debate de investidura

Presencial, autorizada y no delegada: así tiene que ser la investidura de Puigdemont

El debate de investidura se celebra el martes 30 de enero. El Tribunal Constitucional, después de debatir durante horas, tomó una decisión sobre cómo debe ser

Foto: Puigdemont, en vídeo en los Premios Gaudí | Foto: EFE
Puigdemont, en vídeo en los Premios Gaudí | Foto: EFE

El Tribunal Constitucional ha tomado su decisión. No ha sido sencilla pero al final ha dejado claro al Parlament catalán que si Carles Puigdemont quiere repetir como presidente de la Generalitat su investidura tendrá que cumplir ciertas normas. El sábado, día en que el Constitucional tenía que dilucidar el futuro del debate de investidura, que se celebra este martes 30 de enero, no optó por ninguna de las dos opciones que se le planteaban ante el recurso del Gobierno de Mariano Rajoy contra la investidura de Puigdemont.

Después de la deliberación, los once magistrados presentes cerraron la noche con la firma de un auto que dejaba a Puigdemont completamente atado de manos y pies, con un solo camino a la Presidencia de la Generalitat. ¿Cómo tiene que ser entonces la investidura? El Constitucional lo deja muy claro:

  • El debate de investidura y la subsiguiente votación de la misma no puede celebrarse "a través de medios telemáticos ni por sustitución d eotro parlamentario".
  • Además, no se podrá proceder a la investidura de Puigdemont "sin la pertinente autorización judicial", independientemente de que el candidato comparezca presencialmente en la Cámara, dado que sigue vigente en su contra una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión.
  • Por último, el Constitucional deja claro que cualquier miembro de la Cámara sobre quien pese una orden de este tipo, como es el caso de Puigdemont, "no podrá delegar el voto en otros parlamentarios".

Todo esto deja a Puigdemont con muy pocas posibilidades: entregarse y obtener la autorización del juez del Supremo Pablo Llarena.

[Sigue en directo la investidura en el Parlament]

Ahora, el presidente del Parlament, Roger Torrent, puede optar por cumplir la suspensión y frenar la investidura, o por desoír la decisión del Constitucional y seguir adelante con la investidura. En este punto, si en la primera sesión el candidato no obtiene la mayoría de los votos, habrá hasta 48 horas para celebrar una segunda votación, en la que éste podría ser investido con una mayoría simple. Si en esta segunda sesión tampoco se logra la investidura, se abre un nuevo plazo, esta vez de dos meses, para presentar un nuevo candidato y, una vez más, de no ser posible, habría que convocar elecciones de forma automática.

En este contexto, Torrent parece haber recibido presiones por parte de Puigdemont y su entorno para que desoiga la decisión del alto tribunal y siga adelante con la investidura del 'expresident' en el 'exilio' belga, en lugar de cumplir las órdenes previstas en el último auto del Constitucional. Sin embargo, Torrent ha dejado claro que su objetivo principal es poner fin a la aplicación del artículo 155, que se activó tras la declaración unilateral de independencia en Cataluña, y esto podría prolongarse en caso de que se persista en la investidura a Puigdemont.

Además, el Constitucional ha advertido a Torrent y el resto de miembros de la Mesa de la Cámara de las responsabilidades, "incluidas las penales", en las que pueden incurrir en caso de no acatar la suspensión y seguir adelante con la investidura sin los requisitos exigidos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios