votos de CiU: Artur Mas consiguió que el PP votase sus presupuestos a cambio de apoyar a los populares a conseguir las alcaldías de Badalona y de Castelldefels.

Un mal menor

Respecto a la posibilidad de que Dolors Sabater pueda volver a ser alcaldesa, una fuente socialista admite que "sería un mal menor. Dolors es independentista, pero tiene algunas cosas buenas. Si finalmente se hace con la alcaldía, va a tener que abordar una política de redistribución de la riqueza y ahondar más en una estrategia social antes que identitaria". Otra fuente destaca que "llegó a la alcaldía de Badalona como una dirigente muy próxima a Colau y como la candidata anti-Albiol y acabó siendo la alcaldesa independentista. Más tarde, se alió con ERC y luego rompió con ellos nada más celebrarse elecciones. Pero habría que ver qué ofrece en esta nueva etapa". Y una tercera aduce que, en caso de que la independentista se haga con la vara, el PSC tendrá tres años para recuperar el terreno perdido y plantear batalla en las próximas elecciones municipales con un candidato, Guijarro, "que es de la confianza de la cúpula del PP y con sólidos planteamientos políticos y sociales".

Las opciones no están cerradas, pero hay un objetivo común de todos los grupos de la izquierda, que suman la mayoría absoluta: evitar que el PP, con Xavier García Albiol, pueda asumir de nuevo la alcaldía. "Sería un fracaso político que eso ocurriese. Estamos obligados a entendernos", reconocen casi al unísono desde el PSC hasta ERC. A Albiol, pues, se le hace cuesta arriba conquistar la codiciada vara de mando badalonesa.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios