"España tiene secuestrado un eurodiputado"

Puigdemont vuelve a pedir una mediación europea tras la sentencia del TJUE

El expresidente de la Generalitat aprovecha la sentencia del TJUE que reconoce que Oriol Junqueras era eurodiputado tras las elecciones europeas y pide una mediación europea

Foto: Carles Puigdemont, este jueves. (EFE)
Carles Puigdemont, este jueves. (EFE)

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, y Toni Comín, exconseller, han comparecido este jueves en la sede de la Generalitat de Cataluña en Bruselas, solo unas horas después de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que ha reconocido que Oriol Junqueras era eurodiputado desde el mismo momento en el que se proclamaron los resultados de las elecciones europeas, el 13 de junio, y por lo tanto contaba con inmunidad.

En un largo discurso que ha leído en catalán, español e inglés, Puigdemont ha acusado a España de tener “secuestrado a un eurodiputado”. “Hace nueve horas que Junqueras debería estar liberado”, ha señalado en su comparecencia el expresidente, que ha asegurado que la justicia europea le ha dicho al Estado español que “las cosas no se hacen así en Europa”.

Puigdemont y Comín, como Junqueras, fueron escogidos eurodiputados en las últimas elecciones europeas, y se verán previsiblemente favorecidos por la sentencia de este jueves. Los servicios jurídicos del Parlamento Europeo ya estudian la situación en la que quedan ambos políticos catalanes y todo apunta a que obtendrán su acceso a la Eurocámara pronto.

El discurso ha sido un brindis a la justicia europea, en la que Puigdemont siempre ha dicho confiar, y un ataque al proceso judicial español, que el expresidente pide que sea anulado, así como al “vergonzoso silencio” de las instituciones europeas ante la “represión” del Estado español.

"Pedimos a las instituciones europeas que asuman su responsabilidad en la búsqueda de una solución"

“La justicia europea ha hecho más por la resolución del conflicto que dos años de represión del Estado español”, ha asegurado Puigdemont, que claramente contento con la decisión del TJUE, se ha lanzado a un mensaje semi-proeuropeo, en el que aplaude a la justicia europea pero carga contra el resto de instituciones. La decisión de Luxemburgo, ha señalado, es “histórica” porque “refuerza los valores fundacionales de la Unión y revoca la decisión del Parlamento anterior, que de forma vergonzosa se vendió a los intereses partidistas del Gobierno español”.

“Pedimos a las instituciones europeas que asuman su responsabilidad en la búsqueda de una solución”, ha pedido Puigdemont, que ha asegurado que aparecen “nuevas oportunidades políticas” a través de la mediación europea. Es el mismo escenario de octubre de 2017, cuando el independentismo centró sus esfuerzos en lograr que las instituciones europeas se mostraran dispuestas a mediar entre España y el Gobierno de Cataluña.

Ya entonces la Comisión Europea se negó a jugar ningún papel de mediación, y desde entonces el Ejecutivo comunitario ha señalado que su criterio respecto al tema catalán, que es que el problema debe resolverse dentro del sistema constitucional español.

Cerca del Parlamento Europeo

La sentencia del TJUE puede no tener efecto sobre Junqueras, sobre el que ya pesa una sentencia, pero sí que los tendrá sobre Puigdemont y Comín, que ya se ven mucho más cerca de su escaño europeo, lo que les dará inmunidad. David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo, ha explicado en un discurso ante el hemiciclo que había pedido ya a sus servicios legales que estudien el caso de ambos políticos, una intervención que ha sido aplaudida por Puigdemont, que ha asegurado que “ha dado una lección”.

Por eso, preguntado sobre si volverá a Cataluña una vez cuente con la acreditación del Parlamento Europeo que le dotará de inmunidad, el expresidente se ha mostrado contundente: “Claro que tengo ganas de ir a Cataluña”. También ha señalado que le “gustaría ir” a Perpiñán, pero ha vuelto a aclarar que ni tiene un apartamento alquilado allí, ni pretende abandonar Waterloo: “No significa que me vaya a ir allí”.

Euroorden

El otro asunto que sigue sobre la mesa es la resolución de las euroordenes contra Puigdemont, Comín y también contra el otro exconseller huido en Bélgica, Lluís Puig. El juez belga retrasó de nuevo la vista hasta el próximo 3 de febrero a la espera de que se resolviera la duda sobre si dos de ellos cuentan con inmunidad.

Si Puigdemont y Comín se cuelgan la acreditación azul de eurodiputados, la euroorden decaerá, y el juez Pablo Llarena se verá obligado a pedir un suplicatorio al Parlamento Europeo, lo que arrancará un procedimiento largo para quitar la inmunidad a ambos políticos.

“Nos defenderemos en ese escenario”, ha asegurado Puigdemot, refiriéndose a un proceso que comenzaría con una serie de audiencias en la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo, el voto de un informe en dicha comisión, y el posterior voto del documento en el Pleno.

Investidura

Sobre la investidura de Pedro Sánchez, líder del PSOE, como presidente del Gobierno, Puigdemont ha explicado que hoy por hoy las “negociaciones no existen” porque los socialistas han decidido dejarlo fuera de la mesa de la negociación.

“Si el PSOE tiene interés en Junts per Catalunya para el debate de la investidura, sabe los mecanismos”, ha asegurado el expresidente de la Generalitat, que ha recordado que los votos favorables de los independentistas “no van a ser cambio de nada, tampoco sería a cambio de casi nada”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios