Asegura que no se dan las garantías

Puigdemont evita las elecciones y pasa al Parlament la pelota de la independencia

Según el 'president', “no hay en este momento en España las garantías de normalidad que justifiquen una convocatoria electoral”, al pesar sobre Cataluña la amenaza del 155

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la comparecencia en el Palau. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la comparecencia en el Palau. (EFE)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una breve declaración institucional hecha con toda la solemnidad en la galería gótica del Palau, ha enviado dos mensajes: que al final ha optado por no convocar elecciones, en contra de lo que iba a hacer esta mañana, y que pasa la patata caliente de declarar la independencia al Parlament.

Según Puigdemont, “no hay en este momento en España las garantías de normalidad que justifiquen una convocatoria electoral”, al pesar sobre Cataluña la amenaza de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que suspendería la autonomía y que ha calificado —en una intervención sin aceptar preguntas— de “fuera de la ley” y “abusivo”.

[Siga en directo las últimas noticias sobre Cataluña]

Puigdemont ha dado una imagen de soledad. Solo le han acompañado tres 'consellers' del PDeCAT: dos de su núcleo duro, Jordi Turull (Presidencia) y Joaquim Forn (Interior), y un independentista de la primera hornada de CDC, Josep Rull (Territori). Nadie de ERC, y tampoco Santi Vila (Empresa), ni Meritxell Borràs (Governació), ni Lluís Puig (Cultura) ni Clara Ponsatí (Ensenyament). Las ausencias eran más notables que las presencias en un día en que se habían creado muchas expectativas y al final todo ha seguido igual.

“Convocar elecciones es mi potestad”, ha declarado el presidente, y ha asegurado que ha estado contemplando esta posibilidad “porque es mi obligación agotar todas las posibilidades de encontrar una salida”, ha manifestado hoy, casi pidiendo disculpas por haber estado tan cerca de adelantar las autonómicas, tal y como le había pedido por teléfono el lendakari, Iñigo Urkullu.

Puigdemont evita las elecciones y pasa al Parlament la pelota de la independencia

Descartadas las elecciones, “por la actitud vengativa del Estado”, el reto de los próximos pasos es mantener los compromisos de paz y civismo, ha asegurado el 'president', que ha dejado la pelota de la DUI en la Cámara catalana, donde además hay rumores de que no comparecerá. “Corresponde al Parlament proceder con lo que la mayoría parlamentaria determine en relación a las consecuencias de la aplicación contra Cataluña del artículo 155”. Todo apuntaría, pues, a una declaración de independencia en la Cámara catalana, pero no hoy sino mañana.

Voluntad de diálogo

Puigdemont ha asegurado que “no acepta” la suspensión de la autonomía. Además, ha resaltado la voluntad de diálogo que siempre ha mantenido la Generalitat, afirmando que “nadie podrá reprochar a la parte catalana voluntad de diálogo y de hacer política. Nadie podrá decir que no está dispuesta a sacrificios para garantizar que se pondrían todas las facilidades al diálogo. Pero una vez más, comprobamos, con mucha decepción, que la responsabilidad solo nos es exigida y presionada a unos, mientras que a otros se les permite su absoluta irresponsabilidad. Es la lógica de una política hecha a base de gritos como el 'a por ellos', en lugar de una basada en el 'con ellos".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios