NINGUNA PROPUESTA DE LA OPOSICIÓN FUE A PLENO EN CUATRO MESES

El proceso independentista catalán se lleva por delante los temas sociales

JxS asegura que ahora se aprobarán soluciones pero hasta el momento ni una medida sobre resoluciones de problemas sociales ha sido admitida a trámite en el Parlament

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda al expresidente catalán y líder de Convergència Democràtica de Catalunya, Artur Mas, durante el consell nacional de los convergentes. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda al expresidente catalán y líder de Convergència Democràtica de Catalunya, Artur Mas, durante el consell nacional de los convergentes. (EFE)

¿Prima el Gobierno catalán el proceso y lo antepone a las necesidades sociales? Todo depende del color del cristal con que se mire. La oposición acusa al Ejecutivo catalán que preside Carles Puigdemont -y, de rebote, al Parlamento, donde cuenta con el apoyo de la CUP- de vetar los temas sociales en detrimento de los identitarios. Desde Junts pel Sí (JxS), la coalición que engloba a ERC y CDC, se niega la mayor: los temas sociales son prioritarios.

Ante ello, la oposición carga contra el Ejecutivo con una ristra de datos. Para empezar, se da la circunstancia de que hasta ahora solo se han aprobado iniciativas relacionadas con el proceso, o sea, con la independencia, y ni una medida sobre resoluciones de problemas sociales -la oposición ha presentado una ristra de propuestas- ha sido admitida a trámite en el Parlament.

“Nosotros planteamos en el pleno del Parlamento temas como la violencia de género, las becas comedor y la educación infantil y JxS y la CUP las tumbaron. Los temas de necesidades de la gente, como los desahucios o la pobreza energética, se han distribuido entre varias consejerías”, explica a El Confidencial Eva Granados, portavoz del PSC en el Parlamento autonómico. Los socialistas han puesto sobre la mesa de Puigdemont una hoja de ruta con 16 prioridades sociales “que no pueden esperar”.

Desde Junts pel Sí explican que ya está "agendado un pleno monográfico sobre la pobreza" y que en breve habrá "otro sobre la renta mínima"

“El Parlamento ha dejado aparcadas un conjunto de propuestas de resolución sobre temas sociales. Se presentaron para llevarlas al pleno pero finalmente irán a comisión”, dice Santi Rodríguez, portavoz adjunto del PP. El líder parlamentario de los populares, Xavier García Albiol, se reunió esta semana con Carles Puigdemont y le entregó un documento con “15 soluciones a los problemas de los catalanes”. El propio Albiol, tras el encuentro, subrayó esta circunstancia y que “Puigdemont responde con tres propuestas por la ruptura”. Es decir, con el inicio de tramitación de las leyes sobre la Hacienda catalana, la Seguridad Social catalana y la Ley de Transitoriedad Jurídica, que, para más inri, son inconstitucionales según el TC.

Roger Torrent, adjunto al portavoz de JxS, señala por su parte a El Confidencial que “en absoluto se dejan de lado los temas sociales. Ya está agendado un pleno monográfico sobre la pobreza y en breve agendaremos otro sobre la renta mínima. Pero también se ha de tener en cuenta que ya hemos creado comisiones nuevas, que es el lugar donde se han de debatir todos los temas”.

La reacción al 9-N

Rodríguez, por su parte, critica que se vetasen propuestas de resoluciones sobre temas sociales presentadas en el pleno. “El 9 de noviembre, JxS y la CUP presentaron una propuesta de resolución y fue aprobada [la rupturista o de inicio de la desconexión, que luego fue anulada por el TC]. Resulta que esa propuesta sí la quisieron llevar, pero cuando planteamos temas sociales, que son los que de verdad preocupan a la gente, los vetan. Como reacción a esa resolución del 9-N, comenzamos a presentar propuestas sociales semana tras semana y los dos partidos coaligados rechazaron que fueran a pleno”.

Primera sesión de control al nuevo Gobierno catalán celebrado el pasado día 3. (EFE)
Primera sesión de control al nuevo Gobierno catalán celebrado el pasado día 3. (EFE)

Roger Torrent justifica ese veto. “Es una cuestión de metodología, de procedimiento. Todos los temas, normalmente, se ven primero en comisión. Con esto quiere decir que no se rechazan en absoluto las propuestas presentadas sobre temas sociales, sino que se han de hacer desde donde toca. En estos momentos, ya están constituidas las comisiones e incluso alguna de ellas presidida por grupos de la oposición. Pero sí es cierto que hay determinadas proposiciones, como la del 9-N, que pueden ir directamente al pleno. ¿Por qué? Por su repercusión y porque su temática es transversal, generalista. Además, se planteó que fuese aprobada en pleno porque, en aquel momento, no estaban constituidas las comisiones sectoriales”.

El portavoz adjunto del PP, Santi Rodríguez, critica esta metodología “porque atrasa mucho la solución de problemas. En el tiempo que ha pasado, ya se hubieran podido convocar varios plenos y aprobar resoluciones para solucionar los problemas pendientes”.

Torrent recuerda que cuentan con un plan de choque "para mejorar la situación del país y ayudar a los más vulnerables de manera coyuntural"

Eva Granados, por su parte, destaca que la nueva composición del Gobierno y los equilibrios de poder restan operatividad a la lucha contra la pobreza y las desigualdades. “En el tema de la pobreza energética, por ejemplo, si un señor deja de pagar la luz, ha de ir a asistencia social, de la consejera Meritxell Bassa, de Asuntos Sociales (ERC). Pero el fondo de las eléctricas lo recauda el departamento de Empresa, de Jordi Baiget (CDC), mientras que Meritxell Borràs (CDC) lleva el tema de vivienda. No se entiende que haya que tocar tres consejerías diferentes para solucionar un problema concreto”.

Torrent, por su parte, aporta otro dato interesante: “No prima el proceso sobre los temas sociales. Son dos caras de la misma moneda. Nada está por encima de las cuestiones sociales y, evidentemente, no eludiremos ningún debate. Pero les recuerdo a la oposición que tenemos un plan de choque que es una medida urgente y necesaria para mejorar la situación del país y ayudar a los más vulnerables de manera coyuntural. Es un plan 'ad hoc' ante la emergencia social de muchas familias”. Pero Granados replica que “el plan de choque pactado entre JxS y la CUP parece haber sido hecho para despistar. Lo que más importa es el proceso”.

Y Torrent remata: “Lo que pretendemos es dotarnos de herramientas para ayudar a la gente. Y el proceso es necesario, porque en un Estado independiente tendríamos mejores herramientas para solucionar los problemas. Pero no por eso el proceso prima sobre los temas sociales”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios