por UNA RESIDENCIA DE 115 HABITACIONES

La zona alta de Barcelona 'reza' a Colau para evitar un ‘pelotazo’ del Arzobispado

Un proyecto urbanístico en unos terrenos de la Iglesia supuestamente protegidos y aprobado por el anterior alcalde ha desatado las hostilidades en Les Corts

Foto: Can Capellanets, Seminari Major de les Corts. (Gloogle Maps)
Can Capellanets, Seminari Major de les Corts. (Gloogle Maps)

Un proyecto del Arzobispado de Barcelona ha puesto en pie de guerra a los vecinos del barrio de Les Corts, que sospechan que la construcción de una ‘residencia de doctorandos’ sea una pantalla para realizar una suculenta operación urbanística de la Iglesia en la zona alta de Barcelona. En ese barrio, el arzobispado tiene casi una manzana, en la que hay ubicada una residencia de sacerdotes, un convictorio (antiguo seminario) y unos jardines. Su plan es eliminar los jardines internos y levantar un edificio de siete pisos y 115 habitaciones que sería gestionado durante 50 años por una empresa particular.

El espacio del convictorio se alquiló durante años a La Caixa y ahora se encuentra vacío, por lo que los responsables de la archidiócesis han pensado en sacarle beneficio. Según los vecinos,”el Arzobispado dice que la empresa que debe explotarlo, Resa, llegó con el proyecto bajo el brazo y propuso levantar una residencia de investigadores, que acapararía el antiguo convictorio y un edificio nuevo de siete plantas”, explican fuentes vecinales a El Confidencial. Desde la Iglesia, se reconoce que “ya está todo planificado y la empresa Resa gestionará la residencia. Se trata de una empresa especializada en gestión de residencias universitarias. La intención es que la nueva residencia de doctorandos e investigadores nos permita mantener la residencia de sacerdotes contigua, donde residen los sacerdotes de más de 70 años e incluso el arzobispo emérito de Barcelona Lluís Martínez Sistach. Nuestra voluntad y la del Ayuntamiento es explicar el proyecto con luz y taquígrafos”.

Según algunas fuentes, con los ingresos obtenidos por esa residencia se podrían solventar los déficits de la actual residencia de sacerdotes. Los vecinos, sin embargo, no las tienen todas consigo. Para empezar, se trata de un recinto catalogado. “La ficha de Patrimonio dice que los edificios están catalogados y que se han de conservar los jardines. Y hay dos jardines. El Arzobispado sostiene que el jardín protegido es el del interior de la isla, pero en la ficha de Patrimonio habla de jardines en general, por lo que no se puede hacer ninguna diferenciación. Luego, hay otro tema: el de los usos. Resa tiene 30 residencias universitarias, entre ellas una de doctorandos e investigadores ubicada en la calle Hospital de Barcelona. Pues bien, esta residencia se anuncia en internet como hostal y allí se puede alojar cualquier ciudadano. Lo que nos tememos es que el proyecto del Arzobispado en Les Corts sea el proyecto de un hotel encubierto, ya que si en la residencia de la calle Hospital se puede alojar quien quiera, en esta suponemos que también”.

“Los jardines son privados”

Desde el Arzobispado se desmiente este extremo. “Solo será una residencia para investigadores, no abierta al público en general”, afirma un portavoz del Arzobispado a El Confidencial. Respecto al tema de los jardines supuestamente protegidos, este portavoz señala que “no hay controversia respecto a ellos. Son propiedad del Arzobispado y no están protegidos. Nuestra intención no es dar ningún pelotazo urbanístico. Y para que el tema sea más transversal, la operación depende de la Fundación Sant Josep Oriol, en la que también están las diócesis de Terrassa y Sant Feliu, es decir, toda la provincia eclesiástica de Barcelona”.
Los portavoces de la Iglesia subrayan también que “desde el Ayuntamiento se ha dado validez al proyecto. Tenemos todos los papeles en regla y los permisos. Y ya está firmado el contrato con la empresa gestionadora”.

Por parte de los vecinos, se pide “una mayor implicación del Ayuntamiento, ya que nos dicen que el tema fue aprobado por el anterior alcalde, Xavier Trias, y ahora ya no se puede dar marcha atrás”. Fuentes municipales corroboraron este extremo a El Confidencial, aunque subrayan que aún falta la licencia final de obras que, a la vista de la documentación aportada y los permisos concedidos, deberá concederse finalmente.

Uno de edificios afectados por el proyecto del Arzobispado de Barcelona en el barrio de Les Corts.
Uno de edificios afectados por el proyecto del Arzobispado de Barcelona en el barrio de Les Corts.

Este martes tendrá lugar una reunión de todas las partes en la sede del distrito municipal para mediar en el asunto. Los vecinos entregarán una carta de protesta firmada por la casi totalidad de entidades cívicas del barrio a los responsables del Ayuntamiento pidiendo que paralice el proyecto hasta conocer exactamente qué se va a hacer y que se examinen los permisos por si están todos en regla o si se han saltado alguna normativa para permitir que se realicen las obras. De momento, ya han reunido más de 900 firmas en un comunicado que se presenta bajo el lema ‘No al hotel, Sí al jardín’, en el que dejan constancia de su oposición al proyecto.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios