Oriol Mitjà reconoce que la Generalitat carece de comité científico para el covid-19
  1. España
  2. Cataluña
Un mes después de que el Gobierno crease el s

Oriol Mitjà reconoce que la Generalitat carece de comité científico para el covid-19

Puigdemont había llegado a criticar el retraso con el que el Gobierno de Pedro Sánchez había creado su comité de expertos para asesorarles en la crisis. La Generalitat no lo tiene todavía

Foto: Foto de archivo de Oriol Mitja recibiendo de manos del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el premio "Catalán del Año 2017" (EFE)
Foto de archivo de Oriol Mitja recibiendo de manos del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el premio "Catalán del Año 2017" (EFE)

Ha tenido que ser el asesor médico estrella el que ha reconocido al fin lo que la Generalitat lleva tiempo intentando obviar: que el ejecutivo de Quim Torra carece de un comité científico que le asesore en condiciones sobre el coronavirus.

Así lo ha dejado por escrito en su propuesta de desconfinamiento el infectólogo Oriol Mitjà, nombrado de manera informal asesor de Quim Torra para la pandemia y que ha puesto negro sobre blanco lo que ya había denunciado El Confidencial hace una semana: la Generalitat ha estado tomando decisiones amparándose en unos expertos que solo operan de manera extraoficial y del todo opaca.

En la página 7 de su propuesta de desconfinamiento, el documento señala en su punto 10: “Recomendamos al Govern asignar la planificación e implementación de la estrategia de desconfinamiento a un espacio de coordinación con poder de decisión, que incluya representantes de todos los departamentos implicados.

También recomendamos que, en paralelo, se establezca un comité científico independiente del más alto nivel que informe periódicamente a los órganos responsables de la gestión, que esté dotado de recursos técnicos y cuyos informes sean públicos”.

placeholder Pinche sobre la imagen para consultar el documento en PDF
Pinche sobre la imagen para consultar el documento en PDF

Si se tiene que “establecer un comité científico” es que éste no ha existido hasta ahora. Si sus informes tienen que “ser públicos” es que hasta ahora no lo han sido.

Ayer la 'consellera' de Presidència, Meritxell Budó, anunció en la rueda de prensa diaria que “el espacio de coordinación con poder de decisión”, la primera parte de la recomendación, sería el comité de emergencias de la Generalitat, el denominado Procicat, en donde participan diferentes departamentos y que lideran cargos de Interior. De la segunda parte de la recomendación, la del comité científico, ni una referencia.

El Gobierno español creó su comité científico el 21 de marzo, del que forma parte un catalán, el prestigioso epidemiólogo del Hospital Clínic, Antoni Trilla. Un mes después Cataluña acumula, según los propios datos oficiales de la 'consellera' de Salut, 8.845 muertos por covid-19 y suma 44.793 casos positivos, un 2,4% más que el día anterior. Sin embargo, la creación de un comité científico sigue sin ser una prioridad del ejecutivo catalán.

Curiosamente Carles Pugidemont desde Bélgica se mofó cuando el Gobierno de Pedro Sánchez creó el suyo: “¿No existía? ¿Cuándo tuvieron la idea de poner militares y guardias civiles dirigiendo la operativa, no tenían un comité científico técnico que los asesorara? Mejor tarde que nunca, pero hay retrasos difíciles de justificar. Y menos cuando líderes socialistas se han dedicado al tiro al científico”, aseguró desde su cuenta de Twitter. No se puede estar más de acuerdo: “hay retrasos difíciles de justificar”. Tanto que hasta el propio Oriol Mitjà lo pone en evidencia.

En misa y repicando

Fuentes del sector médico catalán aseguran que hay dos problemas para crear este comité científico: el primero, los desacuerdo entre ERC y Torra. El segundo, que el asesor estrella de Torra, el virólogo Bonaventura Clotet, mentor de Oriol Mitjà, prefiere este tipo de asesoramiento informal que le permite influir mucho y comprometerse poco. Clotet siempre ha sido amigo de estar en misa y repicando, y así, por ejemplo, se ha convertido a la causa independentista pero a la vez lleva años cobrando de un instituto científico vinculados a La Caixa.

ERC ha podado la propuesta de desconfinamiento del asesor de la Generalitat Oriol Mitjà de sus partes más polémicas, como el carnet inmunológico que funcionaba por colores, o la creación de un Institut Català d’Inteligència Epidemiològica que, de hecho, despojaba de poder en caso de epidemia al proyecto estrella de la 'conselleria' de Salut, gestionada por los republicanos, que es la Agencia de Salut Pública de Catalunya (ASPCAT). El presidente catalán Quim Torra ha tenido que ceder. ERC controla la 'conselleria' de Salut, a través de la 'consellera' Alba Vergès, quien ha impuesto sus puntos de vista.

Cataluña sigue sin comité científico sobre el COVID-19 por causas que van más allá de la política y que se explican por piques entre camarillas de médicos

Mitjà ya había sido puesto ya en solfa por el epidemiólogo del Hospital Clínic Antoni Trilla. Trilla, que es independentista pero que forma parte del comité científico que asesora al Gobierno español, ya apuntaba cosas que adelantaba el lunes El Confidencial: que no hay recursos ni humanos ni técnicos para llevar a cabo los 6 millones de tests serológicos que propone la propuesta para hacer cribajes a gran escala.

Malestar científico

Mitjà verbalizó en Twitter su malestar denunciando que “los medios llevan dos días haciéndose eco de filtraciones incorrectas”. Las filtraciones las había hecho la propia Generalitat y así intentaba soslayar la cuestión de los cambios que ha habido entre las dos versiones.

En términos de guerra entre sectores médicos lo más relevante es la desaparición de la propuesta de crear el Institut Català d’Inteligència Epidemiològica, que debía servir, en la versión antigua para tener “una institución independiente con capacidad de inteligencia epidemiológica” y así estar listos “para la preparación epidemiológica precoz”. Ahora este ente ha desaparecido, pero su supresión ha sido tan precipitada que todavía permanecía en el glosario (pag. 8) sin que luego hubiera habido una referencia en el texto.

Se ha preguntado a la 'conselleria' de Salut sobre este y otros cambios en el documento pero como es habitual han declinado responder a El Confidencial. Otras fuentes de la 'conselleria' han explicado que la supresión es una victoria del secretario general de Salut Pública, Joan Guix, cada vez más distanciado de Oriol Mitjà y de la corte de asesores médicos informales de Quim Torra.

Quim Torra Coronavirus Pandemia Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Meritxell Budó Generalitat de Cataluña Cataluña Sanidad pública Sanidad
El redactor recomienda