El partido de Rivera pide su dimisión

PP, PSOE y Cs exigen que se aclare la vinculación de Torra y los CDR detenidos

Uno de los radicales detenidos ha declarado ante el juez que "Torra lo sabía" e incluso podría haberse producido una reunión entre uno de ellos y el 'president' Torra

Foto: Albert Rivera y Pablo Casado en el Congreso. (EFE)
Albert Rivera y Pablo Casado en el Congreso. (EFE)

El Partido Popular, el PSC y Ciudadanos han pedido este sábado que se aclare la vinculación del presidente catalán Quim Torra con los CDR detenidos la pasada semana con materiales para la creación de explosivos. Los tres partidos se han pronunciado y han exigido a Torra que condene la violencia separatista y se explique tras las informaciones publicadas por El Confidencial en las que se desvela que uno de los detenidos aseguró ante el juez que Torra conocía los planes para ocupar el Parlament de Cataluña e incluso que sería el propio 'president' quien "iba a abrir las puertas" de la cámara.

Mientras otros medios, además, han asegurado que podría haberse producido un encuentro en persona entre Torra y Jordi Ros, uno de los detenidos, el departamento de Presidencia de la Generalitat asegura que no da "ninguna credibilidad" a las informaciones. Una portavoz de la consellería ha declinado hacer valoraciones sobre las revelaciones indicando que desde el departamento de Presidencia no comentan "informaciones de ese tipo, especialmente si provienen de filtraciones", recoge Efe.

Ciudadanos pide su dimisión

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido el más contundente con Torra y ha pedido que dimita como "representante del Estado en Cataluña" y deje de estar "al frente de los Mossos". "Llevamos meses advirtiendo a Sánchez de que no se puede pactar con alguien así" ha dicho Rivera a través de Twitter, para luego advertir de que "hay que proteger a los ciudadanos de los comandos separatistas".

El PP pide romper los pactos del PSC

Por su parte Pablo Casado ha asegurado que es "imprescindible" que se aclare la relación entre el presidente de la Generalitat y los detenidos y ha pedido que el PSC rompa los pactos de gobierno en los ayuntamientos catalanes en los que gobierna con partidos independentistas. "¿Sánchez va a seguir manteniendo sus acuerdos con él allí donde ha entregado el gobierno a los separatistas?", ha preguntado.

También Teodoro García Egea se ha pronunciado para pedirle a Pedro Sánchez que "rompa" los más de 40 ayuntamientos en los que hay pactos de gobierno. Ha explicado que estos pactos también se extienden a la Diputación de Barcelona y a otras "muchas instituciones" pese a que ahora se sepa que "el señor Torra parece ser que está al tanto de todas las acciones que planeaba los CDR (Comités de Defensa de la República), por boca de uno de los interrogados ante la Justicia".

Iceta pide también que se aclare

El propio líder del PSC, Miquel Iceta, ha respondido a las informaciones que señalan a Torra asegurando que el presidente catalán no se está comportando con la actitud "propia de un gobernante democrático". En opinión de Iceta, el gobierno de la Generalitat está "desorientado" y "dividido" y presenta "elementos de preocupación" por la dificultad que tienen algunos dirigentes independentistas de "separarse absolutamente de cualquier actividad violenta"; "más que otra cosa muestran la impotencia del independentismo y su dificultad para cambiar de discurso", ha añadido.

Eso sí, desde el PSC aseguran que el movimiento independentista ha sido siempre "pacífico y democrático", en palabras de Iceta, que ha estimado que los primeros interesados en desmarcarse de cualquier tipo de violencia "deberían ser ellos", para que nadie pueda hacer "lecturas equivocadas ni encontrar ningún tipo de justificación en lo que no la tiene".

Las declaraciones de Iceta han llegado después de que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, instara también a Torra a condenar la violencia y subrayara que está a tiempo de evitar "mayores errores". En su intervención ante el Comité Federal del PSOE, Sánchez ha reconocido que su Ejecutivo no descarta "nuevos momentos de tensión" en Cataluña tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés', que se espera para el mes de octubre y que "amenaza con recrudecer" la "crisis de convivencia" que atraviesa esta comunidad.

ERC rechaza la violencia

Entre los grupos independentistas las reacciones han sido mucho más limitadas y solo Pere Aragonès ha reivindicado, como vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC, que los separatistas son "gente de paz" que rechaza la violencia "venga de donde venga".

Aragonès se ha expresado así durante el Consejo Nacional del partido, que se celebra en la sede barcelonesa de la formación, después de que ayer la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, instara al presidente catalán, Quim Torra, a condenar con "claridad" la "potencial violencia" de los Comités de Defensa de la República (CDR). "Los independentistas seremos los primeros en rechazar la violencia venga de donde venga", ha asegurado Aragonès tras matizar que la repudian "siempre y en todos los lugares".

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios