" style="display:none">
eduard peris

Torra contrata a un 'tiburón' internacional para llevar su estrategia exterior

El responsable de estas políticas hasta el pasado 10 de enero era Aleix Sarri, que se marchó silenciosamente por una puerta lateral de la Generalitat de Cataluña

Foto:  El 'president' de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El 'president' de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Desde este mes de febrero, Quim Torra contará con una nueva baza para la internacionalización del conflicto catalán. El responsable de esa tarea será Eduard Peris Deprez, que asume las tareas de coordinador de las políticas internacionales de la Presidencia de la Generalitat. Su salario se sitúa en torno a los 80.000 euros anuales, ya que al salario como funcionario de clase A y nivel 30 (máximo nivel) se le ha de sumar un plus de 41.403,96 euros. Su principal cometido será coordinar las políticas de Presidencia y colaborar con ésta en el “diseño y la planificación estratégica del desarrollo de las políticas internacionales”, además de realizar “estudios, informes y propuestas” sobre actuaciones del ‘president’.

El responsable de estas políticas hasta el pasado 10 de enero era Aleix Sarri, que se marchó silenciosamente por una puerta lateral de la Generalitat. Sarri, según señalan fuentes bien informadas a El Confidencial, será el principal asistente de Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo. Con anterioridad, ya había trabajado en Bruselas, ya que había oficiado como jefe de gabinete del exeurodiputado Ramon Tremosa.

Eduard Peris, su sustituto, tiene una trayectoria forjada exclusivamente en foros internacionales. Hace 20 años, comenzaba a trabajar en el Deutsche Bank para pasar a ser luego coordinador de International Relief and Development (IRD) en Afganistán durante 2 años. En 2011 realizó un ‘stage’ de asistente técnico en el King’s College de Londres sobre ‘Causas de la guerra’ y en 2012 volvió a IRD como director para Níger. De 2015 a 2017 fue director regional de programas para el Sahel y el Magreb del United States Institute of Peace (USIP) y en 2018 fundó su propia organización, The Geoanalytics Center, con sede en ese país africano. En las redes sociales, se hace llamar ‘Míster Peris’ y en muchos de sus artículos se identifica como “especialista en estudios de la guerra”.

Según las bases de su organización, Geoanalytics Center tiene como objetivo “crear resiliencia comunitaria, contrarrestar el extremismo violento y fortalecer la gobernanza a través de soluciones tecnológicas adaptadas localmente”. Asimismo, destaca esta entidad que su hasta ahora director “también apoya el entrenamiento militar y las misiones de preparación organizadas por el Centro Conjunto de Preparación Multinacional del Ejército de los Estados Unido en Hohenfelds (Alemania), apoyando las misiones de la OTAN como experto en la materia”.

A pesar de su trayectoria internacional, Peris también ha prestado atención a la ‘causa’ en Cataluña. En 2017, formó parte de la candidatura soberanista para ‘asaltar’ el Ateneu, la histórica institución barcelonesa: formaba parte de la candidatura que se presentaba bajo el lema ‘Ordre i Aventura’, que encabezaba el filósofo Bernat Dedéu, que no logró ganar las elecciones.

Admirador de Gene Sharp

El nuevo hombre fuerte de la política internacional de Torra es un entusiasta del ideólogo Gene Sharp, uno de los padres de la ‘no violencia’. “El éxito o la derrota no la determinan nunca, según muestra Sharp, la fuerza del adversario, sino la voluntad del oprimido para organizarse, sobre todo para no engañarse de la fuerza del enemigo, no subestimarlo, valorarlo en su justa medida, saber cuándo y cómo actuar; perseverar a pesar de las trabas y las ofensivas del enemigo y del desánimo. Y, sobre todo, perseverar”, escribía Peris el 11 de febrero de 2018, pocos días después de que Sharp hubiese fallecido.

Su admiración por la Otpor! serbia (el movimiento que derribó a Milosevic) es también conocida. A este respecto, destacaba en uno de sus artículos que este movimiento surgió de la aplicación de las teorías de Gene Sharp en la exrepública yugoslava. 'Deconstruyendo a la Otpor!', explica Peris que el primer paso de sus impulsores “fue dotar el grupo de una marcada personalidad mediante la selección de un nombre pegadizo y de un logotipo impactante (…) Una de las primeras decisiones fue acordar que la responsabilidad del liderazgo no recayera sobre una sola persona, sino que el rol de portavoces -el de máxima visibilidad- fuera rotatorio y las responsabilidades claves fueron repartidas en varias comisiones”. De ese modo, si algunos activistas eran detenidos, la organización “podría seguir operando. Por esta razón, también se insistió en mantener el anonimato de los líderes del grupo, que eran desconocidos para la mayor parte de sus miembros”.

Su secreto, advertía Peris, fue “posicionar el movimiento como una marca de prestigio exclusiva” y adoptar “un lema de campaña fácilmente identificable”. Las similitudes de esta estrategia con el Tsunami Democràtic catalán y su lema ‘Spain, Sit and Talk’ son evidentes. Y con la asunción de estas teorías, Peris se encuadra en el perfil del activista militante de la última hornada del ‘procés’.

Presión sobre España y Europa

El entusiasmo por el proceso catalán de Peris era tal que en octubre de 2017, a una semana del referéndum ilegal, escribía en el diario soberanista ‘Vilaweb’ (identificándose como ‘conflictólogo’) que “si la estrategia catalana se mantiene firme y perseverante, el Estado español podría desmantelarse de repente y verse obligado a negociar la independencia del Principado de Cataluña”. Y comparaba el caso de Cataluña con el Argelia: “La brutal represión militar francesa en la guerra de Argelia, recordada por el uso de la tortura, hizo que Francia ganase la batalla de Argel, pero perdiese la guerra en París. La sociedad francesa se rompió. Unos pedían más violencia (las fuerzas armadas) y los otros, liderados por Jean Paul Sartre, exigían salir inmediatamente de Argelia. Al final, presionada por todos los lados, la Cuarta República se desintegró y Argelia se convirtió en un Estado”.

Así, vaticinaba una “parálisis política en Madrid”. Y auguraba también que “si el Estado español hace servir la fuerza indiscriminada contra el pueblo catalán, Europa estaría obligada a invocar el artículo 7 del Tratado de la UE, lo que suspendería los derechos del Estado español”. Concluía que “la estrategia de resistencia no violenta funciona, actualmente, como una auténtica herramienta de ‘real politik’”.

Con este fichaje, pues, Torra refuerza su estrategia, basada en la lucha ‘no violenta’ que proviene de las teorías de Sharp y, más recientemente, de los hermanos Mark y Paul Engler, autores del ‘Manual de desobediencia civil’ que promociona la propia Generalitat. Este último fue invitado de honor de Torra y de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie el pasado mes de noviembre, cuando visitó Barcelona para presentar su manual traducido al catalán.

En realidad, la política internacional y las relaciones exteriores dependen de Alfred Bosch, un 'conseller' de ERC. Pero el pulso interno entre los dos socios de gobierno ha provocado que Presidencia tenga un área específica sobre temas internacionales, con proyección propia y al margen de lo que haga el consejero del ramo. La incorporación de Peris refuerza esa concepción bicéfala de las relaciones internacionales del Govern.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios