OBJETIVO independentista

“Hay que llegar a un acuerdo como sea”: los soberanistas temen otras elecciones

Las alarmas en el independentismo catalán han saltado. Y hay una consigna muy clara y rotunda de todas las fuerzas políticas: hay que evitar la repetición de elecciones

Foto: El 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont, durante una entrevista. (EFE)
El 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont, durante una entrevista. (EFE)

Las alarmas en el independentismo catalán han saltado. Y hay una consigna muy clara y rotunda de todas las fuerzas políticas: hay que evitar la repetición de las elecciones autonómicas. Porque hay una cosa que asusta más a los independentistas que el perder el poder: perder unas nuevas elecciones, que serían las quintas en siete años y medio. Una derrota en unos comicios repetidos podrían significar no solo una pérdida electoral, sino una pérdida de prestigio y de credibilidad. “Las elecciones no son buenas para nadie. No podemos repetirlas. Hay que llegar a un acuerdo”, confiesa a El Confidencial un alto cargo del PDeCAT. Es cierto que el ‘expresident’ Carles Puigdemont puso sobre la mesa la disyuntiva de que ERC apoyase su investidura o se iba a nuevas elecciones. Pero fue un farol. A ningún independentista en su sano juicio se le ocurre desear repetir los comicios.

La pugna entre los dos principales partidos independentistas ha generado un alud de propuestas políticas para desencallar la situación. Pero lo cierto es que las salidas son muy pocas: los republicanos quieren dar pasos seguros. Los exconvergentes quieren quemar etapas como sea y que los tribunales, si acaso, digan algo 'a posteriori'. Su prioridad es investir ‘president’ a su candidato. Luego, Dios dirá.

Ante esa estrategia, hay dudas en sectores del PDeCAT, enfrentados ya abiertamente a Puigdemont y su corte de Bruselas. “La gente está cansada y quiere claridad y soluciones. El electorado independentista ya ha dado más de lo que podía. Unas nuevas elecciones, posiblemente, provocarían un aumento de la abstención, lo que nos perjudicaría enormemente”, admite la fuente citada. Diferentes dirigentes de PDeCAT y de ERC consultados por El Confidencial coinciden en sostener que la repetición de las elecciones es nociva para el independentismo y que la consigna es evitar nuevos comicios para la primavera próxima. Aun así, es la (gran) amenaza que esgrime Puigdemont desde su residencia belga.

En los dos grandes partidos soberanistas, el temor a la abstención plantea serias dudas sobre el mantenimiento de la mayoría absoluta por parte del bloque secesionista. “Quien más tiene que perder es Puigdemont, porque ha sido el que ha puesto toda la carne en el asador. Al fin y al cabo, ERC solo puso como tema de negociación lo que iba en su programa, pero Puigdemont ha preferido el todo o nada”, matizan desde ERC. Lo cierto es que, en ‘petit comité’, tanto dirigentes de ERC como dirigentes del PDeCAT reconocen que la repetición de las elecciones podría provocar un aumento de la abstención que les perjudicaría, incluso hasta el punto de hacer que el independentismo pueda perder la mayoría absoluta. Ese supuesto podría afectar a los dos grandes partidos, pero, paradójicamente, quien saldría beneficiado sería no solo el bloque constitucionalista, sino la CUP, que vería incrementado su porcentaje de voto, porque a los radicales apenas les afecta la pugna entre los otros dos grandes partidos secesionistas.

La verdadera propuesta de ERC

Las negociaciones iniciadas este miércoles entre Puigdemont y ERC están condicionadas, pues, con la variable de que repetir elecciones es contraproducente para ambos. Fuentes republicanas señalaron a El Confidencial que la secretaria general de la formación, Marta Rovira, no pactó con Puigdemont la investidura de este como ‘president’. “En realidad, lo que se le vino a decir es que nosotros apoyamos su investidura, pero si no puede ser, hay que tener un candidato alternativo”. A Puigdemont le vuelve loco la posibilidad de que se pueda votar a otro candidato independentista, porque considera que ha ganado las elecciones a Esquerra y, por tanto, los republicanos han de acatar sus decisiones.

“Hay que llegar a un acuerdo como sea”: los soberanistas temen otras elecciones

Pero desde las filas de ERC no lo tienen tan claro: “Sacó 10.000 votos más que nosotros, aunque eso se traduzca en dos diputados más. Y, en realidad, ganó por los 60.000 votos que obtuvo en su feudo, Girona. Pero eso no le da derecho a despreciar el resultado de las elecciones. ¿Por qué decreta que él ha de tener la presidencia de la Generalitat y nosotros la del Parlament? ¿Y si fuese al contrario? ¿Y si a nosotros nos interesa más la de la Generalitat y le dejamos a él la del Parlament? ¿Por qué se arroga la autoridad de decir quién ha de tener cada institución? ¿Y si ERC cuenta con los votos de la CUP para ocupar la Generalitat, relegando a JxCAT al Parlament? ¿No lo aceptaría?”, disparan desde las trincheras republicanas.

Desde el bando de Puigdemont se contraataca diciendo que “ERC había maniobrado esperando que Oriol Junqueras [el cabeza de lista] saldría de la cárcel el 4 de enero. Pero la decisión del Supremo de mantenerlo en prisión dibuja un escenario diferente. Ellos habían previsto un consejo nacional para el próximo sábado. Esperaban que su cabeza de lista estuviese en libertad, pero se equivocaron. Junqueras sigue en la cárcel y ellos solo tienen la alternativa de presionar a Puigdemont”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios