La Generalitat trabaja para aumentar la cifra

Solo la mitad de las camas UCI de Cataluña sirven para tratar el coronavirus

Las definidas como UCI de adultos suman 450 plazas, es decir las que pueden atender a una persona adulta, no las destinadas a niños o bebés y las que disponen de respiradores mecánicos

Foto: Personal del Hospital de Igualada (Barcelona) donde, al margen del estado de alerta que vive toda España, permanecen en confinamiento desde el pasado. (EFE)
Personal del Hospital de Igualada (Barcelona) donde, al margen del estado de alerta que vive toda España, permanecen en confinamiento desde el pasado. (EFE)

Solo la mitad de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos sirven para tratar los caso graves de coronavirus. Eso suponen 450 plazas de las 900 que hay disponibles en total, incluyendo las de sector público y privado, según los propios datos del Institut Català de la Salut (ICS) Así lo ha explicado Rafael Fernández del Grupo de Trabajo de Gestión Clínica de la Societat Catalana de Medicina Intensiva y Critica y autor de un trabajo servicios de medicina intensiva en Cataluña.

Según Rafael Fernández, que además es jefe de servicio de medicina intensiva en Manresa, las definidas como UCI de adultos suman en Cataluña 450 plazas, es decir las que pueden atender a una persona adulta, no las destinadas a niños o bebés y las que disponen de respiradores mecánicos, claves para los casos graves de esta enfermedad y cuya escasez está suponiendo un gran problema a la hora de luchar contra esta pandemia.

Fernández ha detallado que se están ampliando al transformar camas de reanimación en plazas de UCI para afrontar la fuerte demanda que se espera en Cataluña, y el resto de España, para las próximas semanas. La propia consellera de Salut, Alba Vergès confirmó ayer que se estaba trabajando a contrarreloj para “convertir camas de semicríticos en UCI”. Las plazas de semicríticos no tiene respiradores. Por lo tanto, la clave para convertirlas en UCI es dotarla de este instrumental tan preciado en el actual momento de crisis.

Se ha preguntado a la conselleria de Salut sobre las cifras de camas UCI disponibles, pero no se ha obtenido respuesta. La consellera Alba Vergès ha presentado una aplicación móvil para detectar focos de coronavirus. En Cataluña ya hay 1.866 casos de positivos confirmados 65 de ellos graves y han muerto 41 personas, según los últimos datos oficiales y pendientes de la actualización de hoy.

En este momento y tras el decreto de intervención del sector de Sanidad privada por el Gobierno español la Generalitat puede requisar todos los activos que precise de este ramo de actividad para hacer frente a esta crisis sanitarias. Esto resulta especialmente relevante en el caso de médicos y personal sanitario pero no en el de las UCI porque ésta son escasas en este tipo de instalaciones y poco relevantes en el montante total, que al final seguiría siendo de 900.

Guerra por el material

Hoy la Generalitat ha iniciado otra fase en la confrontación con el Gobierno a cuenta de la expansión del Covid-19. Se ha acusado al Gobierno español de utilizar el Estado de Alarma para requisar pedidos que ya estaban hechos para la sanidad catalana. Lo ha denunciado la consellera Alba Vergès pero también otros cargos como el alcalde de Igualada, Marc Castells, que ha acusado “a Madrid” de bloquear al hospital de su ciudad, donde se afronta el mayor brote de Cataluña, el envío de 4.000 mascarillas. También se culpa al Gobierno central de falta general de Equipamientos de Protección Individual, los denominados (EPI).

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios