los hermanos engler y la 'noviolencia'

Los nuevos gurús de Quim Torra: el secreto que guarda la mesa del 'president'

Durante el discurso oficial con motivo de la Diada tenía sobre su mesa el ejemplar de un libro que había llegado a sus manos horas antes: 'Manual de la desobediencia civil'

Foto: Quim Torra, durante el discurso institucional de la Diada del 11 de septiembre. (EFE)
Quim Torra, durante el discurso institucional de la Diada del 11 de septiembre. (EFE)

Cuando el presidente de la Generalitat, Quim Torra, compareció ante los ciudadanos catalanes para pronunciar el discurso oficial con motivo del 11 de septiembre, Diada de Cataluña, tenía sobre su mesa el ejemplar de un libro que había llegado a sus manos horas antes, directamente desde la imprenta: 'Manual de la desobediencia civil', de los hermanos Paul y Mark Engler. El título es engañoso: más que un manual es un estudio de diferentes movimientos de protesta de los siglos XX y XXI y tiene 527 páginas. Se trata de un compendio de técnicas y tácticas de lucha contra el sistema en un tomo que fue publicado en inglés en 2016 bajo el título 'This is an Uprising'.

No es casual la presencia de un ejemplar de esta obra en su mesa: primero, porque la desobediencia civil es la principal carta que se reserva Torra para hacer frente al Estado español y a la justicia en los próximos meses. Y, en segundo lugar, porque es un volumen encargado directamente por los círculos políticos catalanes y cuya lectura ha sido insistentemente recomendada en privado por los líderes del 'procés' y por los círculos más radicales del soberanismo catalán.

El negocio es redondo: la llegada del libro a Cataluña fue impulsada por Liz Castro, una activista hipermimada por la Generalitat, domiciliada en Estados Unidos pero que aun así se presentó para presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Jordi Sànchez le ganó por los pelos. El ideólogo Gene Sharp, en cuyas tácticas se había basado el 'procés' durante sus años de gloria, ya ha quedado desfasado para un sector del independentismo. Ahora se lleva otra visión de la 'noviolencia', lo cual no quiere decir, tal y como ya ha asegurado Torra o la propia presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, este miércoles en su discurso de la Diada, que los activistas opten por la pasividad, "porque la 'noviolencia' es, sobre todo, acción".

Los nuevos gurús de Quim Torra: el secreto que guarda la mesa del 'president'

El libro llegó a Cataluña en la primera semana de septiembre. "El 'Manual de desobediencia civil' demuestra que la 'noviolencia' se puede utilizar como método de conflicto político, disrupción y escalada", dice la editorial en su presentación. Y señala, asimismo, que "los hermanos Engler demuestran que las personas con pocos recursos y poca influencia convencional son las que organizan las convulsiones que están transformando la política contemporánea".

Hacer temblar los pilares de España

Castro, además de ser la 'introductora' de la obra en la mesa de Torra, escribió el prólogo del manual. "Aquí dentro encontraremos herramientas y estrategias que nos ayudarán a conquistar todos estos retos", dice la activista. Y continúa: "Mediante un análisis interesantísimo de muchos movimientos activistas del mundo –Martin Luther King en Estados Unidos, Gandhi en la India, el Otpor serbio para echar a Slobodan Milosevic o el matrimonio gay y el ecologismo-, Mark Engler y Paul Engler destilan los puntos clave de la estrategia 'noviolenta' y nos sirven un manual para futuras acciones".

Afirma Castro que los autores "analizan y describen cómo hacer temblar los pilares de apoyo a un régimen o un sistema opresivo. Por todo el mundo, parecía imposible desbancar a los tiranos hasta que se hizo caer a los sistemas de apoyo que los mantenían. Una vez el pilar desaparece, la caída del tirano es casi inevitable. Es preciso identificar los pilares de apoyo y trabajar para debilitarlos. También hablan de los problemas de los movimientos de cambio y de cómo evitar la división, el aprovechamiento por individuos ambiciosos y la desintegración y desanimación".

La activista Liz Castro, en una fotografía de 2015 junto a Quim Torra y Jordi Sànchez. (EFE)
La activista Liz Castro, en una fotografía de 2015 junto a Quim Torra y Jordi Sànchez. (EFE)

A la vista de estas definiciones, parece indudable que al independentismo catalán le queda mucho trabajo por delatante, empezando por el hecho de que el 'enemigo' a batir no es un tirano, sino una democracia occidental.

De todos modos, el principal pilar del Estado español, sobre el que llevan trabajando desde el otoño pasado las 'fuerzas vivas' del independentismo catalán, ya está identificado y en él se vuelcan los esfuerzos de todos los actores soberanistas: se trata de "dañar" la economía española, especialmente a través de campañas de boicot a empresas. De hecho, la propia ANC ya inició en noviembre pasado la campaña de boicot, a la que luego se sumaron instituciones como la Cámara de Comercio de Barcelona (cuya presidencia está ahora en manos de la ANC) con la sonrisa cómplice del Gobierno catalán. El segundo pilar es el de la credibilidad y legitimación del Estado español, que los independentistas tratan de destruir mediante campañas internas e internacionales.

La activista Liz Castro señaló sobre el 'Manual', en unas jornadas sobre desobediencia organizadas por Òmnium, que "el libro explica con ejemplos y prácticas desde diferentes instituciones, qué es lo que funciona y qué es lo que no funciona. La fuerza del activismo tiene maneras de conseguir las cosas que por otras vías no funcionan". Y subrayaba que explicaba "casos universales que funcionan en Estados Unidos y en otras partes del mundo. Es válido para todo tipo de activismo y reivindicaciones".

Un libro de cabecera

El libro que ahora es la obra de cabecera de Torra (y cuya promoción es obligada en los círculos 'indepes'), no obstante, es también un compendio de irregularidades y de manipulaciones. El profesor Lorenzo Raymond, historiador con domicilio en Nueva York y nada sospechoso de españolista, es uno de sus más firmes detractores. Asegura que los hermanos Engler distorsionan la historia y los hechos históricos para hacerlos coincidir con su visión de la realidad. En una severa crítica publicada recientemente en el portal soberanista 'L’accent' señala textualmente que los autores distorsionan los hechos "para promover la 'noviolencia'".

"El manual se ha convertido en el libro de cabecera de aquellos movimientos que pretenden cambios drásticos, como es el caso del independentista"

Los nuevos gurús del independentismo entraron con fuerza en tierras catalanas. Desde hace dos meses, se viene editando también un 'audiolibro' (en una plataforma presidida, de nuevo, por Castro) en el que leen 'sendos capítulos' (apenas un párrafo por cabeza) alrededor de 80 activistas independentistas, empezando por Arcadi Oliveres y acabando por Marcel Mauri, pasando por Elisenda Paluzie, Teresa Forcades, Jaume Asens, Xavier Domènech, Toni Comín, Marta Rovira, Joel Joan o Txe Arana, por poner algunos ejemplos. Las grabaciones de la obra comenzaron el pasado 5 de julio y terminarán a finales de octubre.

El libro ya circula por algunos círculos radicales. "Actualmente, este manual se ha convertido en el libro de cabecera de todos aquellos movimientos que pretenden cambios drásticos, como es el caso del independentista, que tras el 1-O no ha vuelto a realizar ninguna gran acción de desobediencia en el Estado", advierte una de las plataformas soberanistas que recomienda la obra a sus activistas.

Los hermanos Engler llegan a Cataluña en un momento en que el independentismo sufre un bajón pero en un momento de buenas perspectivas

Los hermanos Engler son partidarios de la acción directa y participaron en varias movilizaciones en los Estados Unidos para intentar 'okupar' Wall Street o cambiar la ley hipotecaria de los Estados Unidos mediante la movilización permanente de cientos de miles de personas en las calles. En ambos casos fracasaron en sus objetivos. Ahora llegan a Cataluña en un momento en que el independentismo sufre un bajón pero en un momento de buenas perspectivas: la sentencia del 1-O puede ser un buen acicate para despertar de nuevo conciencias y volver a llenar las calles de tensión.

En realidad, el manual es más de lo mismo: enfrentarse al sistema y argumentar que se hace pacíficamente y "sin violencia". Pero, como decía un conocido bloguero independentista, "la independencia habrá de venir de la mano de una insurrección civil, sin armas, no exenta de violencia, pero sin armas". Todo lo demás son fuegos de artificio.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios