PLAN PARA OCUPAR EL PARLAMENT

Uno de los CDR detenidos, ante el juez: "A mí me dicen que Torra lo sabía"

El grupo desarticulado pretendía tomar el Parlament para que una alta autoridad, ya fuera el actual 'president' o incluso Puigdemont, declarara definitivamente la independencia de Cataluña

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament. (EFE)

"A mí me dicen que Torra lo sabía". Uno de los CDR que declaró este jueves en la Audiencia Nacional aseguró durante su comparecencia que se le comunicó que los planes para ocupar el Parlament de Cataluña eran conocidos por el 'president' de la Generalitat. El objetivo del grupo, según explicó, era acceder a la sede parlamentaria y ocuparla durante cinco días. En ese plazo querían lograr que una alta autoridad, ya fuera el propio Torra o incluso Puigdemont, declarara la independencia unilateral. La acción debía ser el colofón a una escalada de violencia a partir del aniversario del 1-O y hasta la publicación de la sentencia del 'procés', con ataques coordinados a infraestructuras básicas, informan a El Confidencial fuentes del caso.

El detenido, uno de los dos que decidió romper la disciplina acordada por la defensa de Alerta Solidaria y reconocer parte de los hechos, precisó que contaban con tener el respaldo popular suficiente para que el plan pudiera ejecutarse. El asalto al Parlament era su proyecto estrella. De las escuchas se desprende que lo comentaban una y otra vez y entre el material incautado han aparecido anotaciones técnicas sobre el proyecto. La garantía de éxito radicaba, según esta versión del acusado, en la capacidad del grupo y los Comités de Defensa de la República en general "de movilizar a miles de personas".

También concretó que lo que a él le transmitían era que el propio Torra "iba a abrir las puertas" de la cámara. Fuentes jurídicas concretan que esta afirmación de un acusado no significa que sea un hecho que pueda darse por probado. Avisan eso sí, que tampoco se puede descartar y señalan que la investigación se ha prolongado durante muchos meses en los que se han recogido indicios suplementarios de la actuación y conexiones del grupo desarticulado.

Además, según ha podido confirmar El Confidencial, también se refirió durante su declaración a que tenía entendido que una persona del grupoo llegó a entrevistarse con el presidente de la Generalitat.

Primero el caos y después la independencia. El grupo, que según el auto por el que el juez Manuel García Castellón decretó el ingreso en prisión incondicional de siete de los detenidos, contaba con un elevado nivel de "profesionalización". Las fuentes consultadas apuntan que se les reclutó concienzudamente en función de sus capacidades, habilidades y especialización: un informático, un técnico de mantenimiento, un químico... El grupo disponía de conocimientos para ensamblar sus propios artefactos. Al frente Xavier Duch, el mayor de los arrestados, de 50 años, profesional de las artes gráficas en paro después de verse obligado a cerrar la imprenta que había montado en Sabadell.

Protestas en Barcelona por la detención de los CDR. (Reuters)
Protestas en Barcelona por la detención de los CDR. (Reuters)

El miembro de los CDR que indicó que siempre creyó que Torra tenía conocimiento del plan refirió únicamente que así se lo indicaron terceros. Realizó esta mención cuando se le preguntaba qué pretendían con este asalto y ocupación y cómo pensaban llevarlo a término. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 considera que existen indicios de que tanto él como el resto formaban parte de una organización denominada ERT (Equip de Resposta Tàctica), una facción de los CDR con una "estructura jerarquizada que pretendía instaurar la república catalana por cualquier vía, incluida la violenta".

La guinda

La toma de varios días del Parlament era la guinda. Antes de eso se planeaban una serie de operaciones en cadena que pretendían elevar la tensión hasta un punto de no retorno. Existían objetivos ya trazados. Primero, el corte de las infraestructuras. El grupo tenía localizadas torres de alta tensión y de telefonía. También preveía atacar la infraestructura ferroviaria. Una vez sembrado el desconcierto, el plan implicaba ir contra las Fuerzas de Seguridad. Habían señalado no uno sino varios cuarteles de la Guardia Civil. También comisarías de la Policía y los Mossos.

Los seguimientos se alargaron durante casi un año y medio, a lo largo del cual los investigadores vieron evolucionar lo que ya califican como una célula, un embrión de comando terrorista. Intervinieron ante la certeza de que el paso a la acción era ya inminente. Siete de los arrestados fueron enviados este jueves a la cárcel de Soto del Real sin posibilidad de recuperar la libertad con fianza.

Según el auto del magistrado, reservado en parte debido al secreto de las actuaciones, los arrestados formaban parte de una "estrategia global" del movimiento independentista radical más combativo. "Tal y como se ha venido acreditando, el ERT es una organización con capacidad suficiente como para llevar a cabo tácticas y maniobras con un alto nivel de profesionalización", destaca García Castellón. El juez destaca además que se encuentran pendientes de análisis un gran número de dispositivos informáticos a partir de los cuales prevé hallar vínculos y conexiones de los investigados con otros miembros de la organización.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
77 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios