"Torra es pacifista... interiormente"

El Govern detecta a grupos violentos organizados en las manifestaciones 'indepes'

“Hemos de decirles que ni se pueden romper los cordones policiales, ni estropear mobiliario urbano, ni lanzar objetos contundentes. Eso son actos de violencia, sin sentido", ha afirmado Buch

Foto: Miquel Buch, en rueda de prensa. (EFE)
Miquel Buch, en rueda de prensa. (EFE)

“Hemos detectado grupos de agitadores y provocadores que es preciso aislar y no darles cabida dentro de las manifestaciones”. Con esa contundencia se expresó el consejero de Interior catalán, Miquel Buch, en la tarde de este miércoles para valorar los gravísimos incidentes ocurridos en Barcelona este martes por la noche: hubo un intento de asalto a la Delegación del Gobierno español, se prendieron 250 hogueras y se malbarató mobiliario urbano por más de 300.000 euros-.

El consejero fue especialmente duro con los grupos violentos. Lamentó que durante años ha habido millones de manifestantes, pero ahora han surgido algunos grupos que estropean la imagen pacífica (casi idílica) del independentismo. “Hemos de decirles que ni se pueden romper los cordones policiales, ni estropear mobiliario urbano, ni lanzar objetos contundentes. Eso son actos de violencia, sin sentido, que no representan a nuestro pueblo”. Los servicios de información de los Mossos están trabajando para identificar a los responsables de esos grupos violentos organizados, pero el consejero no entró en detalles de esas investigaciones.

Se refirió, eso sí, a su superior, el ‘president ‘Quim Torra, que durante la jornada de este miércoles se negó hasta en tres ocasiones a condenar la violencia, haciéndose el sueco cada vez que era preguntado sobre el particular por los periodistas. Sólo abrió la boca para asegurar que apoya las movilizaciones contra la sentencia. “Que nadie dude de que este presidente y el Govern estarán al lado de la gente”, subrayó. Buch, al ser interpelado sobre la cuestión, afirmó que “me consta que el ‘president’ condena la violencia. En su interior, es pacifista”, enfatizó el conseller.

El Govern detecta a grupos violentos organizados en las manifestaciones 'indepes'

Hizo hincapié en varias ocasiones, no obstante, en que los Mossos d’Esquadra son “una Policía al servicio del pueblo de Cataluña. Es nuestra policía y garantizan el derecho a manifestación, pero también el orden público”. También el director general de la Policía, Pere Ferrer, se manifestó en este sentido y agradeció a los agentes la labor desempeñada estos días, admitiendo que “ha habido un sobreesfuerzo de los policías”.

No en vano, las maratonianas jornadas están comenzando a sembrar el descontento entre la plantilla. El comisario jefe de los Mossos envió esta tarde una circular ordenando la máxima activación del Cuerpo durante el viernes, sábado y domingo, en previsión de incidentes, ya que el día 18 hay convocada una huelga general. Los turnos serán en esas fechas de 12 horas, aunque contarán con refuerzos de la Policía Nacional y de la guardia Civil si lo consideran conveniente. En este sentido, Pere Ferrer aseguró que la coordinación entre los tres cuerpos es “muy buena”.

Preparados para nuevos disturbios

Desde Interior, no obstante, se preparan para afrontar nuevas situaciones tensas antes del viernes. Los Mossos saben que esta noche habrá de nuevo disturbios en Barcelona. Eso se deduce de las convocatorias que se han hecho correr por los círculos radicales: grupos de los CDR quieren cortar la Meridiana en varios puntos, la gran vía de comunicación que comunica Barcelona con el norte y el interior de Cataluña. No se descartan tampoco brotes de violencia en otros puntos de la ciudad.

Pero tanto Buch como Ferrer ya han advertido que “es intolerable que se vuelvan a producir altercados como los de este martes. Haremos lo posible para que no se repitan”, coincidieron en destacar. Y el conseller añadía: “Podemos prever brotes de violencia parea hoy, miércoles. Y la Policía actuará. Es nuestra obligación perseguir actitudes violentas e incívicas. La Policía garantiza el derecho de manifestación, pero actuará. No es tarea sencilla, pero se ha de garantizar el orden público”.

Hubo una frase que lo resume todo: “La imagen de este martes por la noche es intolerable para una ciudad, para los ciudadanos en general y para los independentistas que llevan años manifestándose pacíficamente”. En base a esta filosofía, recurrió casi a la ironía cuando se le preguntó por las peticiones de dimisión (que ha recibido por parte de grupos radicales, de sindicatos de estudiantes, de círculos políticos e incluso de organizaciones como las juventudes de ERC, su socio de gobierno). “Creo que a todos los consejeros que me precedieron les pidieron, en momento u otro, su dimisión”, apostilló.

La propia ERC ha defendido posteriormente el derecho a la movilización de la ciudadanía para protestar por la sentencia del procés, y ha presionado al conseller de Interior, Miquel Buch, al exigir "responsabilidades" por las cargas policiales que considera "injustificadas". Se reafirma "en la más absoluta defensa del derecho a la movilización y a la protesta por parte de la ciudadanía" y reitera "el carácter pacífico y cívico del movimiento independentista".

"Creo que a todos los consejeros que me precedieron les pidieron, en momento u otro, su dimisión", apostilló Miquel Buch

Miquel Buch se refirió también a las posibles medidas que pueda tomar el Gobierno central ante la situación en Cataluña. “No estamos dando motivos para la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional, porque garantizamos los derechos fundamentales de los ciudadanos y, al mismo tiempo, el orden público”. Y recordó que hace 26 años, en tiempos de Jordi Pujol, los Mossos d’Esquadra comenzaron a actuar como policía integral. “Tenemos un modelo de seguridad propio, con una filosofía propia y con competencias plenas. Es cierto que algunos no lo quieren y luchan por que lo perdamos. Pero tener una Policía propia es demostrar el grado de responsabilidad que un país tiene y está dispuesto a asumir”.

La defensa a ultranza que Buch hizo de la labor de la Policía no desagradó en el Cuerpo. Lo cierto es que las especificaciones técnicas y profesionales de estos días corrieron a cargo de los profesionales y no de los políticos de turno. Y el propio vicepresidente del Gobierno, Pere Aragonès, había emitido un mensaje poco antes en el que pedía calma a los agentes políticos y se ponía “al lado de los 17.000 agentes de los Mossos d’Esquadra, que son una policía democrática”.

En todo este tablero, el único que va por libre es Quim Torra, tradicionalmente alineado con el radicalismo. De ahí que el Govern siga con su estrategia de ausentarse de la realidad. A Torra ya le va bien que haya follón. Su intención es desgastar al Estado español, desviar la atención. Y sigue alentando a la movilización en la calle. Por eso, medio Govern abandonó hoy los despachos en los que debían estar trabajando para hacerse la foto de rigor al frente de manifestaciones de protesta. El consejero de Territorio, Damià Calvet, participó este miércoles en la marcha sobre Barcelona que salió de Tarragona. Luego, le relevó el consejero de Educación, Josep Bargalló, a su paso por Torredembarra. Y la consejera de Agricultura, Teresa Jordà, inició la marcha que salía de Vic. Y la consejera de Salud, Alba Vergès, participó en la marcha de Tàrrega. El propio Torra se unió a la de Girona después de verse con Buch…

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios