La gente dejaría de ir a trabajar

La Generalitat pide al Gobierno poder aplicar a Igualada un confinamiento duro

Hasta ahora las personas de Igualada no pueden ni salir ni entrar en la conurbación de la ciudad pero sí que pueden ir a trabajar si es dentro del cerco que mantienen los Mossos desde hace trece días

Foto: Imagen del dispositivo sanitario instalado en el CAP Igualada como unidad de soporte medicalizado. (EFE)
Imagen del dispositivo sanitario instalado en el CAP Igualada como unidad de soporte medicalizado. (EFE)

La Generalitat pedirá al Gobierno de Pedro Sánchez endurecer el confinamiento de Igualada. Lo ha anunciado el conseller de Interior, Miquel Buch, en rueda de prensa, para aplicar su modelo para luchar contra el coronavirus: un confinamiento fase dos que impida a los habitantes de la cuenca de Ódena ir a trabajar a menos que lo hagan en los sectores sanitarios o alimentario. Buch ha explicado que no es un desafío sino que esperan obtener el visto bueno del ejecutivo español para seguir adelante. Además del Gobierno la Generalitat también ha tramitado la petición a través de un juzgado de Igualada.

El confinamiento designado acaba este viernes. Pero como ahora hay estado de alarma la Generalitat no puede prorrogarlo, se pide al Gobierno español que lo haga y que lo endurezca. Si el Gobierno español no responde, los Mossos tendrán que levantar el confinamiento porque se quedarán sin base legal donde apoyarlo.

Si el Gobierno español no responde, los Mossos tendrán que levantar el confinamiento porque se quedarán sin base legal donde apoyarlo

Hasta ahora las personas de Igualada no pueden ni salir ni entrar en la conurbación de la ciudad pero sí que pueden ir a trabajar si es dentro del cerco que mantienen los Mossos desde hace trece días. Además, el confinamiento, que en principio parecía buena idea, en realidad no ha funcionado. Ni ha servido para proteger a la gente de Igualada ni tampoco a Cataluña, ya que las cifras son muy malas.

Buch ha justificado el endurecimiento del aislamiento, lo que se denomina fase 2, porque ha avisado el conseller, que ha dado a conocer que la tasa de mortalidad en Igualada llega a 63,1 habitantes por cada 100.000. En el resto de Catalunya es de sólo 6,9 muertos, mientras que en Madrid es de 27,9 y a la Lombardía de 41,6 por cada 100.000. Según los datos de la conselleria de Salut, Igualada acumula ya 43 muertos por el coronavirus.

El alcalde de Igualada, Marc Castells, de JxCAT, ha apoyado la decisión de la Generaliat, porque “tenemos que alinearnos con la Generalitat”.

Sin embargo, los datos también son malos en el resto de Cataluña. Con previsiones muy malas para el futuro. La cifra de muertos crece a un ritmo por encima del 50% diario y en este momento no sólo no es que no se vea el fin es que además el personal médico que lucha contra la enfermedad no cuenta con el material necesario, ni de protección ni de instalaciones. Las cifra de este miércoles suman 672 muertos en Cataluña, con un aumento del 30% en un día. Los positivos suman 11.592 y los casos graves son 1.021 personas.

La consellera de Salut ya había avisado que de a lo mejor había que prolongar el confinamiento de Igualada, pero ahora lo que se plantea es un endurecimiento para un colectivo de población que ya tiene muy limitadas sus libertades.

Debate de fondo

El debate de fondo es el modelo de mitigación que está aplicando el Gobierno español y el modelo que propone la Generalitat de Cataluña, avalado por científicos como los doctores Oriol Mitjà o Bonanventura Clotet que implica paralizar al máximo la actividad económica para detener el virus. Tras este debate hay la culpabilización, nada velada en algunos caso de que el Gobierno español es responsable de las muertes que se producen en Cataluña.

No todos los médicos catalanes apoyan el modelo de la Generalitat, que además es sólo teórico y que en Igualada se ha estrellado con la virulencia del virus. El propio experto en epidemias de la Generalitat, Antoni Trilla se ha integrado en el grupo de expertos que asesoran al Gobierno español.

Cambio de discurso

La Generalitat ha cambiado de discurso. Hasta este martes se ocultaban los datos. Pero este miércoles, en su aparición pública por vía telemática ante el Parlament, Quim Torra ha pedido la máxima transparencia y ha anunciado “días de lágrimas”. Al mismo tiempo se han filtrado las previsiones de la conselleria de Salut que en el escenario más positivo auguran 7.300 muertos, mientras que si se sigue la senda italiana se alcanzarán los 13.000 fallecidos de aquí a junio.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios