Así es el nuevo decálogo independentista para mermar la imagen de España
  1. España
  2. Cataluña
alientan la represión y las cargas policiales

Así es el nuevo decálogo independentista para mermar la imagen de España

La estrategia reclama un único líder para una 'década caliente'. El decálogo que se distribuye a los activistas soberanistas es un compendio de las teorías de Sharp y Engler, entre otros

Foto: Así es el nuevo decálogo independentista para mermar la imagen de España
Así es el nuevo decálogo independentista para mermar la imagen de España

El independentismo catalán ha elaborado un decálogo sobre la 'lucha noviolenta' para enfrentarse a España. Se trata de un compendio de normas extraídas de diversos estudios. No hay que olvidar que el 'procés' catalán bebió de las teorías de Gene Sharp, cuyos métodos inspiraron algunos de los movimientos sociales más importantes de las últimas décadas, como la primavera árabe. En el 2019, el independentismo 'descubrió' a los hermanos Engler, autores del 'Manual de desobediencia civil', traducido el pasado mes de septiembre al catalán.

Uno de sus autores, Paul Engler, fue invitado a finales de noviembre a Cataluña, se reunión con Quim Torra en el Palau de la Generalitat, fue el protagonista estrella de varios actos políticos y fue convenientemente agasajado en TV3 y en Catalunya Ràdio, los medios de comunicación públicos de Cataluña. El propio Torra pidió a los catalanes escucharle atentamente, ya que aconsejaba que "si los catalanes queréis ganar, tenéis que polarizar mucho más, escalar mucho más, y aceptar altos niveles de sacrificio". O sea, radicalizar las protestas.

El escritor Paul Engler (c) junto a Elisenda Paluzie (d). (EFE)
El escritor Paul Engler (c) junto a Elisenda Paluzie (d). (EFE)

Vaya por delante que Engler es duramente criticado por algunos sectores (incluidos dirigentes independentistas) por falsear la realidad histórica para adaptarla a sus intereses, aunque eso no importa para la gran masa del independentismo catalán, que ve en su obra el nuevo libro de cabecera para utilizar contra España.

El decálogo que se distribuye a los activistas soberanistas desde el pasado 7 de enero es un compendio de las teorías no solo de Sharp y Engler, sino de otros autores como Erica Chenoweth (politóloga estadounidense y profesora de Wesleyan University) y María J. Stephan (directora de Iniciativas Educativas del International Center on Nonviolent Conflict). Se titula "Efectividad de las campañas de lucha 'noviolenta'".

En él se apunta a que la campaña para la independencia de Cataluña puede ser larga y durar más de una década. Y resalta que el movimiento (referido a la desobediencia civil en general, pero también al 'procés', ya que en el independentismo se conoce a esta etapa como el 'Movimiento') ha de tener un liderazgo claro y una estrategia unitaria. "Algunos expertos señalan que es la organización y la estructura del movimiento el que determina la viabilidad de la resistencia", destaca en uno de sus puntos. También alienta a seguir provocando cargas policiales porque ello debilita la imagen del poder. O sea, de España.

Los beneficios de la 'represión'

"Cuando el Estado aplica violencia, prisión o asesinatos contra manifestaciones de gente desarmada, a la larga el movimiento puede conseguir el éxito siempre que sea en forma de una campaña grande y bien coordinada. Cuando el movimiento tiene un objetivo compartido con liderazgo y normas internas claras, tiene más capacidad de mantener la resistencia 'noviolenta' a pesar de la continua represión; a pesar de que una represión muy sofisticada puede neutralizar a los resistentes 'noviolentos', la represión contra manifestantes desarmados suele tener un efecto contraproducente, ya que genera indignación moral y hace aumentar la participación social; la represión hace ganar apoyos de terceras partes y puede provocar deserciones de las fuerzas de seguridad". De ahí la teoría de que la actuación de las fuerzas del orden el 1 de octubre de 2017 y la actitud del entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, eran los mejores acicates para convertir a indiferentes catalanes en convencidos y activos independentistas.

Las teorías afines al independentismo sostienen que los métodos no violentos "tienen un potencial mayor para promover la participación masiva"

El texto advierte que las campañas de lucha 'noviolenta' "son exitosas el doble de veces que las campañas violentas". Un informe que estudia todas las campañas de los últimos 100 años concluye que de 1900 a 2015 tuvieron éxito un 51% de las campañas 'noviolentas' frente a solo un 27% de las violentas. Y si nos atenemos a los últimos años, entre 2010 y 2015, un 30% de las campañas 'noviolentas' tuvieron éxito frente a solo un 12% de las violentas.

Ello lleva a reflexionar sobre la disminución de la proporción de éxito en los últimos años. Y eso es por dos motivos: "Primero, los adversarios en el poder aprenden y se adaptan; y segundo, los activistas 'noviolentos' aprenden lecciones incorrectas de escenarios próximos". Las teorías abrazadas por el independentismo catalán sostienen, así, que los métodos no violentos "tienen un potencial mayor para promover la participación masiva y transversal de la población en comparación con los conflictos armados. Los movimientos de lucha 'noviolenta' atraen de media 11 veces más participantes que los levantamientos armados. De hecho, todos los movimientos de lucha 'noviolenta' con una participación sostenida de como mínimo un 3,5% de la población han salido bien (el 3,5% de 7,5 millones son 262.500 catalanes y catalanas)".

Foto: Así es la guerra interna del soberanismo: 'doctrina Junqueras' vs. 'doctrina Musotto'

Esta teoría, que es la que quisieron aplicar los hermanos Engler en Estados Unidos para hacer tambalear Wall Street o para cambiar la Ley Hipotecaria, no obstante, ha resultado un fracaso hasta ahora, por lo que la movilización permanente del independentismo catalán también deberá asumir los riesgos del fracaso con esa máxima de la movilización permanente. Dicho con otras palabras: no por mucho movilizarse la independencia está más cerca.

El hecho de que los partidos independentistas, las organizaciones sociales y la mayoría de las plataformas extremistas llamen a la protesta 'noviolenta' se debe a pura estrategia. "La participación propia en las luchas 'noviolentas' apodera a la gente, saca apoyo a los partidarios de la línea dura, atrae a diversos segmentos de la sociedad y hace más posible que las fuerzas de seguridad y represivas cambien de lealtad", dice el decálogo. Y añade: "La efectividad de la lucha 'noviolenta' no proviene tanto del potencial de conversiones que provoca entre los adversarios, sino del potencial creativo y de coerción y también de la atracción de los indecisos y de terceras partes".

El flanco violento

Advierte que las campañas que se basan en la no violencia no son todas exitosas ni cortas, ya que pueden durar más de una década. Y explica: "La represión desafía todos los movimientos disidentes, pero no condiciona necesariamente que la elección de la resistencia sea o no violenta ni el resultado final".

El texto hace hincapié en los beneficios de las campañas 'noviolentas' ante otras alternativas, como acciones militares

El decálogo dedica uno de sus puntos a uno de los fenómenos que se ha dado con inusitada fuerza en Cataluña: la aparición de grupos violentos. "Los flancos violentos en campañas 'noviolentas' (defendidos a veces como ‘diversidad de tácticas’) provocan desventajas para los movimientos transversales y masivos 'noviolentos': el flanco violento puede conseguir algún hito a corto plazo, pero a largo plazo reduce la participación y creciendo, reduce el apoyo de terceras partes y no promueve el cambio de lealtad de las fuerzas represivas". Añade luego que esa violencia "se usa por el poder para justificar una mayor represión. Los flancos violentos no ayudan al éxito de las campañas 'noviolentas' (…). El poder la usa para sacar el foco de atención público de la causa que se denuncia y ponerlo en los hechos violentos".

El texto hace hincapié en los beneficios de las campañas 'noviolentas' ante otras alternativas, como acciones militares. "Las acciones masivas 'noviolentas' comportan una serie de acciones coordinadas y perturbadoras contra el poder establecido y pueden sucederte en casi cualquier lugar y por cualquier razón, son impredecibles. Algunas de las razones podrían ser: que los movimientos populares son muy circunstanciales y se escapan de las herramientas predictivas o que los alzamientos 'noviolentos' con frecuencia superan las circunstancias adversas de maneras tan creativas que desafían las expectativas". De ahí la aparición de iniciativas tan 'rompedoras' como las 'performances' de la ANC y de Òmnium Cultural o los actos casi improvisados de Tsunami Democràtic, tan difíciles de controlar incluso para sus propios organizadores pero que provocan un gran impacto en la opinión pública.

Independencia de Cataluña Quim Torra Primavera Independentismo Primavera árabe
El redactor recomienda